Opinión

Editorial: Mandela, un ejemplo para Colombia

Redacción

09/12/2013 - 11:45

 

Nelson MandelaTras la muerte del gran líder africano Nelson Rolihlahla Mandela el pasado 5 de diciembre, los homenajes y muestras de cariño se han sucedido con una emoción incontenible. El mundo entero ha reconocido el valor de un hombre valiente y de su maravilloso legado de libertad y dignidad.

No ha habido y no habrá otro hombre como Mandela. Su lucha frente al racismo más execrable, el sacrificio de 27 años de cárcel y su capacidad para liderar un país en medio de tantas complejidades y rencores hacen de él una persona única. Por no decir irrepetible.

Sin embargo, podemos aprender de su existencia. Este gran hombre puede ser el ejemplo a seguir para naciones como Colombia que aspiran a dejar atrás un sinfín de conflictos y desilusiones, una espiral interminable de odios y recelos que impiden el correcto ejercicio de la democracia.

Nelson Mandela realizó cuatro acciones de inmenso valor que cambiaron definitivamente el devenir de Sudáfrica e hicieron posible creer en la convivencia armoniosa de gentes tan diferentes.

La primera de todas fue abandonar el uso de la violencia durante su encarcelamiento en la prisión de Rodden Island. En ese momento, nuestro querido Mandela descubrió que el uso de las ideas y del diálogo tenía una repercusión más notable en el tiempo y en el mundo que cualquier acto de violencia.

Esa filosofía inspirada en las luchas de Ghandi y Martín Luther King aportó credibilidad y consideración a su causa. Mandela supo transformarse en  un hombre capaz de negociar, dialogar y representar a un pueblo entero sin renunciar a sus ideales y su dignidad.

La segunda acción advino también en la cárcel, cuando en 1984 el gobierno del presidente sudafricano Botha se acercó para ofrecerle un trato de favor. La idea era acabar con ese mito creciente con una libertad en un territorio autónomo pero Mandela se negó y mostró ser incorruptible. Antes de buscar la libertad para él mismo había que otorgársela a toda su gente.

Finalmente, ya estando en el poder, Mandela supo perdonar a los rivales por su indecencia y, además, estableció un modelo valioso para la democracia negándose a perpetuarse en el poder.

De esta manera, nos mostró a todos que el poder ha de buscarse con un firme propósito: el de servir al pueblo, y ése es el gran ejemplo que los políticos, negociadores y electores colombianos deberían seguir durante este proceso de Paz.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Entre la traición y el olvido: el caso de los mercenarios colombianos en Haití

Entre la traición y el olvido: el caso de los mercenarios colombianos en Haití

  El 7 de julio del 2021 los medios de comunicación de todo el mundo cubrían la noticia que rodeaba el asesinato del presidente de ...

Del acuerdo, Nobel, Fast track, reformas y otras apariciones

Del acuerdo, Nobel, Fast track, reformas y otras apariciones

Hay quienes se creen todas las adulaciones, que refuerzan al final el dicho popular; el vivo vive del bobo... Sucedió que el NO le ...

Timoratos y sexualidad

Timoratos y sexualidad

Viendo el programa «Pregunta Yamith», donde entrevistaba al doctor y director del DANE, Mauricio Perfetti del Corral, y después en...

Mano dura con los indisciplinados

Mano dura con los indisciplinados

De la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 surgieron importantes instituciones que hicieron un gran aporte al enriquecimiento del ...

El día D de la pandemia en Colombia

El día D de la pandemia en Colombia

A través del presente acontecer incierto, la pandemia del Covid 19 ha sido forzosamente didáctica, pedagógica hasta límites incalcu...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La historia detrás de la canción “La piragua” de José Barros

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Aproximación a la definición del Arte

Eduardo Vásquez | Artes plásticas

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Tres poemas de Luis Mizar

Donaldo Mendoza | Literatura

La Poesía de Gabriel García Márquez

José Luis Díaz Granados | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados