Opinión

Editorial: La Semana Santa como espacio de concordia y superación

Redacción

14/04/2014 - 11:55

 

Editorial: La Semana Santa como espacio de concordia y superación

El espíritu de la Semana Santa abre cada año una puerta al diálogo interno, a la reflexión y el perdón.  Es un paso enorme, crucial, para entender el recorrido de una vida llena de sacrificios e incomprensiones.

La Semana Santa es un episodio religioso de reconciliación con la humanidad, un nuevo aliento para creer en lo que no se ve, para sentir y escuchar al próximo, para abrir nuevos horizontes y, sobre todo, para esperanzarse con un futuro mejor.

En estos días de reencuentro, queremos invitar a la reflexión pero más allá de los cánones religiosos y de los dogmas, de las barreras y rivalidades que puedan levantarse inconscientemente entre un credo y otro por la dinámica de la vida misma y la de creer que una iglesia u otra es mejor.

El espacio de concordia que abre la Semana Santa supera todas las diferencias políticas, religiosas y personales que puedan existir. Es el momento en que lo material deja de ser una necesidad inmediata y dictatorial, y cede el espacio a una aceptación magnificada de sí mismo y de lo que nos rodea.

Durante esta Semana Santa, enfoquémonos en lo que nos acerca al vecino o el familiar, en esos momentos de alegría que hacen que la vida tenga sentido, en esos gestos inesperados del desconocido que resplandecen en esta existencia donde el ritmo se acelera.

Pensemos en grande y valoremos esta región del Caribe. Dejémonos impregnar del fastuoso espectáculo de la plaza Alfonso López, en Valledupar, y del encuentro con el patrono Santo Ecce Homo.

Reconciliémonos con el río Guatapuri, abandonado a su suerte cuando en realidad debería estar en nuestros brazos. Miremos la Sierra Nevada de Santa Marta como ese pedazo de tierra que alumbra a un Valle y pensemos en reconciliaciones mayores como el proceso de paz o como otras fuentes de división que han podido interponerse en el pasado.

Atrevámonos a hacer lo que antes no se había hecho. Invitar a un café, un libro, un paseo, una charla, una visita, un abrazo, un beso. ¿Y si de eso se tratara la Semana Santa: dar un poco de sí sin esperar nada a cambio?

 

PanoramaCultural.com.co

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Francia: ¿el pasado no perdona?

Francia: ¿el pasado no perdona?

Con la declaración del presidente François Hollande, “Francia está en guerra”, luego del escalofriante saldo de 129 muertos qu...

A propósito de la inseguridad en Valledupar

A propósito de la inseguridad en Valledupar

Por estos días etiquetaron en mi perfil de Facebook, una pregunta realizada a todos los precandidatos que buscan este 25 de octubre ...

Cómo se llega a la fama

Cómo se llega a la fama

  El vallenato es el género de música popular colombiana que ha demostrado su constante evolución y al tiempo la conservación de ...

Una palabra enorme

Una palabra enorme

  Hay palabras cortas que encierran una infinitud de sentimientos y sensaciones, amor, por ejemplo, es una de las palabras con una ...

Quiero

Quiero

  Quiero mirarte con los ojos cerrados, dibujarte sin pinceles ni colores, quiero cantarte sin voz, en silencio, abrazarte sin mis br...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados