Opinión

Paro agrario del 28 de abril: próxima lección de dignidad

Fabio Andrés Pinto

28/04/2014 - 11:10

 

Colombia lleva más de dos décadas de apertura económica, siguiendo a rajatabla el consenso de Washington y la receta neoliberal dictada por el Banco Mundial y otros organismos, quienes, auspiciados por todos los gobiernos desde el de Cesar Gaviria hasta el de Juan Manuel Santos, han golpeado salvajemente la economía nacional, imponiendo desde privatizaciones hasta leoninos Tratados de Libre Comercio (TLC) con diversas naciones.

Sin duda, uno de los sectores más afectados por esta política en contra del interés nacional es el sector agrícola, el cual se ha visto abandonado no sólo al ir desapareciendo los subsidios y la ayuda estatal que beneficie su actividad, sino a través del desmonte de las barreras proteccionistas y al favorecer la importación de los alimentos y demás productos que se pueden producir en nuestro país, agregándole a ello que ha sido arrasado por el modelo extractivista que ha consumido y desplazado la frontera agrícola nacional.

En consecuencia, cafeteros, paperos, cacaoteros, lecheros, ganaderos, paneleros, arroceros, horticultores, maiceros y demás productores agrícolas se manifestaron en 2013 contra esta política antinacional, protagonizando el paro nacional agrario de agosto y demás movilizaciones como el paro cafetero de febrero, firmando acuerdos y confiando en la palabra del gobierno que una vez más ha sido incumplida (1).

A través de una declaración, Dignidad Agropecuaria, organización que agrupa a un sector importante de productores y empresarios agrícolas, ha declarado un paro para el 28 de abril, debido al incumplimiento de la mayor parte de los acuerdos pactados con el gobierno en lo que respecta a los TLC, al tema de los créditos, costos de insumos, medio ambiente e importaciones (2). Este Paro se encuentra justificado por el descontento de sectores que por años han visto el abandono de gobiernos que persiguen intereses diferentes a favorecer la soberanía nacional y el trabajo, que representa la vida de cientos de miles de familias.

Teniendo el sector agrícola nacional una crisis tan profunda, el Gobierno nacional representado por el Ministro de Agricultura y el Ministro del Interior (3), ha gastado esfuerzos por evitar a como dé lugar el paro agrario deslegitimando por todos los medios su origen, argumentando que es un paro con intereses políticos e ignorando el clamor de los sectores que a él se sumarán.

El departamento del Cesar no es la excepción en esta cadena de indignación,  puesto que sectores como el arrocero se han manifestado y han anunciado que, de seguir trabajando a perdidas, podrían declararse en quiebra (4), lo que significaría un golpe para la región dada la importancia que tiene este sector en la producción agrícola departamental. Con la reciente creación del Comité Pro Defensa Del Sector Agrícola Del Cesar se alistan baterías para la jornada del 28 de Abril y para seguir defendiendo al campo, que a su vez significa defender la soberanía alimentaria del departamento y del país.

Una vez más se demuestra que la organización y la movilización social son claves para la defensa de la dignidad del pueblo Colombiano.

Extra: Se fragua desde el gobierno la muerte de la producción industrial nacional con la firma del TLC con Corea, otro tratado “de pájaro con guayaba madura” que tiene a empresarios y a trabajadores tratando de evitar aprobación por el Congreso de la República.

Referencias:

(1) Acuerdos incumplidos al agro. Aurelio Suarez

(2) No hay tiempo de llorar Presidente, ¡viva el Paro Nacional Agrario!

(3) “No veo un paro agrario”: MinAgricultura

(4) Arroceros en riesgo de quiebra

 

Fabio Andrés Pinto

@AliasFabioPin

Sobre el autor

Fabio Andrés Pinto

Fabio Andrés Pinto

Visión alternativa

Nacido en Valledupar. Ingeniero electrónico. Músico. Coordinador del Centro de Estudios del Trabajo (CEDETRABAJO, Cesar). Miembro de la dirección departamental del Polo Democrático Alternativo. En este espacio se describe y se reflexiona sobre la situación del país y de la región.

"Cuando los gobiernos temen a la gente, hay libertad. Cuando la gente tema al gobierno, hay tiranía", Thomas Jefferson. 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Lo que pesa un General

Lo que pesa un General

En una democracia verdadera un General debe tener los mismos derechos que un ciudadano del común, pero en esta democracia imperfecta...

Constitución, juventud y academia

Constitución, juventud y academia

  Por estos días, darse a la tarea de discriminar uno por uno los males que aquejan a la sociedad colombiana, especialmente en mat...

La reversión de la infraestructura de telefonía móvil en Colombia

La reversión de la infraestructura de telefonía móvil en Colombia

Una buena noticia ha recibido el pueblo Colombiano en los últimos días debido a que la Corte Constitucional ha declarado exequibles d...

Insomnio postplebiscito

Insomnio postplebiscito

Era plena madrugada del 3 de octubre del 2016, se me era imposible conciliar el sueño, eran muchos los pensamientos que colisionaban...

El corroncho contemporáneo

El corroncho contemporáneo

Con mucha frecuencia, se difunden noticias y denuncias por diferentes medios de comunicación acerca del escaso espíritu cívico de ci...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Los caminos de la literatura colombiana

Yeny Lorena Grisales | Literatura

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

La pedagogía del maestro Leandro Díaz

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

El vallenato entró por Mompox

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados