Opinión

¡Cuidado, el lobo acecha!

Diógenes Armando Pino Ávila

22/05/2014 - 11:40

 

En estas semanas hemos asistido al espectáculo más grotesco que se pueda presentar en campaña política alguna, trapos sucios al sol en medio de la calle.

Se ha dicho que Javier Antonio Calle Serna, alias Comba, que manifestó que varios narcos recolectaron 12 millones de dólares para que JJ. Rendón estructurara una propuesta para someterse a la justicia. Rendón dice que no recibió el dinero, pero que sí le planteó a Santos lo del sometimiento de los narcos, Santos dice que sí fue cierto que recibió la propuesta y que, como era su deber, se la entregó a la Fiscal Vivian Morales, La ex Fiscal dice que sí recibió la propuesta pero que la estudió y la declaró inviable. Nadie niega que exista la propuesta, ninguno acepta haber recibido dineros del narcotráfico. Hasta ahí me parece serio el desenlace de la historia, ninguno negó que hubo la propuesta.

Al día siguiente de este escándalo, la fiscalía allana una sala de interceptaciones ilegales, el cerebro de la organización delincuencial era un empleado de la campaña de Oscar Iván, ante el barullo armado, los periodistas indagan a Zuluaga sobre si conoce a Andrés Sepúlveda el hacker de las interceptaciones, Zuluaga dice que no lo conoce. El hacker dice que trabajaba en la campaña de Oscar Iván y ante esta afirmación Zuluaga “recuerda” que sí, que el hacker tiene un contratito en su campaña. Rodrigo Pardo director de Noticias RCN saca a la luz pública que Sepúlveda el hacker fue presentado por el ex embajador Luis Alfonso Hoyos, quien fungía con el pomposo y sofisticado cargo de “asesor espiritual” de la campaña de Zuluaga y que llegaron a RCN vendiendo información contra el proceso de paz. Aquí en este momento sale el senador Uribe Vélez y asevera temerariamente que todo es un montaje para tapar el escándalo de los dólares de JJ. Rendón y que él tiene pruebas que demuestran que ese dinero lo recibió Rendón, y va más allá, sostiene que dos millones de dólares de este dinero entraron a la campaña de Santos.

La acusación de Uribe obliga a que Santos saque a uno de sus pesos pesados, el expresidente Gaviria, quien sale a la plaza a desafiar a Uribe para que muestre las pruebas y en tono enérgico lo llama mentiroso a lo que Uribe guarda silencio. Luego, sale el abogado de Uribe, en reversa, a decir que el senador Álvaro Uribe «nunca» ha dicho que tiene «pruebas» que lo que dijo era que tenía «información». La fiscalía llama a Uribe a preliminares para que aporte las pruebas, este no asiste, lo cita de nuevo y Uribe se niega a hablar. Entre tanto, sale el hijo de Zuluaga y sorprende a todo el mundo diciendo a la prensa que la campaña de su papá fue infiltrada y que tienen conocimiento de que hay un video ilegal para incriminar a su padre. Al día siguiente, hay un centelleo neuronal en el cerebro de Zuluaga y dice que sus asesores le «recordaron» que sí se había reunido con el hacker, pero que dicha reunión fue informal y no pasó de cinco minutos. Días después la revista Semana publica un video de 21 minutos, en él, sin ninguna duda, aparece el candidato Oscar Iván, sentado hablando con el hacker, éste le muestra las páginas donde hace propaganda negra contra el proceso de paz y contra la campaña Santos. Zuluaga le pide un nuevo ataque y tratándolo de “hermano” le dice que quedan apenas 30 días para realizarlo.

La cúpula del Centro Democrático sale a desmentir la evidencia del video y el argumento de fondo, el único que se les ocurre, es decir que es un montaje para perjudicar a Zuluaga que supuestamente remontaba en las encuestas. Al día siguiente, sale en los medios unas declaraciones de un hacker ético de nacionalidad española y apellido Revert, que no solo confirma las chuzadas y la campaña negra, sino que es la persona que hizo el video de Zuluaga con el hacker y, además, sostiene que tiene 15 videos más que incriminan al candidato del Centro Democrático y que Uribe sabía de las chuzadas. Dijo que se había chuzado a Piedad, a Petro y al patito feo de Pachito Santos.

Este panorama descrito nos obliga a tomar una decisión trascendental: Los amigos de la paz debemos apostar fuerte y desde ya a votar por el mandato de la paz, en contra de los pregoneros de la guerra. No podemos esperar la segunda vuelta, esto hay que resolverlo en la primera, ya que no podemos dar el menor espacio, ni la menor oportunidad a aquellos que hacen los negocios con la guerra, mandando nuestros hijos al campo de batalla, mientras que los de ellos están en el exterior o aquí en Colombia escoltados por la policía, andando en camionetas de alto blindaje prestadas por las fuerzas militares y viviendo en casas de la policía sin pagar arriendo, mientras acumulan ganancias con los negocios de sus zonas francas creadas a su medida o usufructuando los beneficios de Agro Ingreso Seguro o quién sabe qué otro negocio turbio de los tantos que hicieron en esos ocho años nefastos de gobierno pasado.

 

Diógenes Armando Pino Ávila

@Tagoto

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Ávila

Diógenes Armando Pino Ávila

Caletreando

Diógenes Armando Pino Ávila (San Miguel de las Palmas de Tamalameque, Colombia. 1953). Lic. Comercio y contaduría U. Mariana de Pasto convenio con Universidad San Buenaventura de Medellín. Especialista en Administración del Sistema escolar Universidad de Santander orgullosamente egresado de la Normal Piloto de Bolívar de Cartagena. Publicaciones: La Tambora, Universo mágico (folclor), Agua de tinaja (cuentos), Tamalameque Historia y leyenda (Historia, oralidad y tradición).

@Tagoto

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El olfato perdido del partido Liberal

El olfato perdido del partido Liberal

Tengo entendido que uno de los animales mejor dotado del sentido del olfato es el perro, pues según leo en Internet, el perro tiene al...

Crisis, dependencia e identidad

Crisis, dependencia e identidad

Decir que, desde los tiempos de la Conquista y la Colonia, se forjó la dependencia de Latinoamérica, no es ninguna novedad, como ta...

Mejor caribe que costeño

Mejor caribe que costeño

La revista Soho perturbó la psiquis pendenciera y bulliciosa del costeño, pues a principio de febrero publicaron un artículo del p...

El palo de cotoprix

El palo de cotoprix

Inicio esta breve exposición presentando mis sentidas disculpas a los puristas y defensores de la mejor expresión del lenguaje, por l...

La miseria rueda en dos llantas

La miseria rueda en dos llantas

Cuando exclamamos que “el diablo anda suelto”, es porque nos está tocando caminar con él en las mismas calles. La necesidad con...

Lo más leído

El aire del bosque y otros placeres

Rosa Cintas | Medio ambiente

Llorar antes que perecer

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El viejo traje del alcalde

Andy Romero Calderon | Opinión

Ay cosita linda, mamá

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Héctor el Curioso

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

Azul y amarillo

Giancarlo Calderón Morón | Literatura

Literatura, educación y ciudadanía

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados