Opinión

Editorial: La Educación como prioridad

Redacción

11/08/2014 - 11:50

 

El discurso de posesión del presidente Juan Manuel Santos del pasado jueves 7 de agosto trató de resaltar las líneas de lo que debe ser una nueva era.

En esta presentación optimista –que busca recrear un nuevo paradigma– sobresalieron 3 pilares de un programa que ya podía vislumbrarse en su campaña: la paz (como base fundamental para la prosperidad), la equidad y la educación.

Ante la perplejidad  de ciertos sectores sociales, el deporte colombiano apareció en ese discurso como el perfecto ejemplo de que conceptos hasta ahora opuestos pueden agruparse en un mismo proyecto: ilusión/sueño y realidad, confianza y resultado, trabajo y éxito.

“Miren a James Rodríguez, que recibió esta mañana en España el Botín de Oro al máximo artillero del Mundial de Fútbol! ¡Miren a nuestra Selección o a Falcao! ¡Miren a Catherine Ibargüen, a Nairo Quintana, a Mariana Pajón!

Colombia no es la misma desde que sus deportistas creen en sí mismo y tocan la victoria con las dos manos. Y bien evidentemente, esta Colombia seguirá transformándose con la Paz por la que apuesta el presidente.

Sin embargo, queremos resaltar la importancia del tercer pilar como una de las máximas prioridades para el devenir del país: la Educación es el garante de la cohesión y el desarrollo equilibrado de esta nación multicultural.

A través de un programa de Educación integral y abierto a la gran parte de la población, podremos asegurar que los valores democráticos y del trabajo honrado prevalezcan, pero también facilitar el conocimiento inter-étnico, promover el respeto al medio ambiente y mejorar la productividad económica.

Para eso es necesario el compromiso no solamente del Gobierno nacional sino de todos los actores políticos regionales, departamentales y municipales para que las iniciativas no caigan en el olvido después de 4 años.

El primer paso a seguir para lograr “el país más educado de América Latina en 2025” (objetivo mencionado en el discurso de posesión) pasa por una agenda consensuada entre municipios/gobernación y Gobierno nacional, donde las acciones sean el reflejo de una intención y de un verdadero compromiso.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Minas antipersonas, la muralla china del terrorismo en Colombia

Minas antipersonas, la muralla china del terrorismo en Colombia

Los grupos terroristas de las Farc y el ELN han sembrado el terror y el dolor en los campos colombianos. Si toda la fuerza y el empe...

Se perdió la capacidad de asombro

Se perdió la capacidad de asombro

  “El problema de esta sociedad es que la gente inteligente tiene muchas dudas, mientras que la gente estúpida cree tener la cer...

Talentos ocultos: el homenaje a tres mujeres excepcionales

Talentos ocultos: el homenaje a tres mujeres excepcionales

  El cine es, a pesar de todo, a pesar de la industria comercial, una gran ventana al conocimiento. Y lo hemos visto en ciertas oca...

Las confabulaciones en la Historia

Las confabulaciones en la Historia

Dentro de las mejores estrategias para ganar una guerra o alcanzar un objetivo, la confabulación es el vehículo ideal para lograr v...

Aguachica y la poesía

Aguachica y la poesía

  Al momento de escribir esta nota, deben estar arribando a la localidad de Aguachica, en el departamento del Cesar, por lo menos d...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Vera Mercado Meza: actuación, poder femenino y amor

Fabrina Acosta Contreras | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube