Opinión

Carta de un cesarense al Presidente Santos

Diógenes Armando Pino Sanjur

13/08/2014 - 12:00

 

Apreciado Presidente,

El pueblo Colombiano como hace Cuatro años tuvo a bien confiar en su persona los destinos de la Nación, confianza que usted con trabajo y pulcritud ha retribuido para que esta Colombia Grande y Valiente comenzará a ser además de una nación justa, una nación próspera.

Por eso su decisión de arriesgarse a emprender caminos nuevos para resolver los problemas fundamentales de la nación fue acompañada por 7.839.342 votos que volvieron a encontrar en usted y su Gobierno de Prosperidad para Todos una alternativa para seguir constituyendo una gran alianza y consolidar la Colombia que Todos Soñamos: en paz, próspera, equitativa para este pueblo sufrido.

En su nueva posesión, como hace 4 años, inició con ese agradecimiento “¡Gracias a Dios! ¡Gracias, Colombia! pero a diferencia de la primera no incluyó la Unidad Nacional, la Seguridad Democrática y mucho menos al expresidente Uribe a quien en ese momento agradeció por dejarnos un país donde es posible hablar de progreso, de prosperidad, donde es posible hablar de futuro y es posible hablar de paz!, Dios gracias, se dio cuenta que las cosas no estaban así.

En esta ocasión su discurso lo enfocó en tres pilares fundamentales: la paz, la equidad y la educación, los cuales se convierten en la hoja de ruta de su Gobierno en el próximo cuatrienio, pilares que se constituirán en la visión que nos cambiará para siempre; por eso hoy quiero exhortarlo a que, con su política y programa de gobierno, convoque a las mejores inteligencias, las mejores voluntades, y que logre un gobierno de éxito que ponga fin a esta oscura noche de medio siglo de violencia y atraso.

Es necesario trabajar incansablemente para que ningún colombiano se levante por la mañana con la incertidumbre de su sustento diario. Sólo así, señor presidente, será posible la existencia de una sociedad con fuerza colectiva, capaz de soñar un futuro común y mejor para de esta forma asegurar para siempre la prosperidad de las siguientes generaciones.

Presidente Santos hoy percibo con alegría un avance importante en las políticas estatales por eso celebro y veo con satisfacción su decisión, que la partida destinada a la Educación sea el más grande dentro del presupuesto nacional, por encima incluso del de defensa y seguridad, porque un país educado puede alcanzar las transformaciones necesarias para lograr el mejoramiento de las condiciones de vida de todos su habitantes.

Por todo esto elevo una plegaria a Dios para que lo bendiga y colme de sabiduría durante su Gobierno para que las metas fijadas en este cuatrienio se concreten y podamos pasar la página y expresar con orgullo que cesó la horrible noche, y así dar paso al nuevo amanecer lleno de progreso y bienestar que los colombianos merecemos.

Señor Presidente, como ciudadano que apoyó su candidatura, como cesarense, solicito su gestión para que su compromiso con los habitantes de la segunda ciudad del Cesar, Aguachica, sea una realidad y pueda contar con una solución definitiva a la problemática del agua y de esta forma proteger la vida de sus habitantes y mitigar el sufrimiento de todos por la carencia de este preciado líquido.

Asimismo me permito manifestarle que Tamalameque al sur del Departamento del Cesar fundada en 1.544, este 27 de Septiembre cumple 470 años, pero a pesar de su antigüedad, ha sido una población sumida en el olvido estatal. Por eso acudo a su compromiso con las regiones y comunidades más necesitadas de la geografía nacional para solicitarle obras e Inversión del Estado y que esta conmemoración sea el revivir de esta de esta población.

Señor presidente sólo me resta desearle éxitos y consolidación de su política de gobierno para que nuestra querida Colombia navegue triunfante al puerto de la paz, el mejoramiento de las condiciones de vida de sus ciudadanos, el progreso y desarrollo que nos lleve a convertirnos en la primera economía de América.

Porque… “a Colombia en Paz, con equidad, y educada, no la frena nadie”.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur

@mafranpisa

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Sanjur

Diógenes Armando Pino Sanjur

Tamalamequeando

Diógenes Armando Pino Sanjur, más conocido como May Francisco, nació el 24 de junio de 1976 en un pueblo mágico lleno de historia, cultura y leyendas situado en la margen derecha del Río Magdalena llamado Tamalameque. Hijo de los docentes Diógenes Armando Pino Ávila y Petrona Sanjur De Pino, tiene 2 hijos, May Francisco y Diógenes Miguel, los cuales son su gran amor, alegría, motor y mayor orgullo. Abogado de Profesión, despertó su interés con la escritura de su padre quien es escritor e historiador, se declara un enamorado de su pueblo, de su cultura (la tambora) y apasionado por la política como arte de servir.

1 Comentarios


Jabón LeBron 17-10-2017 11:48 PM

Los únicos que no se están levantando con la incertidumbre del sustento diario son los de las farc... Si no,encuesta y verá....

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Renovación o hecatombe

Renovación o hecatombe

En este año político nos queda una de dos opciones: la renovación o la hecatombe. La renovación no puede llevarnos al concepto ne...

Aguachica y la poesía

Aguachica y la poesía

  Al momento de escribir esta nota, deben estar arribando a la localidad de Aguachica, en el departamento del Cesar, por lo menos d...

Del cóndor legendario al cóndor herido

Del cóndor legendario al cóndor herido

  La casualidad nos atrapa de muchas maneras. Parece macondiano, que alguien de nombre Iván, R. Duque, tenga como alias, Ernesto Bá...

Entre estos está El Rey

Entre estos está El Rey

Como ya es costumbre en esta columna, y a escasos días de iniciar la competencia más esperada en el País Vallenato, me aventuro a da...

El padre Florez y la Marsellesa

El padre Florez y la Marsellesa

  En varias oportunidades, he manifestado que el año 1972 fue un despertar integral, un inicio ascendente y reconfortante en las act...

Lo más leído

El Bogotazo, 9 de abril de 1948: el relato de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en la prensa

Yeison Yamir Martínez Mejía y Peter Henry Ortiz Garzón | Historia

La política, el bogotazo y la muerte de la esperanza

Carlos Alberto Salinas Sastre | Historia

Consejos para jóvenes escritores

José Luis Hernández | Literatura

Pastor López: el verdadero pastor de la música tropical

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Jorge Oñate, el cantante que grabó más clásicos vallenatos

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Gitanos: érase una vez América

Ricardo Hernández | Pueblos

Visiones de Curramba, la bella

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados