Opinión

Editorial: El cuento oral, un género híbrido en constante evolución

Redacción

25/08/2014 - 11:40

 

Editorial: El cuento oral, un género híbrido en constante evolución

Andrés García en Ibercaribe 2014La narración oral reviste un cierto misterio. A medias entre la narración clásica escrita y el espectáculo escénico, resulta a veces difícil definirla ya que termina siendo una fusión de técnicas.

El Encuentro de Narradores Orales del Caribe, en su paso por varias ciudades del litoral caribeño, nos ofreció una clara perspectiva sobre este arte insólito. Artistas como Andrés García (Medellín), Leonardo Ramos (Bogotá),  Carlos Pachón (Bogotá) o Richard Mora (Cúcuta) expusieron algunos de sus mejores cuentos en unos escenarios donde, a menudo, la participación del público era solicitada.

Los cuentos de cada uno, todos muy variados en sus temáticas, cogieron una dimensión muy particular en función del ritmo de narración, sus gestos, sus acentos y su forma de entrar a dialogar con la audiencia.

La discusión de fondo que se impone aquí podría resumirse de este modo:  ¿La cuentería debe considerarse como literatura o teatro? Y es necesario mencionar que esta discusión no es nueva. El ensayista Jota Villaza explica en un artículo titulado “La cuentería: el nuevo viejo arte escénico” que han existido muchas las discusiones banales y serias acerca de si la cuentería es teatro o es literatura, “o si incluso no es más que una moda pobre, sin la poética necesaria para considerarla un arte o una artesanía”.

El mismo autor señala en su escrito que desde el año 1995, no son pocos los estudiantes de literatura, artes y comunicaciones en Colombia que han investigado en sus tesis el vínculo que existe entre cuentería, teatro y literatura.

Desde las conclusiones que aporta un estudio publicado por la Universidad Javeriana (El Relato digital), la cuentería aparece como un género híbrido con un connotado “temple popular” que se apoya en la tradición folclórica o literaria.

También apunta a que la Narrativa oral no busca solamente rescatar la tradición sino que la recita en función de un público con intereses diversos, y por lo tanto, no trata de preservar sino de transformar.

Las narraciones orales presentes en el Encuentro Ibercaribe –y  gran parte de las narraciones orales de carácter urbanas– se caracterizan por su flexibilidad y adaptabilidad. Tienen un lenguaje actualizado que genera a veces un efecto irreverente, pero que confirma la teoría de un cruce de géneros puros como la literatura, el teatro o la poesía.

“La narración oral urbana participa de la literatura en cuanto que muchas de sus fuentes proceden de la tradición literaria y del folklore. Pero también la creatividad misma, la preparación del número, emparentan al narrador con el actor, con el dramaturgo y con el director de teatro. Posee por eso pluralidad de referencias y capacidad para combinar varias prácticas” (El Relato Digital, Universidad Javeriana).

 

PanoramaCultural.com.co

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Don Catalino salió triste de El Contento

Don Catalino salió triste de El Contento

Se puede comenzar este escrito diciendo que don Catalino Estrada salió muy triste de El Contento. Él vivía en ese corregimiento de G...

Canciones inéditas, una letanía poco creativa

Canciones inéditas, una letanía poco creativa

  Cerrado el telón de la versión conmemorativa de medio siglo del Festival de la Leyenda Vallenata, con mente reposada y diluida ...

Las confabulaciones en la Historia

Las confabulaciones en la Historia

Dentro de las mejores estrategias para ganar una guerra o alcanzar un objetivo, la confabulación es el vehículo ideal para lograr v...

Llegaron los tres reyes magos vallenatos

Llegaron los tres reyes magos vallenatos

Interrumpo mis vacaciones por arte de magia. Regreso a Valledupar y encuentro anuncios por todas partes: Se alquilan balcones. Por c...

El trasfondo oscuro de la Marcha por la Familia

El trasfondo oscuro de la Marcha por la Familia

Nada más peligroso que la creencia de la supremacía de una masa convencida de marchar por lo correcto: la defensa de la familia. Lo...

Lo más leído

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

La casa de mi abuela

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Las tres derrotas de Álvaro Gómez Hurtado

Eddie José Dániels García | Opinión

La lectura, según Roland Barthes

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados