Opinión

Editorial: Colombia celebra su Patrimonio cultural

Redacción

31/08/2014 - 12:50

 

El mes de septiembre representa en toda Colombia un momento de reencuentro con sus fiestas y costumbres. Es el momento para celebrar lo que la distingue, conocer la historia de sus bailes o entender el valor de sus edificios históricos, su gastronomía, sus lenguas o su arte.

Anualmente, el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección de Patrimonio y del Decreto 853 de 1998 de la ley de Cultura 397 de 1997, convoca a todas las autoridades departamentales, distritales, municipales, territorios indígenas y comunidades negras a participar activamente en la celebración del Mes del Patrimonio.

Es una fiesta de todos y para todos, que requiere la implicación de vecinos, dirigentes y visitantes. Éste debe ser un momento de orgullo y alegría, pero también de reflexión y responsabilidad para visibilizar y conservar lo que une a una comunidad, lo que la caracteriza, así como lo que está en peligro de desaparición.

En el caso de Valledupar, el Mes del Patrimonio ya cumple su sexta edición consecutiva gracias a los esfuerzos de la Fundación AVIVA y un entramado de organizaciones que, año tras año, cooperan con eventos e iniciativas.

Este año 2014, la programación del Mes del Patrimonio en Valledupar se centra en gran parte en las Celebraciones y Tradiciones populares, aunque siempre cabe destacar la importancia de su Festival Gastronómico, sus conversatorios, algunos conciertos destacables y el concurso “Los niños pintan el patrimonio”.

Es innegable que una de las mayores preocupaciones este año en materia de patrimonio local es el estado de conservación del Centro histórico de Valledupar que ha ido perdiendo su atractivo por la falta de inversión y sensibilidad, tema al que hemos podido dedicar tiempo y en el que todavía se espera una respuesta comprometida de parte de las instancias de poder municipales.

Otra gran preocupación es el Patrimonio Natural de Valledupar (la arborización de la ciudad, el río Guatapuri, las reservas naturales y otros puntos de gran riqueza biológica) que, debido a la falta de control y el efecto del fenómeno del Niño, se ha visto seriamente afectado seriamente en los últimos años.

Uno de los lemas que, desde el principio, ha sustentado la celebración del Mes del Patrimonio es su carácter colectivo y cívico. La recuperación y el la conservación de todos estos elementos están en nuestras manos. No esperemos a que el otro haga un gesto. Seamos el primero en hacerlo y unámonos a las iniciativas de otros para que toda Colombia salga ganando.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: El dinamismo cultural de las ciudades del Caribe colombiano

Editorial: El dinamismo cultural de las ciudades del Caribe colombiano

  El desarrollo de una ciudad no se valora únicamente por su dinamismo económico, sino también por su actividad cultural. El Sec...

Violencia en el noviazgo: una realidad evidente

Violencia en el noviazgo: una realidad evidente

Cuando hablamos de la violencia en el noviazgo, nos referimos a las relaciones de pareja que no están casadas o viviendo en unión l...

El boliche cultural

El boliche cultural

Durante el tiempo anterior al voraz incendio que amenazó su integridad, y el posterior traslado al sitio de hoy, el mercado público d...

Alejo es y será por siempre de El Paso

Alejo es y será por siempre de El Paso

He leído recientemente un artículo publicado en el diario El Heraldo, en el cual se afirma que algunos personajes del Municipio de El...

50 años del departamento del Cesar (IV): La política en el nuevo departamento

50 años del departamento del Cesar (IV): La política en el nuevo departamento

  La cosa política siguió igual que cuando pertenecíamos al Magdalena, lo único que había cambiado eran los actores, o mejor l...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube