Opinión

No todos los saludos valen tanto

Jorge Nain Ruiz

19/09/2014 - 08:00

 

Diomedes Díaz / Foto: BlogVallenatoEn la pasada entrega de la revista Semana, el polémico y controvertido hombre de la farándula vallenata Álvaro Álvarez –más conocido como el triple A– prendió el ventilador contra algunos artistas vallenatos y contra muchos de sus colegas al publicitar lo que coloquialmente se conoce como un secreto a voces –y que ya todos sabíamos–, pero nadie se atrevía a decirlo a los cuatro vientos.

El triple A se despachó y habló de precios exorbitantes, se auto-incriminó y delató a sus colegas, pero lo más grave es que ya se anuncian retaliaciones contra él por parte de algunos de los mencionados en la entrevista.

Pero no todo es color de rosa como lo pinta Álvarez. Si bien algunos cantantes famosos suplieron parte de los ingresos que dejaron de percibir por los efectos de la piratería (recurriendo a otra fuente de recaudo como el pago de saludos y aprovechando la egolatría de algunos servidores públicos y particulares que no saben qué hacer con la plata y como dice el dicho “lo que no nos cuesta hagámoslo fiesta” despilfarran en una cuestionable forma de hacerse publicidad), la gran mayoría de artistas se encuentran en el otro extremo, es decir envían saludos que no les representan a veces ni la compra de un Cd.

Cuantos cantantes de vallenato no se han aventurado a saludar locutores o hijos de locutores con la esperanza de que estos por lo menos le pongan en la emisora alguna vez su trabajo y como dice el adagio regional: “Se quedan chiflando iguana”.

En el vallenato se saludan a familiares que en la mayoría de ocasiones hay más bien que regalarles el cd  para que escuchen el saludo, se saludan también personas por recomendación de un amigo a veces simplemente porque le gusta ese tipo de música o porque alguien quiere congraciarse con él o ella.

También se saluda a los familiares de los demás músicos que hacen parte del conjunto o simplemente porque un saludo en una canción vallenata es una forma de demostrarle a esa persona que se le quiere y se le tiene presente, luego entonces si tomamos una muestra de 20 cantantes de vallenatos un setenta u ochenta por ciento no recibe las sumas astronómicas de las que habló el triple A.

Puedo también dar fe de que algunos cantantes famosos saludan desinteresadamente a muchas personas porque tienen su corazoncito y definitivamente la plata no lo es todo, el mismo Diomedes creo que en su carrera artística hizo más saludos de cariño que pagados, o si no pregúntenle a Jaime Araujo Cuello.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El racismo como ADN de la humanidad

El racismo como ADN de la humanidad

  Cada vez que sale a la luz un video de violencia policial estadounidense contra los afrodescendientes, la noticia se propaga como...

Un contundente No

Un contundente No

No existe mayor tortura para una persona que quiere leer o escribir que el No tener tiempo para hacerlo. Después de las 12 mil legua...

Valledupar, paraíso de mi alma

Valledupar, paraíso de mi alma

Desde que llegué a Valledupar sentí una  sensación muy  particular con la energía  de esta gente afectuosa llena de calor huma...

Respirando paz y nos asfixia Odebrecht

Respirando paz y nos asfixia Odebrecht

  En nuestro país, después de iniciado en firme el proceso de paz y el cese bilateral del fuego, se vive y se respira un ambiente...

La cultura del dinero fácil

La cultura del dinero fácil

Hace un par de años leí un escrito de Gabriel Garcia Márquez en donde señalaba que la peor secuela del narcotráfico era la cultura...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

¿Por dónde le entra el agua al coco?

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

Otro festival vallenato en Cundinamarca

Jorge Nain Ruiz | Opinión

El fútbol, una pasión desde siempre

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

El Cesar tiene sed

Carlos Cesar Silva | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube