Opinión

Las mafias de los festivales vallenatos

Jorge Nain Ruiz

03/10/2014 - 10:50

 

Los festivales vallenatos son como un festín para un grupo de personas que actúan en ellos como aves de carroña en pro del rebusque económico, esto ha conducido a que muchos de estos eventos se encuentren en vía de extinción y éstas son algunas modalidades de mafias que operan en ellos:

En muchos casos quienes fomentan la corrupción son los mismos músicos participantes que se dedican a contactar a potenciales jurados para sobornarlos y, como dice el dicho “El que busca encuentra”, no falta quien les atienda y acepte la propuesta de dadivas o coimas a cambio de un veredicto torcido.

Pero el fenómeno también se da a la inversa, aquel que con credencial de jurado se da a la tarea de encontrar al participante dispuesto  a pagar por llevarse uno de los premios ofrecidos y para lograr su objetivo emplea intermediarios o “calanchines” que se vuelven profesionales en la materia.

Es triste tener que aceptar que existe una tercera modalidad en estas mafias que operan en los festivales vallenatos, es decir otro grupo de personas que sin ser participantes ni jurados acuden a este tipo de eventos, solo con el fin de fomentar la corrupción al interior de ellos y así es como opera el fenómeno:

El individuo se encarga de contactar al participante dispuesto a pagar por llevarse un premio y en ocasiones también contacta a algunos miembros del jurado dispuestos a recibir la dadiva, luego entonces tasa su comisión y hace la intermediación, encargándose al final de hacer la repartición del botín.

Existe otra modalidad de corrupción por parte de terceros todavía más avanzada que la anterior, la cual consiste en que “El calanchín” es muy conocedor del tema y se la juega con su conocimiento e intuición apostando por uno o más concursante(s) que les ve opciones de ganar, a quienes aborda y ofrece sus servicios para una supuesta intermediación con el jurado o con los organizadores para que su cliente se lleve el premio, en este caso “El Calanchín” nunca hace contacto con la otra parte y simplemente si su cliente gana, él cobra la coima y no la comparte con nadie.

Lo más terrible de todo este entramado de corrupción es que en medio del barrullo se encuentran personas honestas que nada tienen que ver con el asunto y que en ocasiones llevan la peor parte, porque son los señalados de gestores del supuesto negocio.

Lastimosamente donde hay dinero hay corrupción, luego entonces tenemos que buscar fórmulas para atacar el problema, una de ellas podría ser no entregar premios en efectivo, sino en especie, y como decía El Cacique “Se las dejo ahí”.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El regreso de Silvestre

El regreso de Silvestre

  A Silvestre Dangond Corrales le llovieron críticas y muchísimos insultos cuando tomó la decisión de abandonar el vallenato e ...

Así nació América

Así nació América

Los latigazos caen sobre su espalda con un estrépito devastador, se hunden en su piel morena  con una facilidad escalofriante, como s...

Misiva a los emigrantes de la parranda

Misiva a los emigrantes de la parranda

  Amigos, disculpen que me entrometa en sus gustos, decisiones y finanzas, sé que no tengo derecho a cuestionar sus vidas, soy un ...

La parábola del esmoquin

La parábola del esmoquin

Una de las prendas masculinas que siempre me ha llamado la atención  desde que comencé a presenciar espectáculos televisivos, rei...

El Vallenato le da la razón a los Maestros: viva el paro nacional del magisterio

El Vallenato le da la razón a los Maestros: viva el paro nacional del magisterio

“El maestro va a la escuela diariamente  no le importa que critiquen su aguerrida voluntad  y hay que aplaudir a esa gente tan va...

Lo más leído

La lúcida pasión de escribir

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Derechos humanos vs Barbarie

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Allá no va Lito

Arnoldo Mestre Arzuaga | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados