Opinión

La parranda y la mujer

Rodolfo Quintero Romero

26/11/2014 - 06:40

 

Se celebra esta semana el Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer, instituido por Naciones Unidas, quien ha organizado una campaña mundial de 16 días de activismo contra la violencia basada en género, que va desde el pasado martes 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre, día de los derechos humanos.

No es casual que así sea. Más que un acto miserable de cobardía, la violencia contra la mujer es ante todo una violación a sus derechos humanos, producto de la discriminación y de las condiciones de desigualdad en que vive en esta sociedad patriarcal. A nivel mundial, una de cada tres mujeres ha padecido alguna forma de violencia física o sexual, usualmente ejercida por su compañero sentimental.

En Colombia, según la OMS, cada seis días es asesinada una mujer por su esposo o anterior pareja. Según Medicina Legal, los altos niveles de violencia intrafamiliar, en especial contra mujeres y niñas, ocurren de preferencia los fines de semana, en el seno de sus hogares, ligados a la intolerancia y al alto consumo de alcohol como eficiente coadyuvante.

Dice un célebre paseo vallenato que, “La parranda y la mujer son las cosas que más quiero”. Lo que no menciona la canción pero si lo sugieren las estadísticas de violencia en el Cesar, es que parece que muchos de esos parranderos cuando regresan borrachos a sus casas suelen maltratar a la mujer que tanto quieren.

No exagero. Miren que, en 2013, fuimos los primeros en la costa caribe en acciones violentas contra la mujer. Con una tasa de violencia intrafamiliar de 268,5 por cada cien mil habitantes, no hay quien nos gane por estos lares en ese antiguo deporte popular de maltratar a nuestras mujeres, novias e hijas.

Digo popular, por lo frecuente. No porque se practique de preferencia en la casa de los pobres. No. La violencia contra la mujer no respeta estratos socioeconómicos. Se maltrata, golpea, insulta y hasta asesinan a las ricas, a las de clase media y a las pobres. Es, sin discusión, otra actividad democrática.

El Alcalde debería cumplir su promesa electoral de conseguir que el concejo municipal apruebe la secretaría de la mujer, encargada de formular y ejecutar una política pública que garantice los derechos de las mujeres vallenatas e incluya en todos los programas y proyectos municipales un enfoque de género.

Lo mismo le corresponde hacer al gobernador Monsalvo. Si por Valledupar llueve, por Aguachica, Codazzi, El Copey y San Martín ni se hable. El problema afecta a todo el departamento. No obstante, la violencia contra la mujer se puede evitar. Las acciones preventivas son posibles y necesarias.

La violencia intrafamiliar es un delito, un hecho público y no un problema privado; por eso insisto: en peleas de marido y mujer TODOS nos debemos meter.

 

Rodolfo Quintero Romero

rodoquintero@yahoo.com

Sobre el autor

Rodolfo Quintero Romero

Rodolfo Quintero Romero

Causa común

Rodolfo Quintero Romero. Agrónomo. Máster en Economía, especialista en Derecho del Medio Ambiente y Profesor Universitario. Su columna nos invita a conectar con la actualidad cesarense y entender los retos a enfrentar para lograr un crecimiento sostenible y duradero en el departamento.

@Rodoquinteromer

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El gran demócrata y el pequeño dictador

El gran demócrata y el pequeño dictador

Colombia está políticamente polarizada, el resultado de las elecciones presidenciales pasadas  donde Juan Manuel Santos ganó por ...

José

José "Pepe" Mujica: ¿un poeta metido a la política o viceversa?

Cuenta Gustavo Pereira en un libro imprescindible, “El peor de los oficios”, publicado por Fundarte en 2012, que durante la dinas...

La palabra sagrada vallenata

La palabra sagrada vallenata

  Nosotros, los nacidos en la bella región del Valle de Upar, que no es solamente la ciudad que lleva ese nombre, sino un vasto te...

¡Pero yo no sé, Ernesto, yo no sé!

¡Pero yo no sé, Ernesto, yo no sé!

"Una nota más que constituye un documento para este folclor". Así iniciaba Ernesto MacCausland Sojo las entrevistas audiovisuales que...

¿Qué hacen hoy aquellas glorias? El caso de Jhonny Cervantes

¿Qué hacen hoy aquellas glorias? El caso de Jhonny Cervantes

  Debo iniciar diciendo que ha tenido muy buena acogida esta serie de columnas en las que se les hace un homenaje en vida a aquellos ...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Arqueología e historia en Michel Foucault

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

Animar a leer

Consuelo Gallego Tabernero | Literatura

El Merengue en Colombia

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Ovejea: una invitación a gozarse la música de gaitas

Iván José Arrázola Merlano   | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados