Opinión

Editorial: ¿Cuál debe ser el Día Nacional del Vallenato?

Redacción

15/12/2014 - 05:30

 

Editorial: ¿Cuál debe ser el Día Nacional del Vallenato?

La música vallenata experimentó estas primeras semanas de diciembre en la Cámara de representantes uno de los debates más vivos del año: la fijación de su Día Nacional en Colombia.

Este proyecto -presentado inicialmente por el representante cesarense Alfredo Cuello Baute- puede considerarse como una etapa crucial para la difusión a nivel estatal de los 4 aires que conforman el Vallenato y la aplicación de nuevas medidas para favorecer su popularidad.

Pero el fondo de del debate no está tanto en si habrá un Día Nacional del Vallenato –cosa que parece haber seducido a gran parte de los representantes regionales y folcloristas- sino más bien cuándo debe celebrarse ese día.

Inicialmente, el representante Alfredo Cuello Baute propuso el 27 de abril como fecha simbólica ya que se refiere directamente al día de la Leyenda Vallenata, una etapa importante dentro de las celebraciones que ensalza el Festival Vallenato.

Esta elección vendría a reforzar el protagonismo del Festival Vallenato como elemento principal dentro de la promoción de los diferentes aires y las expresiones culturales que lo rodean, ayudaría a la difusión del mismo evento, pero también concentraría una gran parte de las manifestaciones del folclor vallenato en un solo punto del calendario (la última semana del mes de abril).

En una segunda etapa, el debate lo avivó el representante a la cámara por la Guajira Alfredo Deluque Zuleta, designado ponente del proyecto, al proponer la fecha del 26 de mayo, natalicio de dos figuras claves del folclor vallenato: el cantante Diomedes Díaz y el compositor Rafael Escalona.

Esta propuesta tiene como ventaja  descentralizar las manifestaciones culturales en torno a la agenda anual del vallenato, favorecer un calendario más amplio y exaltar el carisma de dos grandes personalidades de la música vallenata. Sin embargo, también tiene el inconveniente de relegar a un segundo plano una multitud de grandes creadores, intérpretes y trabajadores que se dedican cotidianamente a fortalecer este folclor.

Este último argumento no puede ser tomado con ligereza ya que la idea del Día Nacional del Vallenato es contribuir a la visibilidad de todos los protagonistas de la música vallenata con un criterio global y no afianzar solamente el protagonismo de dos artistas ya internacionalmente conocidos.

Todavía no se ha designado una fecha definitiva -la decisión será nuevamente discutida en el segundo periodo de la actual legislatura por la plenaria de la Cámara-, sin embargo, es importante reflexionar sobre la finalidad de una fecha tan importante para una cultura musical.

 

PanoramaCultural.com.co

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El escultor Amilkar Ariza responde al artículo de Francisco Ruiz

El escultor Amilkar Ariza responde al artículo de Francisco Ruiz

Voy a contestar a un atrevido, agresivo, ofensivo y difamador artículo que fue publicado el día 5 de Agosto de 2014 en el periódico ...

En el canto de la cabuya

En el canto de la cabuya

El Liceo de Bolívar germinó del vientre sagrado de la Universidad de Cartagena como Facultad de Bachillerato, funcionando en el Cuart...

Líneas para reflexionar: una mirada al proceso de paz

Líneas para reflexionar: una mirada al proceso de paz

Desde el 4 de septiembre de 2012 que se inició el proceso de negociación entre el gobierno de Colombia en cabeza del presidente Jua...

Futbol Club Barcelona, identidad nacional y deporte

Futbol Club Barcelona, identidad nacional y deporte

Uno de los temas en el que casi todos los analistas y fanáticos del futbol coinciden es el de catalogar al Barcelona Futbol Club como ...

Músicos vallenatos de escuela

Músicos vallenatos de escuela

  Para nadie es un secreto que nuestros músicos vallenatos se formaron de forma autodidactas o autónoma. También se dice que, en e...

Lo más leído

Esplendor y decadencia de los indígenas taironas

José Javier González de la Paz | Pueblos

Lirio rojo

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Las espadas de Bolívar

Juan Carlos Vela Correa | Historia

Rubén Darío: vida y obra de un poeta insigne

Harold Alvarado Tenorio | Literatura

La parranda y el parrandero en la música vallenata

María Emilia Aponte Mantilla | Música y folclor

Náfer Durán, por ahora no podrá tocar su acordeón

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados