Opinión

Hombres Efe

Yarime Lobo Baute

17/02/2015 - 03:40

 

Yarime Lobo y los Hombres Efe

Pensaba en ellos, en los "Hombre Efe" que me hallase en mi camino, fue uno a la vez, primero fue aquel con rostro de querubín, lo hallé una mañana de septiembre en la puerta de la casa de su madre.

Allí sentados cuales vallenatos de visita en puerta de calle conversamos sobre el ideal del quehacer político y le contaba mis sentidos y razones de participar en política, un tiempo después me encontraba en la arena política enfrentándome a todo un régimen mercantil y nefasto al que pude sobrellevar con decoro y dignidad con mis armas y carencias.

Más orgullosa no puedo estar de aquel ejercicio que me llevase a comprender en medio de la aparente perdida que había ganado, había ganado la experiencia y la convicción de que si era posible hacer política de la sana.

El segundo hombre Efe lo divisé en un salón de aquella mole de concreto que evoca el nombre de la laguna del Sicarare. Allí me cautivó ese segundo hombre cuando en un discurso sentido hablaba de su esposa e hijos como pilares y soporte de su aspiración, tal afirmación aguó mis ojos y motivó a decir unas palabras sentidas ese día.

Llevo en mi memoria aquel momento en donde, por fe y convicción, apoyé las aspiraciones de Ecce hombre. Lejos estaba de saber que lo lograría y le acompañaría por el término de 18 meses en su travesía de transformar Valledupar.

A ambos hombres admiré, respeté y fui fiel mientras bajo su mando estuve, en esa devoción y respeto infinito hacia los que fuesen mi autoridad.

Hoy ambos "Hombres Efe" lejos están de mí, sin embargo, no puedo dejar pasar por alto lo agradecida que estoy con cada uno de ellos. Ambos no han dejado de ser aquellos niños, ese niño bello que vive dentro de cada uno de nosotros, sin embargo ambos algo grandes me enseñaron que cuando ese niño perfecto y puro se deja a un lado el andar se vuelve ambivalente.

No me resta más que bendecirlos a los dos y agradecer al infinito cielo por la existencia y protección de cada uno de ustedes

Sigo mi camino elevando mi mirada al infinito cielo y pidiendo aquella sabiduría y dirección para que se haga en esta tierra su voluntad y no la de los hombres.

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo 

Sobre el autor

Yarime Lobo Baute

Yarime Lobo Baute

Obras son amores

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

@YarimeLobo

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Inconformidad con el Festival Francisco El Hombre

Inconformidad con el Festival Francisco El Hombre

El reciente fin de semana se realizó en Riohacha, La Guajira, el Festival Francisco El Hombre en su versión 2019, y en este espacio c...

La pandemia que sufre Colombia

La pandemia que sufre Colombia

  Por éstos días de calores sofocantes en la Costa Caribe Colombiana y de intenso frío en las cordilleras, igual que la gripe, inv...

Álvaro Uribe cava su propia tumba

Álvaro Uribe cava su propia tumba

Creo que la mayoría de colombianos consideramos al ex presidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez como un hombre inteligente o ...

Carta a un joven uribista

Carta a un joven uribista

Pequeño joven, He querido exponerme a ser boicoteado por escribirte esta carta frágil: las personas inteligentes no discuten con t...

Editorial: Las escuelas musicales y la difusión del folclor

Editorial: Las escuelas musicales y la difusión del folclor

Este mes de octubre, el Ministerio de Cultura hacía un énfasis en el esfuerzo desplegado para sostener y desarrollar una red de esc...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube