Opinión

Hombres Efe

Yarime Lobo Baute

17/02/2015 - 03:40

 

Yarime Lobo y los Hombres Efe

Pensaba en ellos, en los "Hombre Efe" que me hallase en mi camino, fue uno a la vez, primero fue aquel con rostro de querubín, lo hallé una mañana de septiembre en la puerta de la casa de su madre.

Allí sentados cuales vallenatos de visita en puerta de calle conversamos sobre el ideal del quehacer político y le contaba mis sentidos y razones de participar en política, un tiempo después me encontraba en la arena política enfrentándome a todo un régimen mercantil y nefasto al que pude sobrellevar con decoro y dignidad con mis armas y carencias.

Más orgullosa no puedo estar de aquel ejercicio que me llevase a comprender en medio de la aparente perdida que había ganado, había ganado la experiencia y la convicción de que si era posible hacer política de la sana.

El segundo hombre Efe lo divisé en un salón de aquella mole de concreto que evoca el nombre de la laguna del Sicarare. Allí me cautivó ese segundo hombre cuando en un discurso sentido hablaba de su esposa e hijos como pilares y soporte de su aspiración, tal afirmación aguó mis ojos y motivó a decir unas palabras sentidas ese día.

Llevo en mi memoria aquel momento en donde, por fe y convicción, apoyé las aspiraciones de Ecce hombre. Lejos estaba de saber que lo lograría y le acompañaría por el término de 18 meses en su travesía de transformar Valledupar.

A ambos hombres admiré, respeté y fui fiel mientras bajo su mando estuve, en esa devoción y respeto infinito hacia los que fuesen mi autoridad.

Hoy ambos "Hombres Efe" lejos están de mí, sin embargo, no puedo dejar pasar por alto lo agradecida que estoy con cada uno de ellos. Ambos no han dejado de ser aquellos niños, ese niño bello que vive dentro de cada uno de nosotros, sin embargo ambos algo grandes me enseñaron que cuando ese niño perfecto y puro se deja a un lado el andar se vuelve ambivalente.

No me resta más que bendecirlos a los dos y agradecer al infinito cielo por la existencia y protección de cada uno de ustedes

Sigo mi camino elevando mi mirada al infinito cielo y pidiendo aquella sabiduría y dirección para que se haga en esta tierra su voluntad y no la de los hombres.

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo 

Sobre el autor

Yarime Lobo Baute

Yarime Lobo Baute

Obras son amores

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

@YarimeLobo

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La ciudad con mayor inflación no es la más cara

La ciudad con mayor inflación no es la más cara

A raíz de la publicación de los resultados de la inflación del mes de junio, en varios periódicos del país, se reportó que Valled...

Micha, Muchacho Mono

Micha, Muchacho Mono

  En memoria de una de las mujeres más tesas de mi vida. Por allá muy cerca del Valle de Upar, en un pueblito llamado Valencia de ...

Atehortúa: más vallenato, imposible

Atehortúa: más vallenato, imposible

Como en mi época de niño en mi casa no había televisión, el mayor entretenimiento era escuchar la radio, y recuerdo que solo dos ...

El arte de la adivinación

El arte de la adivinación

Antes de ser Ciudad Naranja, Valledupar era noble y hospitalaria, por unos días fue “sorpresa caribe” y hoy es todo al mismo tiem...

Masculinidades tejedoras de nuevas realidades

Masculinidades tejedoras de nuevas realidades

“No queremos ser machos dominantes, queremos ser compañeros de lucha de las mujeres en su camino de emancipación y liberación" ...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Los caminos de la literatura colombiana

Yeny Lorena Grisales | Literatura

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

La pedagogía del maestro Leandro Díaz

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

El vallenato entró por Mompox

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados