Opinión

El ocaso de los Festivales Vallenatos

Jorge Nain Ruiz

16/01/2015 - 07:20

 

Con muchos bríos, y luego de unas merecidísimas vacaciones, regresamos a este espacio con un tema de esos que levantan ampollas, especialmente en aquellos que les gusta leer solo lo que les conviene.

En el mes de diciembre pasado, y después de muchos años de no presentarme como concursante en un festival vallenato, quise comprobar directamente un secreto a voces en el medio, el cual es que los Festivales vallenatos -con excepción del de Valledupar- se encuentran en decadencia o, más bien, en vía de extinción.

Pues me inscribí y participé en el concurso de la Canción Inédita del Festival Tierra de Compositores de Patillal y allí observé en primer lugar que estos eventos se siguen haciendo por enjundia y, tal vez, orgullo de algunos ciudadanos que se niegan a claudicar en el empeño de preservar las raíces del folclor vallenato y de impulsar a la juventud a seguir el camino que trazaron nuestros juglares.

Pude comprobar que este festival al igual que la gran mayoría de estos eventos no ha crecido en muchos años de existencia y, por el contrario, ahora ni se anuncia el valor de la premiación, lo cual hace pensar que la organización previa a la iniciación del festival no cuenta con un presupuesto y recursos claros para su financiación.

Es triste que los organizadores vivan más pendientes del cobro de las entradas a la zona VIP de las presentaciones de artistas invitados que de los concursos en sí. Eso se vivió en Patillal y me imagino que en la mayoría de festivales, en razón a que los gastos que demanda el evento, incluida la premiación, depende de lo que se recoja en el mismo evento, ya que no hay patrocinio o financiación previos.

En lo que tiene que ver con los concursos se ha puesto de moda -y tengo información de- que ya muchos festivales están aplicando el sistema de poner de jurado de la final de todos los concursos a personas nacidas en el mismo pueblo. Esto hace que la amistad y, en algunos casos, la familiaridad incline la balanza hacia los participantes nativos y se pierda la tan anhelada imparcialidad que se requiere por parte del jurado en todo tipo de competencias, de tal manera que ahora es bien difícil que concursantes que vengan de otros pueblos, ciudades y regiones lleguen por lo menos a la final.

Para nadie es un secreto que los gastos en los que incurren los participantes no nativos son bastantes grandes y si ya uno sabe que las opciones de ganar son ínfimas, pues los festivales se quedarán con solo participantes del mismo pueblo.

Colofón: Estuve tentado a escribir hoy sobre la novela de Diomedes, pero voy a esperar ver más capítulos para tener mayores elementos de juicio y la próxima semana les daré mi opinión al respecto.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Desagravio para el Nando Marín

Desagravio para el Nando Marín

  Desde que se anunció que el artista vallenato Silvestre Dangond realizaría el lanzamiento de su nuevo trabajo musical en el sec...

El príncipe colombiano

El príncipe colombiano

“La corrupción es una amenaza contra la libertad, virtud sin la cual ningún pueblo puede construir grandeza” (Maquiavelo) No es ...

Las dos rajadas de Vargas Llosa

Las dos rajadas de Vargas Llosa

A Mario Vargas Llosa se le olvidó hace muchos años, tal vez desde que comenzó a publicar sus obras, en la década del sesenta, que l...

La sequía vallenata

La sequía vallenata

Llegó enero y las cosas en el vallenato no cambian. Pensamos que, por diciembre, escuchar música de ayer era obligatorio, por lo de...

La Reforma del zoológico

La Reforma del zoológico

Cuando creíamos llegar a tiempos de posconflicto, aparecen cada día otras noticias. O las mismas. Algunas vienen desde siglos como ...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La música vallenata en Barranquilla

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Cumbia, Porro y otros aires hermanos

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados