Opinión

El gobernante que merecemos

Diógenes Armando Pino Sanjur

21/01/2015 - 06:30

 

Llegó el 2015, año político, donde los colombianos elegimos las autoridades regionales, los mandatarios que van a regir los destinos de nuestros departamentos y municipios, por eso los aspirantes alistan sus campañas para conseguir el fervor popular y ser electo por su pueblo.

Desde la implementación de la figura de la elección popular para los gobernantes territoriales, nos hemos encontrado con un dilema: ¿Cuáles son los criterios y las cualidades que debemos tener en cuenta para elegirlos?

Muchos deseamos la renovación, un mandatario honesto, transparente, con espíritu de servicio, vocación de trabajo y gestión y sensibilidad social, que privilegie el interés general al personal, que sea conocedor de las necesidades de su comunidad, de su realidad financiera, administrativa y social, que proponga programa de gobierno viable, con financiamiento responsable, sustentable en el tiempo y acorde con la realidad de su pueblo. Asimismo, hallamos que unos pocos anhelan la satisfacción de sus necesidades personales, la politiquería, corrupción, prácticas desleales (compra y trasteo de votos), candidatos demagogos, con propuestas irrealizables.

En este escenario tan complejo, donde nos cuesta tener unanimidad de conceptos en los criterios y cualidades del futuro elegido, creo necesario dejar claro, que son estos conceptos los que hacen posible la escogencia de un gobernante que cumpla sus funciones constitucionales, legales, sociales y políticas que nos garantice una excelente gestión y se convierta en el guía que maneje la hoja de ruta que marque el progreso y bienestar de nuestros pueblos o por el contario optemos por un tirano que nos arrastre al atraso y la pobreza.

Es necesario decidir de forma consciente qué persona vamos a elegir, ya que nuestro voto es decisivo para el futuro de nuestros pueblos. Votemos por ideas, propuestas serias y realizables, más no por componendas, caudillos o partidos, debemos tener claro, que si un pueblo no elige responsablemente a su gobernante su futuro es incierto y el mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes no será el mejor.

Este año el constituyente primario, a través del voto, tiene el sagrado derecho de elegir un buen mandatario y de contera la oportunidad de castigar a los politiqueros que engañan al pueblo para saciar su sed de poder y llenar sus bolsillos, es la oportunidad de oxigenar la política, realizar una verdadera renovación, cambiar las costumbres electorales y garantizar un mejor futuro para las nuevas generaciones.

La decisión está en nuestras manos, cambiar la historia, entregar los destinos de nuestras comunidades a personas con capacidad, ideas y propuestas que nos garanticen el bienestar general, el progreso y desarrollo o seguir en lo mismo. Despertamos ahora o seguimos otros cuatro años quejándonos por una mala decisión.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur

 

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Sanjur

Diógenes Armando Pino Sanjur

Tamalamequeando

Diógenes Armando Pino Sanjur, más conocido como May Francisco, nació el 24 de junio de 1976 en un pueblo mágico lleno de historia, cultura y leyendas situado en la margen derecha del Río Magdalena llamado Tamalameque. Hijo de los docentes Diógenes Armando Pino Ávila y Petrona Sanjur De Pino, tiene 2 hijos, May Francisco y Diógenes Miguel, los cuales son su gran amor, alegría, motor y mayor orgullo. Abogado de Profesión, despertó su interés con la escritura de su padre quien es escritor e historiador, se declara un enamorado de su pueblo, de su cultura (la tambora) y apasionado por la política como arte de servir.

1 Comentarios


Keyla Yadira 21-01-2015 08:19 PM

Excelente...Que buen contexto

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

25 de Mayo, Jineth Bedoya y #NoEsHoraDeCallar

25 de Mayo, Jineth Bedoya y #NoEsHoraDeCallar

El día 25 de mayo es el día nacional por la Dignidad de las víctimas de Violencia Sexual, según el Decreto 1480 de 2014; el cual, s...

Rafael Orozco “El ídolo” es una ficción

Rafael Orozco “El ídolo” es una ficción

En el Municipio de Becerril, tierra donde naciera “El ídolo” Rafael Orozco, se viene gestando una  marcha de protesta para el pr...

¿Lo estamos haciendo bien?

¿Lo estamos haciendo bien?

Muchos creerán que escribir una columna de opinión es tan sencillo como sentarse frente a un computador, escoger un título que cau...

La renuncia del personero

La renuncia del personero

En el Caribe colombiano existe un pueblo de más de cuatro siglos y medio de vida, estancado en el tiempo, sitio que escogió Dios para...

La salud y los juegos de la muerte

La salud y los juegos de la muerte

  En primera instancia, y teniendo presente la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 que dio origen a nuestra actual Constitució...

Lo más leído

Freddy Molina: el recordado poeta del “Amor sensible”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Vincent Van Gogh o la furia de la pintura

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La magia de los libros que fracasan

Luis Mario Araújo Becerra | Literatura

Los primeros cantantes vallenatos

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Impetrando

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

La deuda histórica que asfixió a Haití

Johari Gautier Carmona | Historia

La rana camuflaje y la abuela Mémvè De Ôkêtê

Francisco Ballovera Estrada | Literatura

La fotografía de la cantadora Zoila Torres

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados