Opinión

El cambio, la renovación o continuidad política

Diógenes Armando Pino Sanjur

12/02/2015 - 07:05

 

A medida que se aproxima el mes de octubre, se aviva el ambiente político en cada uno de los municipios del país, esto debido la cercanía de las elecciones territoriales, donde escogeremos a los próximos dignatarios que regirán los destinos de las alcaldías y gobernaciones. Por eso encontramos que los grupos políticos y simpatizantes de las administraciones de turnos, esbozan y sacan a relucir sus obras e inversiones, adelantan una acérrima defensa de la virtud y beneficio de su gestión, por ello abanderan una campaña donde solicitan al pueblo la refrendación de su administración con el apoyo y la escogencia del candidato de su simpatía y afectos.

Son pocos los gobernantes que contarán con este beneplácito, gracias a su excelente trabajo en beneficio de la comunidad. Mientras que otros casos contrarios recibirán la censura  y cuenta de cobro, ya que sus administraciones se han visto envueltas en corrupción, desgreño administrativo, inoperancia o falta de gestión, lo que ha despertado el sentimiento de inconformismo y deseo de cambio.

Los contradictores de los gobernantes en cambio, impulsan una cruzada donde quieren dejar en evidencias los actos de corrupción, desgreño administrativo y falta de planeación de las administraciones, que en muchos casos, han sumido a su comunidad en el abandono, y el desmejoramiento de las condiciones de vida de la su gente.

Son muchos los que abanderan esta iniciativa y reciben la aquiescencia del votante por sus propuestas e iniciativas, que son basadas en un análisis profundo y serio de la problemática de su comunidad y sustentados en la realidad financiera, política y social de su pueblo. Asimismo, encontramos algunos oportunistas que pretenden beneficiarse del inconformismo para incursionar en el ejercicio político con iniciativas vacías e irrealizables, que solo buscan empeoran la situación e embaucar a los ciudadanos.

Por ultimo encontramos un sector que reclama la renovación política y exige la oportunidad para que la juventud, asuma el compromiso histórico de construir un mejor futuro, y se apodere de la toma de decisiones para ejercer el poder con el ánimo de resolver los problemas sociales de su comunidad  y devolverle la confianza a sus coterráneos.

En esta corriente existen muchos jóvenes honorables, preparados para afrontar este reto, y laboran arduamente para ganarse un espacio, a estos posiblemente su comunidad les ve con buenos ojos y a lo mejor les darán la oportunidad para que sean sus representantes. También es cierto que encontramos otros que no merecen esta oportunidad, pues no la luchan, solo quieren que se la brindemos, por el solo hecho de ser jóvenes y no demuestran la actitud y la aptitud para abanderar esta responsabilidad histórica.

Por eso, el compromiso del elector es mayor en cada elección, ya que la necesidad de escoger mandatarios idóneos es vital para que los pueblos se desarrollen y lleven a un feliz término las aspiraciones de un electorado cansado de tanta promesa y politiquería.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Sanjur

Diógenes Armando Pino Sanjur

Tamalamequeando

Diógenes Armando Pino Sanjur, más conocido como May Francisco, nació el 24 de junio de 1976 en un pueblo mágico lleno de historia, cultura y leyendas situado en la margen derecha del Río Magdalena llamado Tamalameque. Hijo de los docentes Diógenes Armando Pino Ávila y Petrona Sanjur De Pino, tiene 2 hijos, May Francisco y Diógenes Miguel, los cuales son su gran amor, alegría, motor y mayor orgullo. Abogado de Profesión, despertó su interés con la escritura de su padre quien es escritor e historiador, se declara un enamorado de su pueblo, de su cultura (la tambora) y apasionado por la política como arte de servir.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Año nuevo, nuevos retos

Año nuevo, nuevos retos

Terminadas las festividades de fin de año, dejamos atrás los acontecimientos del año pasado, donde en el plano internacional Ingla...

Campeones sin perder la cabeza

Campeones sin perder la cabeza

Debo confesar que el futbol no es mi deporte favorito, es más, no tengo deporte favorito, pues la naturaleza, si bien es cierto, no me...

Editorial: La hora de la danza

Editorial: La hora de la danza

  El posconflicto nos abre nuevos horizontes y en ellos caben manifestaciones culturales hasta entonces casi desconocidas. La Danza...

Editorial: Valledupar y su posicionamiento internacional

Editorial: Valledupar y su posicionamiento internacional

En los últimos días, la posibilidad de un hermanamiento de la capital del Cesar con otra ciudad del sur de Francia (Montpellier) ha s...

¿Brasil indignado? Sí, Brasil

¿Brasil indignado? Sí, Brasil

Como el estereotipo que se ha construido sobre los brasileños es que la mitad de su cerebro la dedican al futbol y la otra al carnaval...

Lo más leído

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

El origen del pesebre

Redacción | Ocio y sociedad

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Pacho Cabeza

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados