Opinión

Qué falta de respeto con Villazón

Jorge Nain Ruiz

20/02/2015 - 04:30

 

Iván Villazón

El martes pasado enterraron a Joselito y con él pienso que también se enterró la posibilidad de que artistas de la talla de El Checo Acosta o Ivan Villazón vuelvan a presentarse en el Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla, sencillamente por la falta de respeto por parte de la Fundación Carnaval S.A, quienes incluyeron en su programación un supuesto homenaje al cantante Vallenato Ivan Villazón por sus valiosos aportes a este evento y por cumplir 30 años de vida artística, con el agravante de que el homenajeado no pudo subir a tarima por falta de planeación.

Se dice que el responsable de este desaire fue el gran artista panameño Rubén Blades, quien tenía programada una presentación de dos horas y se tomó más de tres, por petición del público. Sin embargo, no puede endilgársele toda la culpa a Rubén, ya que existe toda una organización detrás de un evento tan importante como el Carnaval de Barranquilla que cuenta con coordinadores de tarima y logísticos que se encargan de controlar los horarios de los artistas. También es cierto que el entusiasmo de algunos interpretes en escenarios como éste, resulta tal que se olvidan del respeto que se merecen sus colegas.

Ojalá que en Valledupar en el marco del próximo Festival Vallenato donde se rendirá homenaje a la dinastía López, no ocurra nada parecido, porque él o los homenajeados de un evento deben ser lo más importante del certamen y lo mínimo que merecen por parte de la organización y todos los demás artistas es comedimiento y respeto.

No me gusta echar leña al fuego, pero el agravio del que fue objeto Ivan Villazón en el pasado Carnaval es de tal importancia que los artistas de este género deberían solidarizarse con este gran juglar contemporáneo y sancionar al carnaval de barranquilla no presentándose ninguno en el próximo festival de orquestas, con eso los vallenatos les enviaríamos un mensaje contundente sobre el respeto que nos merecemos y el aporte histórico que le hemos dado al Carnaval de Barranquilla.

Definitivamente, uno de los principales atractivos que tenía el Carnaval, que sin duda era el Festival de Orquestas viene de capa caída en los últimos años, porque la organización no le ha dado la importancia que se merece, inclusive desde los artistas que invita y promueve hasta quienes se llevan el famoso Congo de oro, que otrora añoraban los grandes y hoy nadie le pone cuidado.

Colofón: El pueblo vallenato en el próximo festival seguro le hará un desagravio a nuestro baluarte Ivan Villazón en sus 30 años de vida artística.    

 

Jorge Nain Ruiz 

@JorgeNainRuiz 

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La duda razonable

La duda razonable

Es, por decirlo de alguna manera, triste lo que históricamente ocurre en el llamado “País del Sagrado Corazón de Jesús”, al que...

Descaro, cinismo e insolencia

Descaro, cinismo e insolencia

“En el siglo XXI no se necesita ideología, todo es por dinero”. Con cierta informalidad comparecen vivamente en el desarrollo s...

Cuando las mujeres cambian

Cuando las mujeres cambian

  Por fin Bob Dylan acepta el premio nobel de literatura, casi al mismo tiempo que muere Juan Goytisolo Gay, el intelectual de las ...

Vientos de guerra…

Vientos de guerra…

“La forma más estúpida de acabar con lo mejor de una sociedad es la guerra”. Abel Pérez Rojas. Éste año recordará el mundo, ...

Boicot, herramienta manual efectiva contra boycott

Boicot, herramienta manual efectiva contra boycott

"Pero lo que yo haga no hace ninguna diferencia, soy sólo una persona” El Capitán Inglés Charles Boycott practicaba su cruel po...

Lo más leído

Los orígenes del teatro

José Manuel García González | Artes escénicas

La Mujer y el Picó

Álvaro Rojano Osorio | Patrimonio

La naturaleza nos jala las orejas

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Despedida

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Ruben Darío Salcedo, un hombre con el corazón de acero

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube