Opinión

El problema económico de los festivales

Jorge Nain Ruiz

06/03/2015 - 04:30

 

Como prometí en la columna anterior, continuaré con el tema de las propuestas para que los Festivales Vallenatos retomen su rumbo y no sigan por el camino del descalabro, como les ha ocurrido a muchos, que incluso ya es casi imposible tratar de revivir.

Ya mencioné en otras entregas, y hoy lo reitero, que tal vez uno de los problemas más estructurales y de fondo que aqueja a casi todos los Festivales consiste en su precaria forma de financiación, que en la mayoría de los casos, depende exclusivamente de apoyo estatal local.

Las fundaciones, corporaciones, o cualquier tipo de organización dedicada a darle vida a un festival vallenato se acostumbraron a depender de los aportes de papá gobierno y solo a escasos meses o días de la fecha señalada, acuden como borregos a la oficina del alcalde a pedir la consabida cuota para cubrir casi el monto total del presupuesto del Festival. Así que el evento depende del estado de ánimo del alcalde, de quienes son aquellas personas que lideran la organización, y si éstas pertenecen al grupo político del mandatario. Depende también de si estamos en temporada electoral.

Dicho de otra forma: depender de la voluntad de un político pone en grave riesgo la continuidad y supervivencia de estos eventos. Por lo tanto, lo que los Festivales vallenatos tienen que hacer es ingeniarse fórmulas para generar ingresos propios y no depender de la voluntad política del mandatario local de turno, eso al parecer los dos únicos Festivales que lo están haciendo son el Festival de la Leyenda Vallenata y el Festival Francisco el Hombre de Riohacha.

Por allá por la década de los 80, se cambió la forma de organizar los Festivales. Antes los concursos se hacían en una plaza pública y eran totalmente gratuitos, y las presentaciones de los artistas profesionales se realizaban en casetas privadas, algunas organizadas por la misma fundación y otras por empresarios particulares que le hacían aporte a la organización del festival.

Como acostumbramos a la gente a traerles artistas famosos y costosos totalmente gratis, es ése el rubro que se lleva la mayor parte de los recursos de un festival. Por eso, lo que hay que hacer es regresar al sistema de espectáculos privados y que la gente pague para ver a sus artistas preferidos.

En la plaza pública solo debería organizarse presentaciones muy cortas para que la comunidad pagando entradas también apoye al evento folclórico y cultural. Ahí se encuentra una forma de financiación casi inexplorada, amén de otras que también hay que buscar.         

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Un festival viendo el vaso medio lleno

Un festival viendo el vaso medio lleno

En el desayuno se sabe cómo va a ser el almuerzo, es uno de los tantos adagios populares que aprendí y que aplico permanentemente en ...

Los templos de la confusión

Los templos de la confusión

Me causa mucha desilusión engendrar estas palabras en pleno siglo XXI. El tema que ahora voy a exponer, tenía que estar pudriéndos...

Chikunguña en Macondo

Chikunguña en Macondo

Con un nombre algo pintoresco, que en ocasiones puede sonar bastante ordinario, el chikunguña, o chikungunya, fue el protagonista del ...

El Vallenato y el aporte de los medios

El Vallenato y el aporte de los medios

  Los medios de comunicación, así como en general las personas naturales y jurídicas en Colombia, tienen unas obligaciones. Entr...

Los 10 columnistas más leídos del 2019

Los 10 columnistas más leídos del 2019

  Esta clasificación se ha convertido a lo largo de los años en un momento simbólico. No tanto por la consagración explícita que...

Lo más leído

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

La casa de mi abuela

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Las tres derrotas de Álvaro Gómez Hurtado

Eddie José Dániels García | Opinión

La lectura, según Roland Barthes

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados