Opinión

Editorial: Más allá de un día dedicado a la Mujer

Redacción

09/03/2015 - 02:40

 

El 8 de marzo es conocido como la celebración mundial del día de la Mujer. Un día para reconocer el valor y la grandeza de quien experimenta en primera persona el milagro de la vida, quien protege, nutre y educa a otro ser que vendrá a ejercer un papel importante en la vida.

Pilar indiscutible de la familia, motor de cambio, transmisora de valores esenciales de amor, sacrificio y responsabilidad, la mujer se merece el más admirativo y constante respeto. El mayor de los mensajes de reconocimiento. ¡Mensaje que –naturalmente– debe relucir en los principales canales de comunicación!

El compromiso debe ser de todos y todo el tiempo. Un compromiso sentido que no sólo se alimenta de palabras y discursos, sino de hechos y concreciones innegables que permitan entender claramente la importancia de la mujer en la sociedad.

En este periódico nunca hemos creído en los homenajes de un día, y en las celebraciones limitadas en el tiempo o muestras fugaces de atención. La Mujer es el verbo y sujeto de una poesía que vibra y se construye día a día.

La mujer es emoción, sensibilidad y sentimiento. Comprensión y escucha. Compasión, destreza  y espíritu crítico. Valores imprescindibles en una sociedad que aspira al diálogo, la tolerancia y grandes retos.

Por todos estos motivos, es necesario asumir el compromiso de visibilizar permanentemente los aportes de la mujer en todos los segmentos de la sociedad y denunciar los abusos que puedan cometerse tanto en el ámbito doméstico como profesional.

A todas las mujeres que leen estas líneas, aquellas que participan puntualmente o asiduamente en este medio de comunicación con sus valiosos escritos, las artistas que dan vida a la cultura de Colombia y la Costa Caribe, gracias por hacer de este espacio un lugar más completo, sensato y real. Reciban nuestro más sincero reconocimiento y una invitación abierta a expresarse y sugerir iniciativas y proyectos durante todo el año.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La utopía de estudiar en Colombia

La utopía de estudiar en Colombia

  Estudiar una carrera universitaria en Colombia se ha convertido en un verdadero laberinto de penurias, las mismas que padecen los...

Carta abierta a la Fundación del Festival Vallenato

Carta abierta a la Fundación del Festival Vallenato

  Señores de la Junta Directiva Fundación Festival  de la Leyenda Vallenata: En varias entregas de esta columna he abordado la ...

Evadiendo la justicia

Evadiendo la justicia

En nuestro país últimamente se está volviendo costumbre que grandes figuras públicas que han ostentado una dignidad en el Estado ev...

Pedro, el irreverente

Pedro, el irreverente

Pedro Antonio es un viejo amigo de tertulias políticas y charlas futbolísticas, además, un compañero con el que comparto aficiones ...

Noches de guacherna

Noches de guacherna

En Tamalameque, como en todos los pueblos del río y de la ciénaga insertos en la llamada “depresión momposina”, desde tiempos in...

Lo más leído

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

Remembranzas de un auténtico juglar: Calixto Ochoa

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Decadencia de un caudillo

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El arroz con leche: una tradición en Latinoamérica

Jennifer Maldonado | Gastronomía

Dioses made in Colombia

Leonardy Pérez Aguilar | Opinión

Las Pilanderas, entre lo paródico y el travestismo

Álvaro Rojano Osorio | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados