Opinión

Balance del pasado Festival

Jorge Nain Ruiz

08/05/2015 - 06:15

 

Terminó la versión 48 del Festival de la Leyenda Vallenata y, como siempre, es preciso hacer nuestro acostumbrado balance, el cual, como es lógico, incluye tanto las fortalezas como las debilidades, los errores y los aciertos.

Debo iniciar diciendo que el Festival de La Leyenda Vallenata, es sin duda y de lejos el mejor evento cultural y folclórico del país y, al contrario de lo que piensan algunos, se ha fortalecido tanto con el paso de los años que hoy camina solito, sin muleta y sin bastón, pero lo más importante, deja al nuevo visitante o turista completamente satisfecho.

Este año el gran plus del Festival fue la parrilla de artistas internacionales invitados al Parque de La Leyenda Vallenata, la cual queda difícil superar a posteriori y de paso con ello la Fundación le metió una bofetada a los empresarios que siempre pescan en rio revuelto intentando competir con la organización oficial. Franco de Vita, Marc Anthony y Juan Luis Guerra, en un mismo evento es algo complicado de hacer.   

La calidad de los participantes en el Festival 2015 fue excepcional, los acordeoneros en la categoría profesional fueron todos de un altísimo nivel, sin embargo se observa un movimiento extraño que el pueblo ha detectado y que es un secreto a voces en el Valle: el hecho de que a la gran final del concurso de acordeoneros profesionales se llega más por apellidos y abolengos que por la calidad interpretativa.

Muchos conocedores no creen que sea suficiente llevar apellidos como Dangond, De Santis o Monsalvo para llegar al Parque La Leyenda y que en el camino se queden los Vega, los Vásquez, los Ortiz, los Hernández a sabiendas de que estos últimos son mejores ejecutores.

Menos mal que el próximo año ya tendremos nuevos mandatarios locales y ojalá no siga la mala costumbre de vivir enfrentados el alcalde con el Gobernador para que se sigan haciendo conciertos alternos supuestamente gratis, cuando todo el mundo se da cuenta que no es otra cosa distinta a un evento comercial donde todo se compra y se vende.

Este año, el turismo batió todos los records en cantidad y en calidad, así lo reconocen los comerciantes por sus ingresos y ganancias, la tienda Oficial de la Fundación Compae Chipuco es un buen termómetro, y su administradora Zulma Valdez se le vio feliz.

Los taxistas volvieron a abusar de las tarifas. Algunos doblaban en carreras cortas el precio real, parece que este es un mal de nunca acabar, la policía cumplió una muy buena labor con la cantidad de retenes para cazar borrachos.

En general, el balance es muy positivo, La Fundación ha tomado muchos correctivos y las próximas ediciones pintan mejores.  

      

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz   

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

1 Comentarios


Aurora Elena Montes 12-05-2015 03:43 PM

Hay un lunar que debe ser borrado para el otro año, las empresas de buses urbanos para los dìas del festival deben aumentar las rutas y su frecuencia, no lo hicieron o fue insuficiente. En los dos dìas de piloneras se tuvo mucha dificultad para el transporte, sobre todo del centro comercial Guatapurì para el resto de Valledupar, debieron enviar rutas para el transporte de las miles de personas que estaban varadas esperando transporte en la parte trasera del centro comercial, hubieran beneficiado a la gente y ellos ganado dinero.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Odio: el reinado del mal

Odio: el reinado del mal

“Odiar a alguien es darle demasiada importancia (y a veces ni la tiene)”, Reflexión. Cada día la sociedad se ve más inmersa en...

Un atentado musical a la tranquilidad

Un atentado musical a la tranquilidad

Hace pocos días, llegué a casa después de una jornada de trabajo extenuante. Eran las 7 o quizás las 8, no recuerdo, pero definitiv...

Error de cálculo

Error de cálculo

Ésta semana que pasó estuvo llena de sorpresas y ésta que va a terminar también, en Colombia se vive el extraño mundo de Subuso,...

Qué alegría, nunca nos roban un Grammy

Qué alegría, nunca nos roban un Grammy

  Terminamos esta semana empatados por todas partes. No acabamos de comprender si los goles chinos de la selección Colombia de fut...

Editorial: El Festival Vallenato, entre puente y catapulta…

Editorial: El Festival Vallenato, entre puente y catapulta…

Cada mes de abril llega con su rumor festivo, la música del Pilón y esos concursos populares de acordeón, que maravillan a toda una ...

Lo más leído

El concepto de Tolerancia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Gonzalo Arango, profeta del Nadaísmo

Jairo Tapia Tietjen | Literatura

¿Qué es el Vallenato?

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Rodrigo Rodríguez, el acordeonista premio Gramy Latino

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El profesor Pedro Jaime Morales, el cachaco

Arnoldo Mestre Arzuaga | Educación

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados