Opinión

Editorial: La Cultura como factor de crecimiento

Redacción

29/06/2015 - 09:25

 

La cultura está ganando mayor protagonismo en la sociedad colombiana. Y esa tendencia ha ido reforzándose desde el año 2012 a nivel nacional.

En cifras publicadas por el Ministerio de Cultura, la actividad del sector de la Cultura ya supera en Colombia ciertos segmentos considerados como claves en la economía hace unos años. Así es como el sector cultural supera los rendimientos de un cultivo tan simbólico como el café.

Y esa tendencia seguirá creciendo, así lo determina la evolución de los países desarrollados. La lógica es que la economía naranja –o economía creativa, bajo este nombre es como se reagrupan todas las actividades económicas ligadas a la Cultura– siga creciendo durante los próximos años con el crecimiento del bienestar, el turismo interno y externo.

A esta economía naranja hay que mirarla con seriedad y profundidad, e integrarla en los proyectos de ciudad. Los próximos candidatos políticos -pero también gestores culturales que integren las Casas de Cultura y otras instituciones públicas–, deben pensar en serios planes para que sus ciudades crezcan de igual manera que lo hará el país.

Obviamente, se trata de mirar la Cultura de otra manera. La Cultura no es una simple actividad recreativa improvisada que favorece la convivencia, y que armoniza las realidades, sino como una plataforma para el desarrollo educativo y económico de una ciudad y de una región entera.

Favorecer la aparición de empresas ligadas al turismo, folclor, edición musical, cinematográfica o literaria (entre muchas otras posibilidades), estructurarlas o encaminarlas hacia diferentes objetivos (rutas turísticas, organización o promoción de eventos), es algo que puede impulsar seriamente una ciudad y todo su tejido económico y social.

Seamos realistas: el gran potencial de la costa Caribe, y por ende, de Valledupar, es el turismo y su cultura. Toda apuesta seria y sostenible debe pasar por una cuantificación y una proyección de esta economía naranja.

De la misma forma, el desarrollo de la economía creativa no puede ir ligado a un solo “Macro proyecto” como el Centro Cultural de la Música Vallenata que, si bien reforzaría el folclor vallenato y la preservación de su memoria, tendría poco impacto sobre la actividad cultural, el entretenimiento y la oferta turística de la capital cesarense a nivel regional y nacional.

Como conclusión: Economistas y dirigentes políticos, sean creativos y consecuentes en sus programas electorales. Prioricen la cultura.

 

PanoramaCultural.com.co 

1 Comentarios


berta Lucia Estrada 29-06-2015 11:45 PM

Buenos dias: ¡Una excelente reflexión! Hace dos años estuve en Praga y precisamente lo que más me llamó la atención es la gran oferta cultural que hay en todas sus calles; nunca había visto algo así de contundente. El turismo es importante pero se convierte en una fuerza mucho más poderosa si se le suma un proyecto cultural que no hace sino enriquecer a la sociedad y al país. Berta Lucía Estrada, autora de la columna Fractales

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Lo mejor del año que pasó (Parte III)

Lo mejor del año que pasó (Parte III)

Para cumplirles con la serie de artículos sobre lo mejor del año, me permito presentarles las canciones nominadas como las más sonad...

Editorial: la anhelada internacionalización del Vallenato

Editorial: la anhelada internacionalización del Vallenato

El deseo de ver el Vallenato convertirse en un género conocido a nivel internacional ha sido expresado por muchos cantantes y composit...

Editorial: A esos lectores cesarenses nacidos con el programa Yo Si Puedo

Editorial: A esos lectores cesarenses nacidos con el programa Yo Si Puedo

La ciudad de Valledupar vivió esta semana un momento de innegable valor para el fortalecimiento de su educación y su estabilidad demo...

Abril, el mes del Festival de la Leyenda Vallenata

Abril, el mes del Festival de la Leyenda Vallenata

Comenzó el mes de abril y con él Valledupar se impregna de un indecible ambiente a Festival. Todo lo que suena –un acordeón, una c...

Respuesta a una columna de Jorge Naín

Respuesta a una columna de Jorge Naín

Colombia es un país libre y democrático, y como tal sus habitantes pueden hacer lo que les plazca dentro del marco legal. Jorge Naín...

Lo más leído

Jaime Garzón, el genial impertinente

María Jimena Padilla Berrío | Periodismo

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Licencia para pedir

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El desquite de Iberia

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube