Opinión

¿Qué es un vallenato clásico?

Jorge Nain Ruiz

17/07/2015 - 06:10

 

Algunos al escuchar un vallenato que les gusta suelen afirmar que es un clásico. Otros cuando escuchan un vallenato de aquellos que escucharon cuando niños, afirman lo mismo; hay unos que al escuchar el vallenato que interpreta su artista favorito también lo identifican como clásico.

Es decir que cada uno, dependiendo de una serie de variables personales, le adjudica a la música el calificativo de clásica. No obstante, lo que conocemos en el mundo como música clásica se refiere a aquella música culta, docta o académica la cual se caracteriza por su formalidad en el vestir de los intérpretes, por los instrumentos y orquestación compleja con la que se interpreta. Es música solo para ser oída. En general, la música clásica suele tener la solemnidad con la que precisamente se contrapone a la música popular.

Entonces cuando hablamos de vallenato, ya sabemos que es una música popular y que si queremos apellidarla con la palabra clásico lo primero que tenemos que dejar claro es que solo empleamos la acepción que significa que la obra a la que nos referimos pertenece a un periodo de tiempo de mayor plenitud en nuestra música o es un modelo digno de imitar y que no se aparta de lo tradicional.

El diccionario virtual Wikipedia define clásico como: “digno de imitación (del latín classicus: perteneciente a una clase, particularmente a una clase superior respecto de una inferior; o sea, lo que debe tomarse como modelo por ser de calidad superior).”

Sin duda la época dorada de nuestra música vallenata, por lo menos hasta ahora, fueron las décadas de los 60, 70 y 80 del siglo pasado, en la cual se le adjudica a sus compositores e intérpretes una calidad superior y un apego a los cánones del verdadero vallenato, lo que ha ido perdiéndose y degradándose con las fusiones, la comercialización y el afán de masificarla e internacionalizarla.

Para muchos un clásico vallenato, es aquel éxito, que ha perdurado durante un buen periodo de tiempo (20 ó 30 años) independientemente de si tiene apego a las características que debe tener un vallenato tradicional. Por eso es que al vallenato de Alfredo Gutiérrez, Aníbal Velásquez o del Binomio de Oro, a quienes en sus épocas se les tildó de romper los paradigmas del vallenato autentico, se le puede llamar clásico en algunas regiones del país, mientras en otras sería un sacrilegio considerarlo.

Para mí el vallenato clásico es aquel que se enmarca en los cuatro aires, independientemente de quien lo interprete, del estilo, o de si es narrativo, descriptivo, costumbrista o romántico y que pertenezca a la época dorada de nuestra música, y como diría mi amigo Ismael Fernández Gámez, no es lo mismo un vallenato clásico que un clásico vallenato.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz 

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Siervo sin agua

Siervo sin agua

Antes de que el sol saliera, a víspera de que este columpiara sobre las cumbres de la sierra nevada de santa marta, con distorsión ...

¿Democracia participativa o representativa?

¿Democracia participativa o representativa?

En Colombia, desde finales del siglo XX, hicimos decididamente el tránsito de una democracia representativa con la que convivimos po...

Tregua para desterrar la guerra

Tregua para desterrar la guerra

La violencia y la inseguridad en las ciudades es consecuencia del conflicto armado que desde muchos años viene azotando a nuestro paí...

El otro muchacho incómodo

El otro muchacho incómodo

Esta es la penúltima entrevista con los aspirantes a alcalde de Valledupar con el joven arquitecto, Andrés Arturo Fernández Cechia...

La deuda de Valledupar con “El Cacique de la Junta”

La deuda de Valledupar con “El Cacique de la Junta”

Por estos días no se habla de otra cosa, ni hay un programa de televisión con mayor rating en Valledupar y el país, que la telenov...

Lo más leído

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

La casa de mi abuela

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Las tres derrotas de Álvaro Gómez Hurtado

Eddie José Dániels García | Opinión

La lectura, según Roland Barthes

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados