Opinión

Jaime si, Alejo no. ¿Regresa La Cachucha bacana?

Edgardo Mendoza

21/07/2015 - 06:20

 

Publica el diario El Tiempo la lista de  las mejores universidades del país y no estamos nosotros. También publica el mismo medio las de peor resultado y no estamos nosotros, para bien de todos. La semana anterior publíca la prensa capitalina los mejores alcaldes y gobernadores del país y tampoco estamos en ninguna de las listas, para  mal de todos. ¿Será que nos quieren borrar de la lista?

En el ideario nacional seguimos siendo un paraje de bohemios y trovadores incapaces de hacer la “Ruta Escalona”, pero rápidos para inventar la ruta del “Cacique” sin ninguna guía, ni planeación, es decir improvisada. Eso somos también, verseadores e improvisadores natos. Siempre los  vallenatos estamos buscando en qué divertirnos y de quien reírnos, somos al fin gente pacífica, ilusos por docenas y contentos por toneladas. Esa rara mezcla que nos deja la guerra con sus desplazamientos nos ha vuelto desconfiados y con intentos serios de insolidarios, una herencia que no tenemos pero nos toca aprender.

Ahora, por ejemplo nos toca reírnos un poco de algo tan serio como la política, o para ser más claros de nuestros políticos. Cada tres horas se anuncian alianzas con quienes van liderando la bulla local. Por ahora tres alegres muchachos que perfectamente califican para galanes de televisión y cine; pero a ellos les gusta una película llamada “Alcaldía ley 550”. Igual dos jóvenes maduros con ganas de ser gobernador en un Cesar que tiene siempre expectativas. No olvidemos que somos una región cultural, tanto, que unas enormes colas se forman cada mañana en las instalaciones de la casa de la cultura local para cobrar algún ofrecimiento real o ficticio, mientras un poeta muere como los niños guajiros, de pura hambre económica. Igual nadie se acerca a la oficina de cultura del Cesar, pues hace 8 meses sigue vacante. Con esos dos ejemplos llenamos nuestra cuota de bohemios incapaces de nada, pero creadores de todos los sueños posibles.

Si las elecciones fueran mañana, tres muchachitos que acaban de dejar los pañales y aún huelen a Arrurú nos pueden gobernar. Tres jóvenes con distintas filosofías de gobierno, tres muchachos preparados pero aún les falta madurar carácter, esa virtud que los años enseñan. Pero como las oportunidades son ahora, toca acompañarlos y como la publicidad de sus pañales de ayer: ¡Hagámoslos juntos pequeñín!

El primero es “iglesiero” multicolor, sabe de convenios y de manejo ciudadano cultural, convencedor, de fluidez verbal como joven abogado; el segundo también conoce los códigos aunque no sus complejos pasos operacionales, el tercero es arquitecto y su manager conoce cada paso en administración. Sabe por dónde entra cada peso al tesoro del municipio y por dónde se puede sacar. Incluso dicen que entre ambos, arquitecto y calculador, fueron quienes asesoraron al “Chapo” Guzmán para ese túnel libertario.

El caso, es que  quienes lideran hoy la bulla, no quiere decir que sean los mejores candidatos de los diez que aspiran a administrar Valledupar. Lina de Armas, por ejemplo tiene excelentes armas para mostrar, pero, como siempre, las vallenatas demoran para darlo. Aclaro, el paso a la política. Intentan y luego se retiran. Darling Guevara,  ahora veo sus fotos en Facebook con los asesores que el alcalde les mandó de apoyo, el médico Jiménez Ditta y el ex periodista Iván Ochoa. Todos esperan instrucciones, son gente fiel. Aníbal Quiróz dio cambio radical, hace rato.

El Doctor Araujo Castro, si conociera la ciudad y su nueva gente, podría ser buen alcalde, pero creo que de la plaza Alfonso López apenas sea capaz de llegar solo a Novalito. Pedro Acuña por su parte, no creo que sepa dónde queda Novalito, pero a ciegas conoce el 7 de Agosto, su sector. Pedrito aun confunde una milla de avión, con el millo de hacer alegrías nuestras ancestrales palenqueras. Evelio conoce la ciudad, pero sus peleas pendejas con imposibles no le dan confianza para vainas serias. El festival ayer y Electricaribe hoy, son sus batallas, la primera inicia en abril y concluye el mismo mes, la otra fue banderita de Ciro Pupo y flamea tan campante que nada va a ocurrirle, excepto reemplazar algunos viejos cables y pagar dos o tres televisores quemados cada diez años que suele durar un proceso en este país de trabas por todas partes.

Robert Romero, buen profesor y abogado, pero con ese liberalismo dividido por ramas, es una lucha solitaria. Pedro Norberto Castro recuerda que es hijo de  Pepe Castro, ultimo patricio liberal, pero todos los que votaron por su padre, murieron o están pidiendo eutanasia por tantas vainas que no esperaron ver  en su ciudad. Jhon Valle Cuello, hoy más de un vago se pregunta. ¿Qué buscará Jhon? ¿Y dónde están sus votos veeeee!

Todos igual sabemos que de ganar alguno de los tres muchachos, ellos serán mandaderos naturales de viejos zorros, hambrientos contratistas y mercaderes políticos, de altas chequeras y contactos en los altos y bajos fondos del turmequé regional. Estos  muchachos y sus esposas estarán pendientes de tomarse fotos con ministros y presidentes, sueñan con invitaciones internacionales a Europa y algunas capitales latinas que aún no conocen, mientras la percepción de la ciudad siga decidiéndose en cifras comparativas. Por ejemplo, la inseguridad bajó, hubo trecientos atracos menos que el año anterior y tres mil denuncias de celulares robados menos que en los dos últimos años. Cifras y cifras de los famosos consejos de seguridad.

Si algo hay que abonarles a los nuevos muchachos, es que están mostrando a sus esposas en cada acto, son mujeres atractivas, jóvenes,  algunas ya se hacen llamar primeras damas. Camila, Sandra, Lisbeth son nombres que debemos practicar bastante. Con Evelio no hay ese problema. Incluso el representante Cristian José en su apoyo a “Tuto” llevó a su esposa Zuly que a propósito fue al mismo peluquero donde asistió la esposa del candidato en referencia. Peluquear es posible.

Enma Margarita y Loretta les tocará una tarea algo difícil, más no imposible por los lados, de la gobernación. Franco Ovalle y Arturo serán harina de otro costal y de otro tiro de chorro para alquilar triples balcones o palcos como en los carnavales de Barranquilla.

Lo que sí dejó el Dr Socarrás como buen vallenato y dador de guiños para su silla de alcalde, es un mensaje directo para José Alejandro Fuentes. El hombre viene “Rodado” hace rato. La cachucha bacana de Alejo, ese sí negro grande, sigue de moda en municipios tan lejanos como  González  en el sur del Cesar. Jaime SÍ, Alejo No.

Esta vaina está que se prende señores. ¡La Candela viva!

 

Edgardo Mendoza

Tiro de Chorro 

Sobre el autor

Edgardo Mendoza

Edgardo Mendoza

Tiro de chorro

Edgardo Mendoza Guerra es Guajiro-Vallenato. Locutor de radio, comunicador social y abogado. Escritor de cuentos y poesías, profesor universitario, autor del libro Crónicas Vallenatas y tiene en impresión "50 Tiros de Chorro y siguen vivos", una selección de sus columnas en distintos medios. Trata de ser buena gente. Soltero. Creador de Alejo, una caricatura que apenas nace. Optimista, sentimental, poco iglesiero. Conversador vinícola.

@hashtag/TiroDeChorro

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Novedades en los festivales de abril

Novedades en los festivales de abril

  A finales del mes de abril se realizan dos importantes festivales vallenatos, ambos en el departamento del Cesar. El primero coin...

Lo que no tiene nombre, el caso de Yuliana Samboni

Lo que no tiene nombre, el caso de Yuliana Samboni

Una vez más el horror, lo que no tiene nombre, es el protagonista de una sociedad que ha enseñado a los hombres que las mujeres son...

Como el oasis en los espejismos

Como el oasis en los espejismos

El último comunicado conjunto de las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP, me ha ocasionado esperanza pero también cier...

Editorial: ¿Cuándo debe declararse bien patrimonial una fiesta popular?

Editorial: ¿Cuándo debe declararse bien patrimonial una fiesta popular?

El debate surgió en el foro sobre el Patrimonio que organizó la Fundación AVIVA en Valledupar. Tras presentar detalladamente las p...

Mitos y realidades: el pachamamismo

Mitos y realidades: el pachamamismo

Son incontables las historias que intentan dar una explicación de los acontecimientos naturales, la mayor parte de ellas se apean con ...

Lo más leído

Esclavitud, cimarrones y palenques

Christian Delgado Escobar | Historia

Los alemanes de Tamalameque

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Corazón de ceiba

Yesid Ramírez González | Literatura

Un rey negro en América latina

Johari Gautier Carmona | Literatura

Si es con engaños, Vamos mal

Andy Romero Calderon | Opinión

A dar más por nuestras universidades públicas

Armando López Sierra | Educación

La pregunta con fundamento para el maestro Escalona

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube