Opinión

Evas musicales tejiendo transformación al ritmo de vallenatos

Fabrina Acosta Contreras

22/07/2015 - 05:50

 

Evas & Adanes / Foto: Feliz Día TV, canal Telecaribe.

Las mujeres somos vientres fructíferos y vivimos en función de preñarnos de sueños para parir nuevas realidades que aporten a la transformación social; es por esto, que hoy he escogido hablar de algunas mujeres (que por fortuna son mis amigas) que hacen música vallenata y que logran a través de ese lenguaje universal aportar al tejido social.

Es importante mencionar un suceso que me ha permitido conocerlas; y corresponde a una iniciativa de la Asociación “Evas&Adanes” denominada “Foro concierto: La mujer en el vallenato”. Y dicha iniciativa no tiene como aspecto relevante desarrollar (exclusivamente) un evento, sino lograr hermandades para hablar un mismo lenguaje y construir un gran propósito; así se logró consolidar un equipo de Evas musicales amantes de la cultura y el arte; equipo en el cual, surgían afectos y sinergias como úteros fértiles que paren al mundo amor y transformación; Valledupar, Bogotá, Barranquilla y Riohacha se hacían un solo territorio: el de las Evas musicales y creativas, no había limites, solo conductos destapados de esperanzas por una nueva cultura de la No violencia, la inclusión y la igualdad.

De esa manera, desde el equipo de Evas musicales se comenzaron a sentir los latidos de puro corazón vallenato con Lucy Vidal, los cantos se escuchan con la elegancia y el carácter natural de Eliana Gnecco, el vallenato acústico se deleita en la potente voz de Carolina Celedón, el alma se nutre con la composiciones celestiales de María José Ospino que llevan a vivir el amor y las notas de un acordeón interpretado con la dulzura de Maria Silena Ovalle.

Esta diversidad integradora otorga al vallenato sabores, formas, colores para diferentes gustos y paladares, y así se despliegan metáforas culturales que logran descongelar los paradigmas patriarcales que insisten en que el vallenato solo es para masculinos, cuando el universo musical permite aperturas infinitas donde pueden aventurar mujeres y hombres: Evas y Adanes, desde una visión de igualdad.

Las Evas musicales se han presentado en varias ciudades y para diferentes públicos; de este modo, para cumplir con la propuesta de equidad, la Asociación Evas&Adanes, decidió que ellas van acompañadas por Adanes compositores invitados para cada Foro concierto, tales han sido: Marciano Martínez, Félix Carillo Hinojosa, Rosendo Romero y un moderador (Ismael Fernández).

Las Evas no son solamente una musa de inspiración, sino también protagonistas del vallenato que pueden componer, interpretar y cantar sin perder la femineidad; y como mujeres tejedoras de paz logran naturalmente aportar a un nuevo edén donde no existan serpientes provocadoras, ni manzanas de discordia, tampoco mentes patriarcales que establezcan el vallenato como algo exclusivo de los hombres. Porque estoy segura que producto de todo el trabajo que se realiza a favor de a igualdad, llegará el día en el cual, se dé por completo el respeto por las diversidades y las relaciones humanizadas donde los disensos pueden llegar a ser consensos, y así  las Evas no sean percibidas como culpables (provocadoras) ni los Adanes como inocentes (provocados).

Es preciso, aclarar que no se desconoce el valioso legado que han dejado Evas maestras como Rita Fernández y la hermosa causa que lideró con su agrupación  “Las universitarias” es decir, que no se está inventando algo, sino que retomamos la valentía que las mujeres han escrito en la historia y nos motivamos a seguir en la causa haciendo el mejor homenaje a ellas al continuar con su apuesta igualitaria y así mismo nos inspiramos en el convencimiento que ellas tuvieron de ser mujeres con la capacidad de ser protagonistas de la revolución del amor.

Viva el vallenato y las mujeres como protagonistas de una cultura de la no violencia, y termino con un ¡Ay Hombe! con sabor a provincia que puede ser interpretado como un agradecimiento a Dios por las Evas musicales, con las cuales, se seguirán pariendo sorpresas para aportar a un nuevo Edén en la Guajira y en el mundo; gracias Lucy Vidal, Carolina Celedón, Maria José Ospino, Eliana Gnecco, y María Silena Ovalle por ser atre-vidas y dar vida a la apuesta de promover la igualdad al ritmo de son, paseo, puya y merengue, es decir, de aplicar una política musical que teje transformación y desarrolla metalenguajes de amor.

 

Fabrina Acosta Contreras

 

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Mujer natal de la hermosa tierra Guajira, nieta de Rita Contreras mujer de 105 años leyenda viva de Villanueva, es Psicóloga, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia, Magister en estudios de Género y violencia intrafamiliar, ha realizado diversos diplomados en gerencia social, trabajo con comunidades indígenas e infancia.

Creyente absoluta del Arte en todas sus manifestaciones, considera que la literatura es el camino a la libertad pacifica de los pueblos. Amante fiel de la lectura y firme aprendiz del arte de escribir. Eterna enamorada de las tertulias y del arte en general, encuentra en ello el camino adecuado para el desarrollo social.

Es creadora y directora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual, lidera diversas actividades de ejercicio ciudadano como la iniciativa cultural denominada: Foro concierto La mujer en el Vallenato, programa radial con perspectiva de género, foro Tejiendo esperanzas, acompañamiento a entidades en temas de equidad e igualdad de género. Entre otras. 

Autora del libro "Mujer Sin Receta: sin contraindicaciones para hombres", y del libro "Evas culpables, Adanes inocentes".

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El eco del Grito

El eco del Grito

Enmarañado entre correos reapareció el mensaje aquel, del pintor Francisco Ruiz, cuya argentinidad conmueve más al saberlo seguido...

El pleito de las hienas

El pleito de las hienas

  1-. Durante los dos gobiernos de Juan Manuel Santos, German Vargas Lleras fue ministro del interior, ministro de vivienda y vicep...

Editorial: Afro y luego colombiano. ¿O viceversa?

Editorial: Afro y luego colombiano. ¿O viceversa?

En esos espacios donde se reivindica la Afrocolombianidad y en esos momentos en los que suena la hermosa poesía heredada de palenquero...

Cuando el fanatismo religioso toca a nuestras puertas

Cuando el fanatismo religioso toca a nuestras puertas

Otra vez la locura, disfrazada de fanatismo religioso, toca a nuestras puertas. Tratan por todos los medios de ahogarnos en el terror...

Valledupar, paraíso de mi alma

Valledupar, paraíso de mi alma

Desde que llegué a Valledupar sentí una  sensación muy  particular con la energía  de esta gente afectuosa llena de calor huma...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Sobre los poetas y la poesía

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

El más romántico y revolucionario compositor

Jorge Nain Ruiz | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube