Opinión

Llegan las panteras rosas

Edgardo Mendoza

31/08/2015 - 07:00

 

Con el alboroto de la política a nivel nacional y ahora el caso de Venezuela que están arrechos (rabiosos en venezolano), han descuidado una noticia que en solo Estado Unidos, 68 millones de mujeres están celebrando.

Es claro.  La venta de la pastilla rosada o “viagra femenino”, como la  llaman, es la revolución de estos primeros tres lustros  del siglo XXI. La oficina Administración de Medicamentos y Alimentos de Norteamérica, FDA  (Faldas Decentes Abajo, en español), anuncia en pocos meses el producto Addyi  (allí, es español) se estará vendiendo en millones de farmacias del mundo, mientras en Colombia puede durar meses por los trámites del Invima, pero como tenemos congresistas y ministras parejas, el caso puede durar pocas horas.

Al igual que el Viagra masculino -es decir accidente científico-, la pastilla rosada fue descubierta cuando los médicos buscaban la cura para mujeres depresivas y encontraron que las causas eran  desgano sexual (trastorno sexual hipoactivo). La misma investigación se hizo con hormigas en los años 60  descubriendo el polvo para matarlas, en este caso fue con mujeres y el efecto es contrario, para revivirlas.

El medicamento clave es la flibanserina (Fly= volar, Bank= banco y Serina= abundancia de ceros), es decir, mujeres volando por acumulación de ceros en sus cuentas, por lo tanto recomiendan compañeros de vuelo con buenas cuentas bancarias. ¡Como es de complejo el  inglés!

Esta sustancia, es decir la flibanserina, actúa sobre los receptores de serotonina y dopamina cerebral que es una especie de fuego para prender las ganas. Como el remedio es para mujeres entre los 30 y 47 años, cabe aquí el dicho que donde hay cenizas es porque hubo fuego. La misión es volver a prender la estufa femenina.

Entre las contraindicaciones del remedio, los científicos dicen que no conviene mezclarse con el alcohol, ni drogas psicotrópicas, tampoco con antimicóticos ni opioides. Ojo con éste último medicamento. En cuanto a los antimicóticos,  referente a hongos, queda claro la masiva publicidad realizada hecho para  las uñas. ¿Recuerdan la Unexia para Onicomicosis en televisión? Es simplemente el aviso anunciado antes del producto; mejor dicho preparar  las bestias para usar las sillas decían los mayores.

Las panteras rosas (así  llaman a las potenciales consumidoras), ahora estarán al par de los hombres en vainas de remedios sexuales, es otra batalla ganada. Algunas preguntas finales que los científicos están respondiendo.

¿Qué pasa si los hombres con tendencias femeninas toman la pastilla?

No pasa nada, incluso en el mercado está previsto que muchos de ellos serán los primeros en probarlas y, como generalmente son casados, tendrán la excusa perfecta ante sus esposas.

¿Cuál es el costo?

Debemos aclarar que mientras los hombres toman una sola, las mujeres deberán tomar diariamente, ya que las cajas traen 100 unidades y hacen efecto solo si se toman diarias, el costo es aproximadamente de 250 mil pesos, pero en Venezuela pueden conseguirse a menor costo con la crisis actual.

¿Cuál es el porcentaje de efectividad?

Según las primeras pruebas entre el 8 y 13 por ciento. El primero  viene de sumar 2 veces 4 por semanas, dependiendo la posición, el segundo por ser un número caprichoso históricamente.

Finalmente, felicitamos a las féminas por ésta nueva conquista médica. Estamos seguros que algunos políticos aprovecharán el descubrimiento para apoyar sus campañas, nótese que los dos punteros para alcaldía y gobernación, Tuto Uhía, ya utiliza el término “avanzar es posible” y Arturo Calderón revientan las plazas con sus gritos: ¡Es ahora!

Por su parte Franco Ovalle que es menos emotivo en esos temas, confía en las investigaciones y tímidamente anuncia: “seguimos por buen camino”.

Como  van las cosas, es cierto que las sumas astronómicas que la ciencia hace para temas sexuales de millones de dólares, ya en Colombia el dólar subió como estaba previsto antes de llegar el furor de las panteras rosas.

Razón tienen los futuristas en decir que las mujeres en poco tiempo tendrán tetas redondas grandes y bonitas, mientras los hombres andarán erectos a toda hora, pero ninguno sabrá para qué sirven, pues la memoria se ha perdido por completo. Aconsejo adquirir muchas USB, por si las panteras rosadas llegan. Y  ya se sienten sus trotes alborotados.

 

Edgardo Mendoza Guerra

Tiro de chorro

Sobre el autor

Edgardo Mendoza

Edgardo Mendoza

Tiro de chorro

Edgardo Mendoza Guerra es Guajiro-Vallenato. Locutor de radio, comunicador social y abogado. Escritor de cuentos y poesías, profesor universitario, autor del libro Crónicas Vallenatas y tiene en impresión "50 Tiros de Chorro y siguen vivos", una selección de sus columnas en distintos medios. Trata de ser buena gente. Soltero. Creador de Alejo, una caricatura que apenas nace. Optimista, sentimental, poco iglesiero. Conversador vinícola.

@hashtag/TiroDeChorro

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Eduardo Pinto Viloria, un año sin ti

Eduardo Pinto Viloria, un año sin ti

“La violencia es el miedo a los ideales de los demás”. Mahatma Gandhi. Esta no es esta una columna más, hoy escribo como hace ...

Editorial: La reivindicación del arte urbano en Valledupar

Editorial: La reivindicación del arte urbano en Valledupar

Podría tratarse del nombre de una banda de rock, o de amantes de comics, pero lo que les une es otra cosa: el arte gráfico. El cole...

Café con leche me quiero casar

Café con leche me quiero casar

Tal cual pasó en el Edén, en donde había tres personajes (Dios, Adán y Eva) y había gozo. Así pasó también en la comarca de M...

Semana de graduación

Semana de graduación

Seis años viendo brotar a chorros la vida por debajo de un uniforme escolar, seis años observando los altibajos con que se forja el...

Las mentiras que se vuelven verdades

Las mentiras que se vuelven verdades

El octavo mandamiento dice muy claramente “no levantar falsos testimonios ni mentir” pero es palabra muerta sólo escrita en los ...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La escuela taller

Alberto Muñoz Peñaloza | Patrimonio

Los piratas judíos del Caribe

Moshe Vainroj | Historia

Las lavanderas de mi pueblo

Fioralisa Castiblanco Eguis | Patrimonio

Ciudades de transición: una nueva filosofía de vida

Eleonora Castelli | Medio ambiente

Síguenos

facebook twitter youtube