Opinión

Masculinidad en ciernes

Gloria Cepeda Vargas

16/03/2016 - 07:50

 

Dicen que Arquímedes, al constatar que el volumen de agua que asciende es igual al volumen del cuerpo sumergido, expresó su asombro con una ¡Eureka! que hizo temblar el mundo.

“El Tiempo” del 8 de marzo, Día de la Mujer, expresa  otro eureka no menos desafiante. Con el título de Nace en el país el movimiento nueva masculinidad, la doctora Martha Ordóñez Vera, Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, dice: “Para lograr la igualdad de género los hombres deben dejar de lado actitudes dominantes y adoptar prácticas encaminadas a lograr esa equidad” ¡Qué idea nueva doctora Ordóñez! ¡Eureka por los australopitecus camino al  homo sapiens! ¡De los machos de pelo en pecho convertidos en varones de lampiño tórax y cerebro frondoso!

Ignoro si lo que propone la funcionaria sea solución para el galimatías donde naufraga a diario la tan llevada y traída equidad de género. El hecho de que nuestros varones “dejen de lado actitudes dominantes” para obtener la anhelada equidad familiar y social, no sería ni el primer avistamiento del cometa Halley ni el descubrimiento de la penicilina. Es decir, si dejaran de convertir sus nidos de amor en rines de boxeo y de mirarnos como a piezas de ropa interior masculina en  realización, otro gallo cantaría.

Además este “nuevo concepto de masculinidad” es una visión cojitranca de lo que quiere expresarse. La masculinidad, tal y como ha sido concebida hasta hoy, no responde a los parámetros de responsabilidad que demanda la evolución humana. 

Masculinidad es un estado trascendido y sobre todo idoneidad necesaria para  entresacar, entre tanta conseja obsoleta y tanto morbo en acción, lo que hace del hombre un caballero.   Lamentablemente, la caballerosidad, rara aleación de reciedumbre y ternura,  nunca ha ocupado el sitio que le corresponde en las expectativas que nos acreditan como especie racional.  

Lo que hasta ahora se considera  esencia masculina, no es más que genitalidad fuera de borda. Entonces,  lo que propone la funcionaria, no es nuevo porque nunca existió como tal. De todas maneras: ¡Que se cuezan  en el horno de la masculinidad bien entendida, los nuevos hombres de sexo masculino! ¿Redundancia? Nada de eso, simple sentido común.

 

Gloria Cepeda Vargas 

Sobre el autor

Gloria Cepeda Vargas

Gloria Cepeda Vargas

Reflexiones y poesías

Gloria María Cepeda Vargas es una poeta colombiana de reconocida trayectoria. Oriunda de Cali, ha vivido sus primeras -pero también sus últimas décadas- en Popayán, por lo que se le reconoce como una autora caucana. Es hermana del político Manuel Cepeda Vargas, líder de izquierda asesinado, padre del representante a la Cámara Iván Cepeda Castro. Ha recibido, entre otros, el Primer Premio y Medalla de Oro, Concurso Internacional de Poesía, Bruselas (Bélgica) 1993; Premio de Poesía "Jorge Isaacs", Cali, Colombia, 1995; y la mención Casa de las Américas, La Habana, Cuba (2000). Algunas de sus publicaciones: "Bajo la estrella" (Popayán, 1960), "Cantos de Agua y Viento" (Premio Jorge Isaacs, 1995); "Carta a Manuel" (Popayàn, 1995); "De la vida y el sueño" (Popayán, 2009); "Canta la noche" (Neiva, 2010).

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

César Bustamante Vides, pionero de la radio en el centro del Cesar

César Bustamante Vides, pionero de la radio en el centro del Cesar

Siempre lo he conocido como una persona inquieta, amante de su trabajo, amigo de sus amigos y un personaje muy significativo para la Ch...

No se dejen robar la alegría ni la esperanza

No se dejen robar la alegría ni la esperanza

  Llegó el Papa Francisco, los medios de comunicación han saturado a los colombianos con noticias baladíes, contando minuto a mi...

La amistad y la política

La amistad y la política

La amistad es un sentimiento desinteresado y puro que une a los seres humanos, los cuales por intermedio de la confianza, lealtad, si...

Una mala salud

Una mala salud

En el colofón de mi columna anterior, me referí a las desafortunadas, groseras e infames expresiones de la columnista Salud Hernánde...

Editorial: El río Magdalena como eje para el desarrollo

Editorial: El río Magdalena como eje para el desarrollo

Los ríos son una vía de progreso que no hay que ignorar. Son corredores de fácil acceso que permiten el desplazamiento de mercanc...

Lo más leído

El Vallenato protesta (I)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Internet: identidad e impacto cultural

Antonio Ureña García | Tecnología

Los altares de Valencia, una historia cincuentenaria

María Ruth Mosquera | Música y folclor

El Vallenato protesta (II)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Delimitación del discurso ensayístico

Delia Barreiro Pérez | Literatura

Hortensia Lanao de Rozo, pidió borrar la violencia del Valle

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Cuando los sueños dictan las canciones

Alex Gutiérrez Navarro | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados