Opinión

Semana Santa, Locura y Paz (¿Y Posconflicto?)

Yarime Lobo Baute

22/03/2016 - 05:30

 

El Domingo de Ramos dio inicio a una semana de conmemoración que finaliza el próximo domingo (Domingo de Resurrección), ¿Pero qué conmemoramos? Nada menos y nada más que la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret, un hombre reconocido como Santo, que en términos actuales: a punta de falsos positivos fue enjuiciado, llevado a experimentar las más degradantes, humillantes y escarnecedoras acciones humanas contra su humanidad hasta aniquilar su último aliento de vida. 

Me pregunto: ¿Qué tanto hemos cambiado desde aquel entonces hasta nuestros días?, ¿cuantas personas con una tesis de pensamiento (Buenas Nuevas) similar a la de Jesús de Nazaret han corrido con igual suerte? ¿Hacer tales acciones es de “Seres Normales” o, en definitiva, es propio de “Seres enloquecidos y cegados” que por miedo atacan y despedazan lo que amenace despertarlos y transformarlos? ¿No es eso un síndrome de locos? ¿Cómo lograr la Paz en medio de un estado mental colectivo carente de cordura?

Cada año religiosamente se hace esta semana de conmemoración, sagrada y disciplinadamente se repiten los rituales, el resultado de todo esto debiera conllevar a una Paz que sobrepasa todo nombre, sin embargo culminada la semana se retoman los paradigmas conductuales que mantienen a la masa colectiva en estado de locura cíclica.   ¿Pero qué es locura? Según Albert Einstein, es: “Seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”. Si esto es la locura, pregunto: ¿Conmemorar esta semana ablandará las consciencias al punto de lograr una paz social? ¿O es una asunto de rituales cíclicos, de show mediático, firmas y ya? ¿Firmar la Paz santificaría a los Locos? ¿Somos unos locos presumiendo ser santos para conquistar la Paz? 

En nuestro interior existen emociones, que cual gobierno en estado de guerra se debaten entre cuatro voces que de manera continua y persistente se mantienen parloteando sin cesar, son la estructura de la mente y sus respectivos compartimientos, cuatro son los pilares que se erigen en la mente, pero contrario a la solidez de los pilares construidos por la mano del hombre, estos pilares son voces, si: voces. Cuatro (4) son las voces que parlotean constantemente en el interior de la mente de todo ser humano, una de ellas es la “Voz del ego”, constantemente está en competencia y nada la satisface, otra es la “Voz del qué dirán” que inhibe y cohíbe por estar en función del pensamiento de terceros, otra es la “Voz enemiga” que desestima toda iniciativa y te hace experimentar la más baja valoración de ti mismo y finalmente está la “Voz del espíritu” que contiene en sí misma la grandeza y sentido de tu existir.

Todos los días son un campo de batalla en la mente de todo ser humano en la que el Espíritu se sobrepone una y otra vez al cruento bullicio que las otras voces suelen hacer para opacar su voz, de alguna manera las Buenas nuevas que traía como mensaje Jesús De Nazaret tenían que ver con esta cruenta batalla existencial, el traía un mensaje de paz y prometía la victoria sobre las otras voces, bien decía “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden” (Juan 14:27). 

¿Se pueden imaginar cómo fueron tomadas las afirmaciones de Jesús de Nazaret en esa época? La época de Pax Romana? Que no era más que una Farsa de Paz, pues por medio de la guerra y de la coacción, es como se podía preservar la “pax romana” al interior del imperio de aquel entonces. De hecho, Cornelio Tácito, un famoso historiador romano de la época, decía: “Llaman falsamente paz a una servidumbre miserable”  La paz que el mundo de aquella época ofrecía estaba basada en las circunstancias. Estaba basada en la política de “pan y circo”. El origen de la pax romana venía de cosas externas. Este es el tipo de paz que el mundo ofrece, ¿guarda alguna relación con la Paz que en esto momento persigue con ansias el gobierno de nuestra Colombia?

 ¿Por qué los asuntos emocionales son incomodos, se tergiversan, los confunden y estropean en todos los enfoques políticos, económicos y científicos? ¿Por qué los descartan?  ¿Acaso es un buen negocio preservar y mantener el lastre emocional evadiendo enfrentarlo con una política pública contundente que conllevaría ineludiblemente a un cambio del régimen, que entre otras cosas aquí en Colombia alguien una vez lo dijo y pagó con su vida por ello (Álvaro Gómez Hurtado)?

El peso de las emociones está allí, dentro de cada cual, los religiosos se flagelan cada año como promesa de liberación y cambio de X ó Y conducta cíclica, sin embargo sigue allí, sigue el peso de las emociones porque es mucho mayor que el que quisiéramos darle. ¿Cómo cambiar sin disposiciones emocionales adecuadas? Es lamentable ver que nuestro gobierno sí que sabe lo que son las emociones y el papel que juega cuando manejas a las masas inconscientes a través de estrategias amarillista para llamar la atención sobre algún suceso y ganar audiencia, a sabiendas limita el papel de las emociones en la economía al diseño de estrategia de venta, como instrumento disuasivo con fines de lucro (¿Pax Romana?)

¿Cómo lograr la Paz? ¿Cómo reconstruir un país que necesita a gritos cambiar su estado de ánimo haciéndose consciente del mismo? Colombia tiene su estado emocional padeciendo una depresión crónica, atada a fracasos del pasado y con zozobra por un futuro en forma de túnel oscuro y tenebroso. ¿Cómo superar odios y rencores, perdonar crímenes y aceptar a aquellos que empuñaron las armas ocupando cargos de poder? ¿Cómo aplicar de manera consciente lo que dijera Jesús de Nazaret en aquel entonces?: “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” (Mateo 6:14-15). ¿Si esto que dijera Jesús no se hace de manera consciente estaríamos condenados a vivir un posconflicto de farsa y ficción?

¿Cómo lograr la Paz si prima el miedo, la desconfianza, el desprecio por los otros, que son los sentimientos que caracterizan nuestras relaciones? ¿Es acaso la crónica de un fracaso anunciado? ¿Será que lograr el proyecto de país que todos quisiéramos se hace urgente y prioritario contar con las emociones que Jesús de Nazaret condensó en nueve frutos? ¿Los Frutos del Espíritu?: Amor, Gozo, Paz, Paciencia, Benignidad, Bondad, Fe, Mansedumbre y Templanza.  ¿Cómo lograr una Paz en un país que se debate entre tres de sus cuatro voces internas que las lleva a cometer dieciocho constantes acciones que Jesús de Nazaret llamó obras, Obras de la carne, ¿qué es eso de “Carne”? “Carne”, la palabra griega que se utiliza es “Sarx “; el sentido o el significado de la palabra carne es: Sus propios deseos, sus propia voluntad, sus caprichos personales, su antigua forma de pensar o vivir.  ¿Pero cuáles son esas dieciocho emociones o hábitos de nuestra Carne?  “Adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria,  idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías,  envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a éstas” (Gálatas 5: 19-21).

Si el asunto se tratara entonces de las cuatro voces que parlotean al interior de la mente de cada ser humano, en el que tres de ellas obedecen a las “obras de la carne” y una de ellas a los “frutos del espíritu”, nos hallamos frente a una urgencia manifiesta que demanda el “despertar colectivo de la consciencia” para lograr verdaderamente la paz, esa verdadera paz que sobrepasa todo entendimiento. ¿Cómo convivir cotidianamente con aquellos que han matado inocentes, cuando ni siquiera soportamos las buenas noticias, a juzgar por nuestras desmedidas reacciones con los triunfos parciales del fútbol colombiano?

¿Es Colombia inmadura emocionalmente? Claramente si, Colombia se debate entre la carne y los frutos, donde los indicadores evidencias que le lleva ventaja la primera, por lo que sospecho que será un reto difícil de superar si no se toman medidas inmediatas que superan en tiempos la Semana Santa.

Las buenas nuevas de Jesús de Nazaret eternamente hoy cobran vigencia desde el punto de vista político, intervenir las emociones políticas y económicas de nuestra sociedad, insertar como variables de estudio los estados emocionales (Frutos vs Carne) y desde su análisis establecer metodologías de modificación de éstos es posible y altamente efectivo cuando hablamos de aplicación de políticas públicas que suponen la transformación de comportamientos colectivos que nos permitirían “permanecer en la fe, la esperanza y el amor, pero especialmente en el mayor de ellos es el amor.

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo 

Sobre el autor

Yarime Lobo Baute

Yarime Lobo Baute

Obras son amores

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

@YarimeLobo

9 Comentarios


Rosalia Nuñez 22-03-2016 08:47 AM

Hacía rato no leía un artículo con olor y color histórico, pragmático y espiritual; objetivo, que jugara con etimologías y conceptos y a su vez observando con mesura los arcos de la subjetividad. A mi juicio más que bueno, muy acertado Yari. COMO PIEDRA AL OJO. Esperemos que esté tuerto...

Indira Escobar Gómez 22-03-2016 08:49 AM

Para reflexionar y aplicar-

Eduardo Santos Ortega Vergara 22-03-2016 08:50 AM

Buen análisis... Y seguimos amiga Yarime Lobo Baute dándole razones a la guerra más que a la Paz. Y cada quien cree tener la razón en el tema de la Paz. Que vaina nooo.

Cielo Esther Urueta 22-03-2016 09:06 AM

Este comentario nos invita a analizar nuestra conciencia si hemos vivido bajo un fundamento llamado Jesucristo, que se sacrificó por todas nosotros llevando nuestros pecados a la Cruz y murio, resucitó para darnos paz, vida eterna y vida en abundancia

Rodolfo Luna Cardenas 22-03-2016 11:23 AM

¿Cuál es el significado oculto de Semana Santa? La más santa de las semanas, registra formidables acontecimientos que todo iniciado debe efectuar si quiere alcanzar la perfección, la inmortalidad o la Auto Realización Íntima del Ser. A una escala intermedia, señala el camino a seguir por los iniciados que quieren alcanzar la santidad, la maestría o la salvación. Al nivel de la humanidad, proporciona múltiples símbolos que interpretados adecuadamente explica las causas por las cuales el animal intelectual se encuentra tan lejos de Dios y cuál es el método para regresar a él. De acuerdo con la Ley de Siete, los días de la Semana Santa desde Domingo de Ramos, hasta Sábado de Gloria, se relaciona con los siete días de la Creación y con los siete planetas que se ven a simple vista (Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter y Saturno). Los siete días de la Semana Santa ya indicados forman una escala musical completa. Domingo de Resurrección corresponde a la nota Do de una escala superior. Los ocho días de esta sublime fiesta se corresponden con el Santo ocho, el signo del infinito y el número de Job. En cada día de Semana Santa ocurren acontecimientos extraordinarios: la entrada triunfal en Jerusalén, los mercaderes del templo, la cena en Bethania y la maldición de la higuera estéril. Los dos días siguientes, son cruciales: Jueves Santo y Viernes Santo. En cada uno de estos días ocurren muchos acontecimientos que ameritan dedicación especial. Luego viene el día del reposo y la Resurrección. La Gnosis enseña que todos los acontecimientos ocurridos durante esos ocho días, no son de ayer, de un remoto pasado y no deben verse en el ambiente de Tierra Santa. Al estudiar la Semana Santa desde la óptica del Drama Cósmico, se explica que cada uno de los personajes de tal drama se encuentran en la psiquis de cada individuo humano. Cuando en los evangelios se leen los milagros y prodigios de Jesús, hay que entender que esos milagros los debe realizar el Cristo íntimo, el salvador individual de cada persona. Cuando Jesús cura la ceguera, lo hace para que podamos ver el camino hacia él, cuando cura sordos, es para escuchar su palabra, sus mensajes que vienen de las partes superiores de sí mismos, cuando cura paralíticos, es para aprender a caminar en su búsqueda. ¿Y cuando cura la lepra? Esa lepra es el ego, viva personifación de los errores humanos. El ego o yo de la Psicología Gnóstica es el que tiene atrapada, encarcelada a la Esencia maravillosa a la que el Cristo viene a salvar.

Rodolfo Luna Cardenas 22-03-2016 11:47 AM

¿Cuál es el significado de la Semana Santa día tra día? En Domingo de Ramos, el señor entra en la Jerusalén Celestial montado en un pollino o crío de un asno. Jerusalén, la ciudad santa de las doce puertas, es nuestro propio cuerpo. Cristo debe entrar en nuestra ciudad interior, montado en el burro que representa a la mente. La mente debe aprender a obedecer al señor y aceptar que es su guía. Los mercaderes del templo, son los elementos indeseables de nuestra conducta que cambian al oro, al Cristo Sol por la plata, por el dinero, por la Luna, son los que comercian con palomas, con el Espíritu Santo, señor y dador de vida. Hay que aprender a empuñar el látigo de la voluntad para expulsar a los mercaderes de nuestro templo corazón. La Cena en Bethania relata un antiguo ritual que simboliza matrimonio en castidad indispensable para realizar la Gran Obra de la Alquimia. Por ello, el primer milagro del Salvador, es la transmutación del ens seminis, de las aguas de la vida en vino de luz del alquimista en las bodas de Caná. La higuera está relacionada con las fuerzas sexuales, con el ens seminis, indispensable para lograr el Nacimiento Segundo del que habló Jesús a Nicodemo en el capítulo 3 del Evangelio de Juan. Eso del árbol que no da fruto está más allá de la interpretación literal y se relaciona con los místicos que no realizan transformaciones íntimas profundas y que no trabajan en la conservación de su energía, ni en la transmutación alquímica. En Jueves Santo se realiza la Última Cena. El Kalki Avatara de la Era de Acuario, Samael Aun Weor explica en el capítulo titulado: Dos Rituales de su libro: "El Matrimonio Perfecto", que la Última Cena es una ceremonia mágica de inmenso poder y que a diferencia de lo que se especula con el Santo Graal, "La Última cena fue una ceremonia de sangre. Los apóstoles trajeron cada uno entre su copa, gotas de su propia sangre, y vaciaron estas gotas entre el Cáliz del Cristo Jesús. En ese Cáliz el Adorable había echado también su sangre real. Así, entre el Santo Graal, se mezcló la sangre del Cristo Jesús con la sangre de sus discípulos. Según las tradiciones gnósticas el Cáliz sagrado de nuestro señor Jesucristo existe, fue el mismo que recibió Abraham de manos de Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo (Gn 14: 17 - 20) y que con el tiempo pasó también a las manos de Moisés y de Salomón. El Gnosticismo Universal enseña que entre quienes intuyeron el destino final de la Santa Reliquia se encuentra Ricardo Wagner y lo devela en su majestuosa ópera: Parsifal. Conforme al Drama Cósmico, en Jueves Santo el Redentor del mundo da las últimas instrucciones a sus discípulos y en el Nuevo Testamento están registradas las que da a Pedro y a Judas Iscariote. Esa noche ocurre también la oración en el huerto de Getsemaní y el formidable llamado al despertar de la Conciencia al encontrar a sus discípulos durmiendo, es decir, con la conciencia dormida (Mt 26: 38 – 44). Viernes Santo se encuentra lleno de elementos simbólicos escondidos en las 14 estaciones del Viacrucis y las siete palabras. Judas, Pilatos y Caifás, representan el mismo papel que los tres traidores que asesinaron a Hiram Abif en las tradiciones masonas, de Hiram Abif se habla en el primer libro de Reyes. Judas representa al demonio del deseo, Pilatos al demonio de la mente, que siempre se lava las manos y Caifás al demonio de la mala voluntad. Las multitudes que gritan. Crucifícale, no son de ayer, de un remoto pasado, ni quedaron en Jerusalén. Esas multitudes se encuentran en la psiquis humana y constituyen el yo pluralizado de la Psicología Gnóstica. Según las tradiciones, Jesús muere a los 33 años, en clara alusión a las 33 vértebras de la columna vertebral por donde asciende victoriosa la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes: el Kundalini. Es crucificado en el monte de la Calavera, adonde debe ascender Kundalini. En lo alto de la cruz fue escrita su causa con las siglas: INRI. A diferencia de lo que creen muchos, la cruz no es un símbolo de martirio, sino de creación y nacimiento. Detrás de los palos de la cruz, lo mismo que en el cáliz y la lanza de Longinos, se esconde un simbolismo sexual, pero de sexualidad espiritual trascendente. Por eso las multitudes le gritan que se baje de la cruz incitando al iniciado a que se salga de la Senda del filo de la navaja. INRI en Alquimia significa: Ignis Natura Renovatur Integram , el Fuego renueva incesantemente la Naturaleza. Las siete palabras o siete frases que pronuncia el señor en la cruz también son profundamente significativas y se relacionan con el septenario sagrado de teósofos y yoguis, con siete principios anímicos y espirituales que el iniciado debe construir o realizar. Una de ellas, enigmática por siglos es la famosa frase maya: Helí, Helí, Lamá Zabaktani y que significa: "Ahora hundirme en la prealba de tu presencia". La Gran Obra alquimista culmina con la muerte y resurrección del Hierofante. La Gnosis enseña que el Cristo Jesús realmente resucitó y aún conserva el mismo cuerpo físico que usó en Tierra Santa..

José Najera Rivera 22-03-2016 11:57 AM

Con el domingo de Ramos se inicia la Semana Mayor, últimos días de Jesucristo, que finaliza el Domingo de Resurrección o Pascua de Resurrección. La Semana Santa o Semana Mayor está cargada del sentido cristiano y según estos debe ser tiempo para reflexionar en Jesucristo, hijo de Dios que ofrendó su vida para que vivamos en paz. El significado de esta semana es puramente cristiano, sin embargo, este período de asueto es empleado por muchas personas para realizar actividades de esparcimiento y diversión. Este “tiempo santo” muy bien podría ser utilizado para reflexionar en qué cosas podemos hacer para realizar cambios positivos en nuestras vidas, trabajo, en el país y por qué no hasta en el mundo. Para los cristianos, la Semana Santa es el tiempo litúrgico más importante, y es dedicado a la oración y reflexión de los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, hijo de Dios. La época se inicia con la cuaresma, conocida como el tiempo de preparación, donde se recuerda los cuarenta días de Jesús en el desierto. Comienza con el miércoles de ceniza y culmina con el Domingo de Ramos. Es bueno aclarar que todos los actos que se realizan desde el inicio de la Semana Santa, tienen un significado cristiano, y con ello se busca recordar el sacrificio de Jesús en la cruz. El verdadero significado de la gran Fiesta Pascual, como también se le llama a este período, es tener un encuentro con Dios y acercarnos más al prójimo realizando buenas acciones. Los cristianos interpretan la Semana Santa, no como el recuerdo de un hecho histórico, o un momento de vacaciones sin sentido, para ellos es tiempo de perdón y de reconciliación fraterna, expulsando de sus corazones el rencor, odio y la envidia. La Semana Mayor se inicia este primero de abril con el Domingo de Ramos, día en que se recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y finaliza el domingo 8 del mismo mes, con el Domingo de Resurrección. Por su lado, el Jueves Santo abre el Triduo Pascual, que no es más que los tres días en que los católicos celebran la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Comprende el tiempo desde la tarde del Jueves Santo, hasta la tarde del Domingo de Pascua. Es el corazón del año litúrgico. El Viernes Santo es el episodio más triste de la Semana Santa conmemorándose la muerte en la cruz de nuestro señor Jesucristo. El Sábado Santo se medita sobre el misterio de la pasión de Cristo, el Domingo de Resurrección, es el momento de mayor júbilo donde se celebra la resurrección de Jesús

Eloy Gutierrez Anaya 22-03-2016 12:50 PM

Se debe partir de la Justicia, lo que genera las guerras y los conflictos es la injusticia! En la medida que podamos construir una sociedad justa estaremos cimentando la construcción de un estado donde impere la ley, pero con justicia; y eso se logra renovando el seno de las leyes (congreso) a eso hay que apuntarle solo haciendo leyes justas y revisando las que no lo son se puede construir paz. En ese mismo sentido la paz no es el silenciamiento de las armas lo que lleva a ella es la eliminación de los ambientes y escenarios que conllevan a ella, es educación (pero no de aulas y de títulos) es construcción de conciencia colectiva del respeto a la vida como valor máximo, es destraquetizar la sociedad, es cultivar humanidad.! Y eso se logra haciendo una re ingeniería social empezando ya por las generaciones que se levantan, primer paso: Quitar la connotación de negocios a la educación, la salud y los servicios públicos esenciales incluida la banca, sobre esa estructura mas la justicia digna y equitativa debe reposar nuestra sociedad y por ende nuestro estado.

Celina Esther Martínez Charris 22-03-2016 04:21 PM

Palabras muy ciertas Yarime Lobo Baute pero lastimosa mente todo Tiene un pero y en este caso no se basa en que si perdonamos o no se basa en q esas personas q aspiran una posición basada en mentiras y falsedades tratando de obtener un poder q con sangre no consiguieron para aprovecharse de un pueblo q pide a gritos un cambio q ellos no van a dar si no a empeorar lastimosamente pero es verdad

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Santa Paz

Santa Paz

El 23 de junio de 2016 es un día para recordar y enmarcar en la historia de Colombia, puesto que después de más de cinco décadas ...

Editorial: El juglar que nos recordó lo absurdo de la violencia

Editorial: El juglar que nos recordó lo absurdo de la violencia

El pasado 26 de abril, durante la inauguración del Festival Vallenato, un acto de superación significante nos llamó la atención. P...

¿Y el Sistema Estratégico de Transporte Público para cuándo?

¿Y el Sistema Estratégico de Transporte Público para cuándo?

En el mes de septiembre de 2017 escribí una columna de opinión titulada: ‘¿Sistema Estratégico de Transporte Público en Valledup...

Todos somos vallenatos

Todos somos vallenatos

No debemos tolerar que se siga culpando a las personas recién llegadas a Valledupar, sea por razones económicas o de violencia, de ...

El de 1810 y el de ahora

El de 1810 y el de ahora

Este domingo 20 de julio, los colombianos festejamos oficialmente el día en que los criollos decidieron la independencia de la Patria ...

Lo más leído

El concepto de Tolerancia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La lúcida pasión de escribir

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Gonzalo Arango, profeta del Nadaísmo

Jairo Tapia Tietjen | Literatura

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados