Opinión

Germán: la grandeza de la sencillez

José Atuesta Mindiola

18/06/2012 - 10:30

 

Obras de Germán Piedrahita En el profesor German Piedrahita Rojas convergían muchas virtudes. Empiezo por resaltar  la grandeza de su sencillez y su concepción humanista. Nunca  hizo alarde de sus conocimientos pictóricos, literarios, históricos y  pedagógicos; pero cuando se le requería, ahí estaba con la puntualidad del rigor cronométrico y la disposición elocuente y responsable para disertar sobre la historia pictórica de Valledupar o de la Costa Caribe de Colombia.

En los concursos de cuentos del departamento tuvo diversas menciones de honor y fue premiado en varias ocasiones con el segundo puesto. En las exposiciones, recitales poéticos o musicales, presentaciones de libros y obra de teatros, conferencias, seminarios y simposios culturales era uno de los primeros en llegar.

Germán era una lámpara encendida para la cultura, la vida y la amistad. Por espacio de diez años cautivó una amplia audiencia selecta con su  programa dominical “los Grandes clásicos de la música” por la emisora Radio Guatapurí.

Su columna semanal en las páginas del Pilón era una de las preferidas de los lectores. Desempeñó el cargo de director de la Casa de la Cultura de Valledupar, durante la administración de Rubén Carvajal Reveira (2008-2009). Además, fue profesor del Colegio  La Sagrada Familia,  de la Universidad del Atlántico en  convenio con el Centro de Investigaciones Docentes del Cesar (CEID) y de la Universidad San Buenaventura,  y estuvo de rector del colegio Manuela Beltrán de Valledupar.

Germán era nativo de Ibagué, pero en sus años de juventud vivió en Cali donde conoció a su esposa, Silvia Betancourt, escritora y poeta, que se autonombra “Yastao”. Desde hace  26 años, atraídos por las leyendas La Nevada y del rio Guatapurí llegaron a Valledupar. Aquí nació su única hija, Ángela.

El viernes pasado, la comunidad vallenata y  representantes de los gremios de artistas, periodistas y docentes solidarios se unieron para despedir los restos de Germán Piedrahita Rojas que ya reposan en el vientre amoroso de la tierra vallenata, pero su legado de pintor, educador y pensador humanista sigue en la memoria de todos los que admiraron sus virtudes de pedagogo y artista.

JOSÉ ATUESTA MINDIOLA

Sobre el autor

José Atuesta Mindiola

José Atuesta Mindiola

El tinajero

José Atuesta Mindiola (Mariangola, Cesar). Poeta y profesor de biología. Ganó en el año 2003 el Premio Nacional Casa de Poesía Silva y es autor de libros como “Dulce arena del musengue” (1991), “Estación de los cuerpos” (1996), “Décimas Vallenatas” (2006), “La décima es como el río” (2008) y “Sonetos Vallenatos” (2011).

Su columna “El Tinajero” aborda los capítulos más variados de la actualidad y la cultura del Cesar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: El renacer de un centro histórico

Editorial: El renacer de un centro histórico

  El público lo disfrutó de manera intensa, lo vivió como algo suyo, como algo que debía haberse hecho hace muchos años (como ...

La Noche del río

La Noche del río

  La hospitalidad que la ciudad de Barranquilla le da a la cultura del Caribe colombiano demuestra que es una ciudad poblada de ciu...

Zamira o un elogio a la honestidad

Zamira o un elogio a la honestidad

  Entré en completo silencio, con el acelere que inspira el tiempo incumplido, los ojos todavía divagando por mis reflexiones mat...

¿Hay mayor corrupción en las regiones que en Bogotá?

¿Hay mayor corrupción en las regiones que en Bogotá?

Recientemente leí una columna de opinión de un reconocido economista bogotano en donde comentaba las conclusiones de un seminario sob...

Motociclismo, ¿Transporte familiar o público?

Motociclismo, ¿Transporte familiar o público?

Celebrar el cumpleaños de nuestra ciudad a la par de la expedición de un decreto cuya aplicabilidad generó en las calles disturbio...

Lo más leído

La historia de los Mokaná y el encuentro con los conquistadores

Álvaro Baquero Montoya y Ada de la Hoz Siegler | Pueblos

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Pluralidad, multiculturalismo y ética

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Ladrido cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Libros que se fueron, pero se quedaron

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube