Opinión

Tanta pantomima para elegir fiscal

Jorge Nain Ruiz

15/04/2016 - 06:00

 

Con la Constitución de 1991 nacieron algunas instituciones jurídicas y sociales de gran valía y otras de no mucha; el Estado pasó a ser una democracia participativa en vez de representativa, nació a buena hora la Corte Constitucional y el más importante mecanismo de protección de derechos: la tutela y, en mal momento, el Consejo Superior de la Judicatura, organismo que hoy, gracias a Dios, se encuentra en sus últimos estertores; también nació la Fiscalía General de la Nación, como ente adscrito a la rama Judicial del poder público encargado primordialmente de investigar las conductas punibles y acusar a las personas ante la justicia penal.

Pero digamos de una vez que la tan cacareada independencia de la Fiscalía jamás ha existido, porque: ¿A quién se le ocurre que, si según el artículo 249 de nuestra Constitución   “…El Fiscal General de la Nación será elegido para un período de cuatro años por la Corte Suprema de Justicia, de terna enviada por el Presidente de la República…”, se puede predicar una real independencia sobre estas dos ramas del poder público que intervienen en su elección (Ejecutiva y Judicial)?

Ahora que algunos gobernantes le pretenden vender al país la falacia de un remedo de meritocracia, ha salido el presidente de la república con la ridícula idea de efectuar una convocatoria pública para conformar la terna que constitucionalmente debe enviar a la Corte Suprema, pero lo peor es que 155 abogados le hayan seguido el juego inscribiéndose en la tal convocatoria, algunos para que su nombre saliera en los medios, lo que llamamos sonar por sonar, otros para congraciarse con el ejecutivo y hacerle la del guiño, muchos en un acto de franca estupidez.

Al momento de escribir estas líneas el presidente saca debajo de la manga o del sombrero, no una carta o un conejo, sino una lista de 16 candidatos preseleccionados, en la que fueron  descabezados más de una centena de juristas, no se sabe por qué causas; me imagino que a algunos por la estatura, a otros por el color, a otros por la ideología, a otros por la raza… ¡averígüelo, Vargas!

Pero todo el país hace rato sabe quién va a ser el investigador de los próximos cuatro años; es lo que llamamos un secreto a voces, y el pueblo lo único que pide es que el ungido no “pele el cobre” como el anterior, o que por lo menos disimule un poco su parcialidad y a quién es que le va a hacer el mandado, pero sobre todo lo que queremos los colombianos es que simplemente se dedique a cumplir sus funciones y no a meterse en asuntos que no son de su competencia.

Hace rato el presidente ha debido enviar a la Corte al Fiscal, a Néstor, el comodín, y a una mujer, para cumplir la Ley de cuotas y dejarse ya de tanta pantomima. 

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz 

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

2018: se mueve Colombia y Latinoamérica

2018: se mueve Colombia y Latinoamérica

  Es normal que periodistas, politólogos, analistas, y sobre todo, nosotros los generadores de opinión, acostumbremos a proclamar...

En Colombia, el cambio lo hacemos todos

En Colombia, el cambio lo hacemos todos

  Culminada la jornada electoral en la que los colombianos decidieron quien regirá los destinos del país durante el próximo cuat...

Peajes: ¿una nueva barrera entre el Norte y el Sur del Cesar?

Peajes: ¿una nueva barrera entre el Norte y el Sur del Cesar?

Los Municipios del sur del Cesar a través de la historia se han visto sumidos al atraso y abandono debido a la brecha existente entr...

Cuerpos, amor y salvación

Cuerpos, amor y salvación

Es importante tener como punto de partida la siguiente reflexión; que tiene que ver con la realidad cultural y simbólica de los dif...

Kowloon, la ciudad sin ley

Kowloon, la ciudad sin ley

La “Ciudad sin Ley” y la “Ciudad de la oscuridad” así era conocida Kowloon, el pequeño enclave de la China imperial de 26.000...

Lo más leído

Una breve historia del desnudo artístico

José Luis Hernández | Artes plásticas

Teatro para todos

Alberto Muñoz Peñaloza | Artes escénicas

López Michelsen: un cachaco con corazón costeño

Fabio Fernando Meza | Ocio y sociedad

El insólito duelo del pintor Édouard Manet

Javier García Blanco | Artes plásticas

La luz de Leo Matiz

Natalia Fernández | Fotografía

Síguenos

facebook twitter youtube