Opinión

Crisis en el programa de alimentación escolar

Diógenes Armando Pino Sanjur

04/05/2016 - 07:30

 

Crisis alimentaria en las escuelas de Colombia / Foto: Caracol

El Programa de Alimentación Escolar (PAE), es un programa del Ministerio de Educación nacional cuyo objetivo es de contribuir con el acceso y la permanencia escolar de los niños, niñas y adolescentes en edad escolar, que están registrados en la matrícula oficial, fomentando estilos de vida saludables y mejorando su capacidad de aprendizaje.

Muy a pesar del objeto del programa, éste ha despertado la indignación nacional, la furia, críticas y denuncias de los colombianos por las irregularidades presentadas en el almacenamiento, conservación, preparación, la escasa cantidad y el precario estado de los alimentos que suministran a los estudiantes, lo que está poniendo en riesgo la integridad y bienestar de los niños del país.

Debido a todas estas anomalías y a la vulneración de los derechos de nuestros niños, la comunidad empezó a realizar las denuncias en las redes sociales, lo que causó gran revuelo y acaparó la atención de la prensa. Esto influyó para que la Ministra de Educación y la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar se pronunciaran asegurando la existencia de un cartel del hambre y presentarán denuncias que conllevaron con la detención del Alcalde de Aguachica y varios de sus funcionarios.

La ministra aprovechando la captura de los funcionarios de Aguachica realizó un despliegue periodístico para sentenciar una guerra sin cuartel contra personas inescrupulosas que se han aprovechado de los dineros de este programa para enriquecerse, sin importarle la salud e integridad de los niños. Pero, paradójicamente en este proceso, solamente hemos visto cómo se han ido lanza en ristre contra estas personas, a quienes debemos aclarar no se le ha demostrado su responsabilidad, pero los grandes desfalcadores del programa, las verdaderas mafias siguen sin inmutarse, libres y disfrutando del dinero sustraído de la alimentación escolar.

Debido a todos estos inconvenientes hemos visto cómo alcaldes y gobernadores se encuentran preocupados por la situación y han optado en algunos casos en suspender el suministro de la Alimentación para no verse en curso en investigaciones o procesos judiciales, agravando más la situación de los niños y niñas que no reciben su complemento alimenticio y en otros casos solicitar a la ministra que sea el Ministerio quien asuma directamente el programa.

Lo real de todo esto, es que ciertos personajes han aprovechado el programa para apoderarse de los recursos en detrimento del bienestar de los niños, pero también es cierto que el programa presenta falencias de planeación, sostenibilidad económica, que demuestran la improvisación del Gobierno ante esta problemática.

Por eso es conveniente que la ministra tome las riendas del programa, para que sea el mismo ministerio quien asuma directamente la dirección y manejo de la alimentación escolar y así garantizar una alimentación de calidad, eficiente y con mayor cobertura, con el escaso recurso existente para ello.

O de lo contrario seguiremos en una cacería de brujas interminable, buscando responsables de la ineptitud, inoperancia y falta de planeación de un ministerio que, condena alcaldes y gobernadores a ser procesados y encarcelados por un problema que se niega o le da miedo asumir.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur 

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Sanjur

Diógenes Armando Pino Sanjur

Tamalamequeando

Diógenes Armando Pino Sanjur, más conocido como May Francisco, nació el 24 de junio de 1976 en un pueblo mágico lleno de historia, cultura y leyendas situado en la margen derecha del Río Magdalena llamado Tamalameque. Hijo de los docentes Diógenes Armando Pino Ávila y Petrona Sanjur De Pino, tiene 2 hijos, May Francisco y Diógenes Miguel, los cuales son su gran amor, alegría, motor y mayor orgullo. Abogado de Profesión, despertó su interés con la escritura de su padre quien es escritor e historiador, se declara un enamorado de su pueblo, de su cultura (la tambora) y apasionado por la política como arte de servir.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Y después del Día E qué?

¿Y después del Día E qué?

La tecnocracia en su mayor expresión colombiana evaluó la educación que reciben los niños y niñas de nuestro país; el “peque...

Fábulas del  Festival

Fábulas del Festival

En el pasado festival vallenato, luego de finalizar las eliminatorias del concurso de acordeoneros profesionales, me quedé parrandeand...

¿Quién haría el Festival Vallenato? Zapatero a tus zapatos

¿Quién haría el Festival Vallenato? Zapatero a tus zapatos

Ahora que culminó el pleito jurídico por la Acción Popular que fue instaurada por la Procuraduría General de la Nación en contra d...

Sí, que la Paz sea contigo

Sí, que la Paz sea contigo

Una de las cosas más positivas de la campaña por el Plebiscito ha sido la vinculación de millones de colombianos, de todas las eda...

La espiritualidad de los músicos vallenatos

La espiritualidad de los músicos vallenatos

En vísperas de la Semana Mayor, época de meditación y recogimiento, como debería ser, y no de vacaciones y jolgorio como ahora se h...

Lo más leído

Pacho Galán, el rey y creador del merecumbé

Redacción | Música y folclor

Vincent Van Gogh o la furia de la pintura

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Las historias que mamá contaba

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

El realismo caribe de David Sánchez Juliao

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Morin, el inmortal

Antonio Segovia | Pensamiento

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados