Opinión

Editorial: En la Cultura, no vale el “Todo-Vale”

Redacción

30/05/2016 - 07:30

 

Evelio Daza en el V Encuentro Nacional de Investigadores de la Música Vallenata

“En la Cultura no todo vale. Si hay algo que hay prescribir de las expresiones de la cultura es el “Todo vale””.

Estas palabras respetables fueron pronunciadas por el abogado Evelio Daza en el Encuentro Nacional de Investigadores de la Música Vallenata el pasado 27 de mayo del 2016.

Defensor de la excelencia poética, de la creatividad y la tradición vallenata, el conferencista explicó que el “Todo vale” es el eslogan por excelencia de la más desgarradora organización social que pueda existir: la sociedad de consumo.

En ese mismo espacio, Evelio Daza pudo definir la sociedad de consumo como una maquinaria que sólo tiene una concepción del tiempo: el presente y el ahora. Todo debe hacerse en el más corto plazo de tiempo, todo debe venderse en un instante, sin pensar en mañana, y en ese proceso impulsivo se destruyen ideas, valores, géneros musicales, formas centenarias de pensar y vivir.

La sociedad de consumo ha generado bienestar, no debemos negarlo, pero también se ha convertido en una grandísima amenaza para la Cultura, el medio-ambiente y el pensamiento en general.

Por otro lado, la Cultura ha crecido siempre sobre la base de la excelencia, del sacrificio y la superación, sobreponiéndose a los límites del tiempo, buscando la eternidad, y no la inmediatez. Esa Cultura -que también se ha convertido en un determinante de la identidad- está en peligro porque sus símbolos están desapareciendo.

Evelio Daza expresaba su inquietud porque la música vallenata estaba quemando sus mayores símbolos (el acordeón, la poesía, su riqueza literaria), los estaba reduciendo a la nada ante la llamada del consumo, y por eso, en un emotivo discurso, invitó a quienes tienen la posibilidad de pensar y expresarse, de enfrentar el “Todo vale” y exigir calidad y autenticidad en cada una de las expresiones del folclor.

Nosotros, desde este medio, suscribimos a cada una de las palabras expresadas en ese espacio. Hemos de reivindicar la excelencia, buscar la forma de elevar o mantener el nivel de muchas expresiones culturales y artísticas, ser guardianes del conocimiento y la memoria. Sin embargo, consideramos también que hay que ser coherentes e ir mucho más allá de las expresiones de la música vallenata.

Para que la cultura vallenata brille con todo su esplendor es necesario que el “Todo-Vale” -es decir el cortoplacismo y el afán de enriquecerse a costa de los demás-, desaparezca también de la vida cotidiana, de la política, de la economía y otras muchas actividades de la región. 

El rechazo del “Todo vale” debe ser un esfuerzo común, constante y persistente, transparente y sincero, e ir acompañado de modelos morales incuestionables en el terreno.

 

PanoramaCultural.com.co 

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: La hora de la danza

Editorial: La hora de la danza

  El posconflicto nos abre nuevos horizontes y en ellos caben manifestaciones culturales hasta entonces casi desconocidas. La Danza...

Burros viejos y drogos nuevos

Burros viejos y drogos nuevos

En mi pueblo y en los demás pueblos de la costa, hubo consumidores, marihuaneros que rompieron los cánones sociales de la localidad, ...

De regreso a las clases

De regreso a las clases

En el regreso a las instituciones educativas los rectores deben recibir a sus docentes con efusivos saludos de bienvenida, reconociénd...

El delfín tiene puesto fijo

El delfín tiene puesto fijo

“Difícil es entender el comportamiento de familias enteras en el desarrollo de esa prosaica carrera por disfrutar el poder”. De...

La humildad e importancia de la mujer campesina

La humildad e importancia de la mujer campesina

Según Magdala Velázquez Toro, “la situación, económica y política de la mujer en Colombia ha estado marcada por múltiples fac...

Lo más leído

Los orígenes del teatro

José Manuel García González | Artes escénicas

La Mujer y el Picó

Álvaro Rojano Osorio | Patrimonio

Gracias, Coronavirus

Yarime Lobo Baute | Opinión

Despedida

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube