Opinión

Editorial: Pueblo Bello, destino destacado para el ecoturismo en el Cesar

Redacción

27/06/2016 - 06:30

 

Indígenas arhuacos cruzando el río en Pueblo Bello / Foto: pueblobello-cesar.gov.co/

El turismo es una de las grandes oportunidades que tiene la costa Caribe de Colombia para crecer de manera sostenible y, en un contexto de definición de los caminos a seguir para el desarrollo del departamento del Cesar, cabe destacar el reciente anuncio del gobernador Franco Ovalle quien presentó a Pueblo Bello como una prioridad dentro del plan turístico.

Entre los grandes recursos que tiene el departamento, está su biodiversidad y su riqueza étnica. La Sierra Nevada de Santa Marta es uno de los puntos más atractivos para los visitantes que proceden del interior o de la costa, y apostar por Pueblo Bello es también invertir en algo seguro.

Pueblo Bello se encuentra en un lugar estratégico de la Sierra Nevada de Santa Marta: punto de encuentro de diversos pueblos indígenas, parada inevitable antes de acceder al pueblo de Nabusimake, zona de cultivo y entorno natural paradisiaco. Los argumentos a favor no escasean y a esto se añaden algunas inversiones en infraestructura o la aparición de hoteles y hostales que dan fe de lo interesante que puede ser el destino.

En las mesas de trabajo entre el Gobernador Franco Ovalle y el alcalde Juan Francisco Villazón se destacó el potencial que tiene la región. “Queremos que al Cesar lleguen turistas siempre, este sería un componente para activar la economía en nuestra región”, explicó Franco Ovalle.

También se anunció la inversión en infraestructuras como la carretera o tanques de almacenamiento de agua, y en materia social la inclusión de Pueblo Bello en el programa de apoyo a escuelas de música para la convivencia y la reconciliación, consistente en la creación de semilleros y en la formación dotaciones y actualizaciones para docentes de los 25 municipios del Cesar.

Para el futuro del Cesar, deseamos que la ruta turística Pueblo Bello (Sierra Nevada) se concrete lo antes posible, y que desde Valledupar -y en todo el país- se pueda promocionar un turismo verde y respetuoso de las costumbres milenarias de los pueblos indígenas.

Para ello, la integración de todos los lugareños será crucial pero también aprender de los casos exitosos en Colombia y América Latina para encarar los grandes retos de transformación y mejora.

 

PanoramaCultural.com.co 

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: Las perspectivas que ofrece el Clúster vallenato

Editorial: Las perspectivas que ofrece el Clúster vallenato

En los últimos días se han divulgado varias noticias sobre la formalización del Clúster de la Música y Cultura Vallenata.  La úl...

Del encuentro con Gabo y la historia del piano a cola (1a parte)

Del encuentro con Gabo y la historia del piano a cola (1a parte)

Viví en Barcelona entre el 2 de Enero de 1970 y el 30 de Diciembre de 1972, acosado por la ruina de mi padre, bananero, a quien los de...

Deimer Marín traicionó a su papá

Deimer Marín traicionó a su papá

Deimer me hizo llorar dos veces: primera, con ese clamor de paz expresado en la canción de su padre Hernando Marín, ...

Mano dura con los indisciplinados

Mano dura con los indisciplinados

De la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 surgieron importantes instituciones que hicieron un gran aporte al enriquecimiento del ...

Valledupar, tierra de amor

Valledupar, tierra de amor

  De todas las lejanías, abril acorta las distancias. El fervor del festival vallenato une a Valledupar con muchos lugares de Colo...

Lo más leído

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

¿Cómo ser un buen crítico de arte?

Andrea Fernández | Artes plásticas

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Ojo a la Coca-Cola

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

La Poesía de Gabriel García Márquez

José Luis Díaz Granados | Literatura

Ser poeta en un pueblo pequeño

Diógenes Armando Pino Ávila | Literatura

El velorio de Gaira

Álvaro Yaguna Nuñez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube