Opinión

El Samuel Martínez, un festival que sí paga

Jorge Nain Ruiz

01/07/2016 - 05:30

 

Parece que fue ayer, cuando un puñado de entusiastas jóvenes nacidos en la Loma de Potrerillo Cesar, nos dimos a la tarea de crear el que, después de 27 años, es uno de los festivales vallenatos más serios de toda la comarca, gracias a dos razones poderosísimas que esgrimiré a continuación.

Una potísima razón para que el Festival de Canciones Samuel Martínez de La Loma sea tan apetecido por los músicos de la región y del país es la seriedad con la que sus directivos manejan el tema de pago de premios, lo que precisamente ha sido el principal problema que han tenido la mayoría de festivales vallenatos de la región.

En La Loma, como en pocos de estos eventos, casi en todas sus ediciones, se ha pagado en tarima, así que los ganadores no tienen que estar esperando días o meses para recibir sus premios, como debería ser.

Creo que otra causa fuerte para que “los lomeros” podamos decir con orgullo que hacemos uno de los mejores festivales vallenatos del país, es que desde el mandato municipal de Geoberto Ruiz Martínez, quien fue el primer alcalde que se puso al hombro este evento,  los organizadores nunca han pensado en competir con otros eventos similares; trabajan con humildad año tras año, sin desatender lo que ya es considerado por los habitantes del pueblo como un patrimonio inmaterial, eso ha hecho que las demás autoridades locales vean como un compromiso su realización y lo apoyen sin reparos.

Este año, que será la primera edición bajo el gobierno municipal de Hidalfo de la Cruz, no tengo la menor duda de que conseguirán ubicarlo en el más alto pedestal, ya que quienes conocemos al joven alcalde sabemos que no escatima esfuerzos para programas y proyectos de índole cultural.

La edición 26 se realizará entre el 14 y el 17 de Julio, firmes en el propósito con el que se creó, de hacerlo coincidir con las fiestas patronales de la Virgen del Carmen, patrona indestronable del pueblo; se hará en homenaje a dos personajes muy queridos por toda la población e incluso la región; se trata de Gerardo Ortiz Sierra y Rodrigo Bastidas Madrid.

El primero de los homenajeados, en su condición de patriarca de la región, padre nada menos que del Rey de los pueblos, Farid Ortiz, odontólogo y médico empírico de La Loma y pueblos circunvecinos por toda su vida, con más de 85 años a las espaldas, y el otro un joven emprendedor y exconcejal del Municipio con apenas la mitad de la edad de “Gerardito”, Rodrigo de Jesús Bastidas Madrid, quien falleció trágicamente hace escasos tres meses, cuando precisamente se preparaba para presidir el Festival que hoy se hace en su homenaje.

La premiación supera los 35 Millones de pesos pagaderos en tarima y las inscripciones se cierran el 7 de Julio, así que no se diga más, en La Loma nos vemos.         

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz 

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

1 Comentarios


Jairo Tapia Tietjen 01-07-2016 08:01 AM

Congratulaciones a todos los habitantes e ilustres promotors de este festival fundacional que es honra y prez para sus habitantes; exalto la labor pionera de su exalcalde, mi amigo y condiscípulo en la U. de Tunja, Geoberto Ruiz M.; también aprovecho para Invitarlos al XXXII Enuentro Regional de la Cultura en Codazzi-Cesar, del 8 al 15 de agosto, donde dimos inicio a su Festival Vallenato en Guitarras; *Bon Sort!!*

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Con la vida hecha cuadritos

Con la vida hecha cuadritos

Esta ha sido una semana terriblemente amarga para el senador Uribe, pues los acontecimientos noticiosos de Colombia han debido golpea...

Nocaima Cundinamarca, un pueblo vallenato

Nocaima Cundinamarca, un pueblo vallenato

Hace dos años conocí a John Jairo Escobar presidente del Festival vallenato de Nocaima Cundinamarca, quien desde ese entonces me in...

“Ni emboscada cibernética ni percepción, es inseguridad”

“Ni emboscada cibernética ni percepción, es inseguridad”

  Opté por escribir esta columna no con el ánimo populachero de fastidiar al alcalde de la ciudad de Valledupar, Augusto Daniel R...

El café de la esperanza

El café de la esperanza

Aquí estoy, soy un simple testigo. Sólo vine a retratar con mi memoria este encuentro. Los protagonistas son ellos: un grupo de estud...

¿Son las alianzas la verde esperanza?

¿Son las alianzas la verde esperanza?

Matrimoniarse en estos tiempos es como ganarse el baloto, sobre esta unión marital pesan ya augurios de no prosperar más allá de l...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Los asaltos del Carnaval Popular de Barranquilla

José Bejarano Pérez | Música y folclor

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

La estancia de Altos del Rosario, Bolívar

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube