Opinión

Chiriguaná, la maldición del carbón

Jorge Nain Ruiz

08/07/2016 - 07:20

 

Transporte de carbón en las carreteras de Chiriguaná / Foto: El Heraldo

A comienzos de los años ochenta del siglo pasado todavía se escuchaba decir en el departamento del Cesar que había una población con mejores índices de necesidades insatisfechas, que todas las que la rodeaban. Se decía que el mejor colegio de bachillerato de la región se encontraba allí, que el mejor hospital también estaba ahí e, inclusive, que los mejores profesionales en casi todas las áreas eran oriundos o residían en el municipio de Chiriguaná.

Los jóvenes de municipios aledaños, La Jagua, El Paso, Curumaní, íbamos orgullosos a estudiar en el famoso Conalchi, Colegio Nacional de Bachillerato de Chiriguaná, allí nos sentíamos casi en una ciudad comparada con el atraso de las poblaciones de donde proveníamos. Chiriguaná, sin duda alguna, llegó a ser, después de Valledupar, el municipio más importante del departamento del Cesar.

Es un contrasentido decir que a Chiriguaná le iba mejor cuando era pobre que ahora que es rico; sin embargo, me atrevo a reafirmar esto, porque pareciera que las riquezas provenientes de un recurso natural que estuvo durante siglos allí escondido, le trajeron más mal que bien a ese querido y pacifico pueblo, ya que después de empezar a recibir las millonarias regalías por cuenta de la explotación del carbón, todo cambió para empeorar.

Muchos de sus mandatarios han ido a parar a la cárcel y otros por lo menos se encuentran subjudices; su hospital pasó de ser el mejor de la región a un simple puesto de salud del más bajo nivel; la corrupción en los entes gubernamentales es de tal magnitud que lo que otrora era un orgullo, trabajar en el palacio municipal, ahora es un descrédito que nadie quiere darse.

Aquellos que conocimos la prosperidad de Chiriguaná y conocemos la inteligencia, la bondad y el don de gentes de sus habitantes, añoramos que ese pueblo regrese por sus fueros y vuelva a ser el motor del centro del Cesar, hacemos votos para que se levante desde las cenizas como el ave fénix y tome las riendas del progreso de la zona, porque esos chiriguaneros emprendedores, valientes e ilustres, sabemos que no se han acabado, solo les pedimos que retomen su liderazgo y levanten las banderas del Chiriguaná poderoso que fue ayer; pensemos, con una frase de nuestro presidente,  “la tal maldición del carbón no existe”.

Colofón: Todo está preparado ya en el corregimiento de la Loma, el de mayor población en todo el país, municipio de El Paso, para que se abra el telón de la edición 26 del Festival de Canciones Samuel Martínez entre el 14 y el 17 de Julio y hay presagios que indican que tendremos el mejor de los Festivales en toda su historia.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz 

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El vocabulario del conflicto

El vocabulario del conflicto

Los 50 años de guerra que ha vivido Colombia han dado como resultado que el vocabulario funesto del exterminio se haya enriquecido al ...

La foto del miedo

La foto del miedo

  Aquí mucha gente vive con angustia. Las calles se han convertido en un nudo de temores, sospechas y furias. El prójimo inspira ...

Editorial: ¿Una negación apresurada de los riesgos de la vacuna del VPH?

Editorial: ¿Una negación apresurada de los riesgos de la vacuna del VPH?

Tras el escándalo causado por el caso de más de 300 niñas de Bolívar supuestamente afectadas por la aplicación de la vacuna del Pa...

El costo de la informalidad

El costo de la informalidad

Un gran reto tienen los candidatos a alcaldías y gobernaciones en las próximas elecciones para disminuir el grado de informalidad en ...

Yull Nuñez, el hombre de los siete talentos

Yull Nuñez, el hombre de los siete talentos

Hablar de Yull es irme al primer momento en que lo vi, el día en que entró un hombre de cabellera tipo sol, con una sonrisa que bri...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

La independencia del Caribe colombiano (1810-1821)

Adelaida Sourdis Nájera | Historia

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Una cultura poetizada

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Síguenos

facebook twitter youtube