Opinión

Tamalameque reclama su parque estadio

Diógenes Armando Pino Ávila

13/07/2016 - 06:00

 

Iglesia de Tamalameque (Cesar) Una inmensa alegría, esperanza y agradecimiento manifestó la comunidad de Tamalameque Cesar, cuando el entonces gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco anuncio la construcción del Parque Estadio San Miguel para este municipio, con una inversión cercana a los $3.823 millones.

Los habitantes de Tamalameque, con la construcción de esta magna obra,  soñaban que sus jóvenes hicieran uso de sus instalaciones para la práctica del deporte, de actividades sanas y activas que permitiera el alejamiento de los mismos de la drogadicción y el alcoholismo, contribuyendo con un proceso formativo que augurara un mejor futuro para las nuevas generaciones.

Desde sus inicios se proyectó para un plazo inicial de ejecución de 270 días, pero se hizo necesario realizar 2 prorrogas por los términos de 90 y 30 días respectivamente y poder cumplir con la terminación de la obra, pero a pesar de las prórrogas realizadas, el contratista no cumplió con el cronograma y no termino la obra. Sin embargo, el señor gobernador, el día 15 de diciembre de 2015, visitó nuestra población y realizó una inauguración simbólica del Parque Estadio aunque éste no estuviera terminado.

Desde entonces los habitantes de Tamalameque hemos visto con preocupación que el contratista abandonó las obras para culminar el proyecto, las instalaciones del Parque Estadio presentan deficiencias como el mal estado de la cancha que no permite la práctica de futbol, el pésimo estado de la pista atlética que ha tenido que ser reparchada y se inunda cuando llueve, no cuenta con servicio de alumbrado, se encuentra llena de maleza, entre otras anomalías.

Por eso, como Tamalamequero, hago un llamado al señor Secretario de Infraestructura del Departamento y al señor Gobernador del Cesar para que tomen las medidas necesarias para que el contratista cumpla a cabalidad con la Construcción del Parque Estadio San Miguel y lo entregue con las especificaciones estipuladas en el contrato LP-SIN-0019-2013, para que el sueño, la esperanza de los habitantes de este municipio no se vea nuevamente truncada, el objetivo y visión del exgobernador Monsalvo de brindar un espacio de recreación y práctica de deporte a los Tamalamequeros se haga una realidad.

Tamalameque merece mejor suerte, merece contar con su Parque Estadio, merece y reclama que esta obra no se convierta más en un monumento al abandono y desidia de las autoridades, los Tamalamequeros exigimos la culminación y entrega del Parque Estadio San Miguel.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur

@MafranPisa

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Ávila

Diógenes Armando Pino Ávila

Caletreando

Diógenes Armando Pino Ávila (San Miguel de las Palmas de Tamalameque, Colombia. 1953). Lic. Comercio y contaduría U. Mariana de Pasto convenio con Universidad San Buenaventura de Medellín. Especialista en Administración del Sistema escolar Universidad de Santander orgullosamente egresado de la Normal Piloto de Bolívar de Cartagena. Publicaciones: La Tambora, Universo mágico (folclor), Agua de tinaja (cuentos), Tamalameque Historia y leyenda (Historia, oralidad y tradición).

@AvilaDiogenes

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Desde mi ignorancia futbolera

Desde mi ignorancia futbolera

  Debo comenzar confesando que nunca pateé un balón, ni siquiera cuando niño. Soy poco aficionado al fútbol, no sé, no me llama ...

Diomedes Díaz era el sueño de todos

Diomedes Díaz era el sueño de todos

Al igual que graduarse de un doctorado en la universidad de Harvard, la de Stanford o en Cambridge, el sueño de un compositor, de un...

La utopía de estudiar en Colombia

La utopía de estudiar en Colombia

  Estudiar una carrera universitaria en Colombia se ha convertido en un verdadero laberinto de penurias, las mismas que padecen los...

50 años del departamento del Cesar (IV): La política en el nuevo departamento

50 años del departamento del Cesar (IV): La política en el nuevo departamento

  La cosa política siguió igual que cuando pertenecíamos al Magdalena, lo único que había cambiado eran los actores, o mejor l...

El poder de la mujer

El poder de la mujer

  En medio de la discusión provocada en el país cuando el Juez 22 administrativo del circuito judicial de Bogotá, Luis Octavio M...

Lo más leído

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

La iguana: un símbolo de la costa Caribe

Redacción | Medio ambiente

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Pedro García: el incansable parrandero del “Trovador ambulante”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

La música del Bajo Magdalena y el vallenato

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados