Opinión

Una jugada maestra: lo que hay detrás del debate a Gina Parody

José Luis Sierra Mendoza

10/08/2016 - 07:10

 

Ministra de educación Gina Parody

Lo que inició siendo un debate en el recinto de la asamblea de Santander, propiciado por la diputada cristiana de ese departamento, Ángela Hernández, se trasladó a las redes sociales y hoy se ha vuelto en debate nacional.

En concreto, la diputada Hernández cuestionó una mala interpretación del artículo 20 de la ley 1620 de marzo de 2013, promulgada por el gobierno mediante la cual se crea el Sistema de Convivencia Escolar y Formación para el Ejercicio de los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar, por parte del ministerio de educación nacional que dirige la actual ministra Gina Parody, a quien la diputada además le imputa intentar imponer sus  orientaciones homosexuales a través de la denominada “ideología de género” en la educación que se imparte en el país.

Frente a todo esto, es importante señalar que resulta sospechoso en la coyuntura en la cual se suscita esta discusión, y aclaro que no me genera suspicacia las intenciones de la diputada Hernández, sino de quienes idearon toda una estrategia mediática, afín de desviar la mirada del país de lo que debería ser el punto objeto de análisis y discusión hoy por hoy, como lo es el proceso de paz y su plebiscito refrendatorio.

Causa curiosidad que en el programa la hora de la verdad,  dirigido por Fernando Londoño Hoyos, uribista recalcitrante, éste se haya ido lanza en ristre contra la ministra en reiteradas ocasiones, auspiciando un debate que se cierne como cortina de humo para lo que hoy debe ser prioridad en el país, la decisión del sí o no respaldar la paz en las urnas.

En lo referente al tema del que se le acusa a la ministra, debo decir lo siguiente; existe una nueva perspectiva  del término “género” la cual fue lanzada en el marco de la IV Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la mujer realizada en Pekín en 1995, la cual define este término de la siguiente manera: “El género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente que se asignan a uno y otro sexo”. Y refuerza esta definición Bella Abzug, ex diputada del congreso de los Estados Unidos, quien plantea lo siguiente: “El sentido del término género ha evolucionado, diferenciándose de la palabra sexo para expresar la realidad de que la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambio”. Esto, palabras más palabras menos, conduce a que el sexo biológico no determina al hombre o la mujer, sino las condiciones sociales y por tal motivo, es el individuo finalmente quien debe decidir si es hombre o mujer, es decir, esta teoría es una defensa de la condición homosexual y existe sin dudas toda una cruzada que pretende implantar de manera sistemática tales creencias.

El hecho de que estemos hoy hablando de igualdad de género es producto de ello, pero no es tan cierto que se esté intentando introducir la teoría de género en el modelo educativo del país, tal y como lo señalan quienes están hoy buscando resaltar cada desacierto de este gobierno para obtener unos resultados electorales de cara al plebiscito por la paz. Si llegara eso a darse, pues habría que hacer los debates que se requieran a fin de ir decantando esos temas y estableciendo de manera sólida los límites necesarios.

Se ha dicho en el marco del precitado debate, que se pretende desde el ministerio de educación, a través de la actualización de los manuales de convivencia de todos los colegios e instituciones educativas del  país, insertar la ideología de género, frente a eso quiero señalar, que son los mismos padres de familia, el cuerpo docente, los estudiantes, las directivas, en fin todo el gobierno escolar quienes por ley deben hacer las respectivas actualizaciones, por tanto tales afirmaciones quedan completamente diluidas. El gobierno a través de este ministerio debe garantizar que se les respeten los derechos a las minorías y creo que es eso lo que finalmente se busca desde la cartera de educación nacional.

En fin,  existe una teoría de género, al igual que existe un movimiento  que no solo la defiende, sino que la impulsa y promueve en todo el mundo y Colombia no es la excepción, pero no les resultaría fácil introducir tal teoría en el modelo educativo nacional. No obstante,  hay que estar vigilantes y revisar los contenidos que en materia de educación sexual se imparta a nuestros niños y  auscultar de manera permanente en ellos respecto a que les están planteando sus docentes en esa materia, para tener mayor tranquilidad, pero sobre todo hay que orientar desde la propia familia a nuestros infantes al respecto para que no terminen siendo confundidos cuando alguien les hable de este tipo de esperpento como lo es la teoría de género.

Lo que seguramente mueve al sector político en el cual milita el señor Fernando Londoño Hoyos, el cual fue derrotado de manera contundente en las elecciones de octubre, es el saber que le resulta imposible enfrentar con posibilidades de éxito la maquinaria de la unidad nacional y a todos los aliados que a lo largo y ancho del territorio colombiano tiene el proceso de La Habana, y en consecuencias intentan distraer para restarle importancia al tema de la paz y al plebiscito y así evitar una copiosa movilidad de colombianos en respaldo del proceso en mención, es decir, tal sector político busca generar un desinterés colectivo que les “permita aumentar” al NO el margen de posibilidades en las urnas.  

Quiero enfatizar en que no será la única embestida mediática que recibirá este gobierno, vendrán un sinnúmero más de ataques como éste, a fin de desdibujar a Juan Manuel Santos y su gestión con el simple propósito de derrotar la propuesta de la paz en el plebiscito. Finalmente, advierto que detrás de todo este rifi-rafe hay toda una jugada maestra orquestada por los detractores de la paz, que apunta a la generación de desinterés de la ciudadanía frente al plebiscito para que no concurran a las urnas y de esta manera aumentar un poco sus ilusiones de que fracase el anhelado sueño de la inmensa mayoría de los colombianos, la paz.

En lo particular, tengo profundas diferencias con este gobierno, considero que sus políticas en materia económicas, de salud, de educación, de empleo, de transporte, agrarias, entre otras, son completamente equivocadas, pero la reconciliación y la armonía nacional están muy por encima de esas diferencias y no militan en ideologías ni colores políticos. Todos por la paz.

 

José Luis Sierra Mendoza

 

Sobre el autor

José Luis Sierra Mendoza

José Luis Sierra Mendoza

Visión colectiva

Gestor Industrial, administrador de Empresas y abogado en formación. Bienvenidos a esta importante ventana de reflexión desde la cual pretendemos construir visión colectiva.

@sierrajose1979

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Lecciones sobre reclutamiento de menores

Lecciones sobre reclutamiento de menores

Saber que Colombia está cada vez más cerca de la paz es una noticia muy positiva que aún estamos en proceso de asimilar, luego de ...

Carta abierta a un gobierno despiadado

Carta abierta a un gobierno despiadado

Señor Presidente, Bañada en lágrimas y con el alma destrozada he leído la carta cruel, con sabor burocrático e indolente que, con...

La RAE: ¿Perfecta imperfección?

La RAE: ¿Perfecta imperfección?

Siempre he escuchado que la perfección no existe, pero si no existe: ¿Por qué se consideran algunas premisas como verdades absolut...

Las violencias: una pandemia por erradicar

Las violencias: una pandemia por erradicar

  Han pasado muchos días sin escribir mi columna habitual, estaba en un espacio de reflexiones y silencios, en el cual, observé muc...

El portal de María de Cardona en Mariangola

El portal de María de Cardona en Mariangola

En el corregimiento de Mariangola, cuatro mujeres hacen historia  en el ámbito comercial. A comienzo de 1940,  llega de Valledupar J...

Lo más leído

¿Cómo y cuándo nació el reggaetón?

Redacción | Música y folclor

Demostración

Diego Niño | Literatura

El paraíso terrenal queda en el Magdalena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Otras expresiones

El día que desapareció el Frente Nacional en Colombia

José Joaquín Rincón Cháves | Ocio y sociedad

El Churiador, un periódico samario curioso del siglo XIX

Annabell Manjarrés Freyle | Periodismo

Conversaciones con un juglar sabanero: Adolfo Pacheco

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Dostoievski sigue vigente

Brayan Buelvas Cervantes | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados