Opinión

No voy a Patillal

Jorge Nain Ruiz

12/08/2016 - 05:30

 

Obras alusivas a los compositores de Patillal / Foto: Archivo PanoramaCultural.com.co

Esta columna la hubiese podido titular más bien “Me voy pa´ Patillal “ y en contraposición al gran Armando Zabaleta, cuando se refería a ese pueblo por la temprana partida de su amigo Fredy Molina, pudiese estar cantando: “Me voy pa´ patillal porque me embarga la alegría, al ver que en ese pueblo van a homenajear a un amigo mío”.

Por estos días me he llenado de orgullo y alegría cuando me entero de la noticia de que la edición 28 del Festival Tierra de Compositores de Patillal (Cesar), se hará en homenaje a mi compañero de estudios en el insigne Colegio Loperena y gran amigo de vieja data, Gonzalo Arturo “El Cocha” Molina, quien no necesita de presentación alguna, por su obra majestuosa dentro de la musica nuestra, y quien tiene hace rato ubicado un pedestal de honor entre los más grandes acordeoneros de la historia del vallenato.

Se me estaba volviendo costumbre pasar la fiesta más importante para nosotros los católicos en esa hermosa población de Patillal; llevo varios años concursando en el festival Tierra de compositores, que se efectúa precisamente los 24 y 25 de diciembre; sin embargo este año anuncio que no cruzaré el rio Badillo en Navidad, con algo de tristeza por no poder acompañar al amigo en su homenaje y voy a contarles la razón.

Patillal, como lo anuncia certeramente el nombre del festival, es sin duda alguna tierra de compositores. Estoy completamente seguro de que no existe en Colombia otro pueblo que lo supere en porcentaje de cantautores por número de habitantes, pero eso no es suficiente para que los organizadores del histórico y hermoso festival que realizan cada año en esa fecha tan emblemática, vivan convencidos de que en la final del concurso de canción inédita deben estar solo los patillaleros y si se les llega a colar algún foráneo, hay que asegurarse de que por bien que le vaya, no supere un tercer lugar.

Son muchos los compositores a los que les he escuchado: yo no voy a participar a Patillal porque en ese pueblo son muy localistas en el concurso de la canción inédita, y sacrificar una fecha tan especial, que la mayoría de mortales la quiere pasar en familia a sabiendas de que, por muy buena que sea la canción allá no pasa nada con ella, no tiene sentido alguno.

Es cierto que uno de los objetivos y fines por los que se hacen estos festivales de pueblos, es para impulsar a los prospectos nativos; pero no le hace ningún bien al evento el hecho de que de antemano los foráneos sepan que, por muy buena que sea su canción, solo llegará a la semifinal.

La inversión que  hace  un compositor para tener una participación decorosa en un festival, es importante; hay que pagarles a los músicos acompañantes, cubrirle los viáticos y demás; en general no es fácil ni viable concursar en esas condiciones; por eso este año, con el dolor del alma, “No voy a Patillal”.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

 

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Vida y obra de Samuelito (1ra parte)

Vida y obra de Samuelito (1ra parte)

Como un homenaje póstumo al juglar que dio a conocer el nombre de mi pueblo con el título de aquella canción que grabaron e hicieron...

Guatapurí, una historia que quiero que vivan mis hijos

Guatapurí, una historia que quiero que vivan mis hijos

Un 25 de abril, víspera del Festival Vallenato, del año 96, madrugué para hacer mis ejercicios matutinos. La luna atestiguaba como a...

En este pueblo hasta al cura le sale el diablo

En este pueblo hasta al cura le sale el diablo

Era un día caluroso, los rayos del sol caían perpendiculares sobre las calles del pueblo, las hojas de los árboles no se movían, la...

Pégale a la Pared pero nunca a una Mujer

Pégale a la Pared pero nunca a una Mujer

He escogido el titulo de la canción de Reyli porque inspira estas letras y tengo fe que por cada persona que la escuche pueda ejerce...

Editorial: La inevitable relación entre academia y música vallenata

Editorial: La inevitable relación entre academia y música vallenata

El pasado fin de semana fue de gran relevancia para el folclor y la música vallenata. En el II Encuentro Nacional de Investigadores or...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

El más romántico y revolucionario compositor

Jorge Nain Ruiz | Música y folclor

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube