Opinión

Editorial: Una alianza cívica para salvar el Río Cesar

Redacción

14/11/2016 - 07:20

 

El Río Cesar / Foto: El Tiempo

En los últimos dos años no han faltado las denuncias y protestas sobre el estado del Río Cesar y la necesidad de recuperarlo urgentemente. Al igual que otras publicaciones regionales, este periódico expuso en un principio grandes preocupaciones en un artículo que recordaba su estado idílico unas décadas atrás.

Las redes sociales también transmitieron la voz de alarma de la ciudadanía. Los usuarios se asociaron y movieron para visibilizar el efecto destructor de las aguas residuales, así como el resultado de la actividad contaminante de ciertas empresas colindantes. De esta manera, ante la innegable existencia de un “ruido imparable”, funcionarios y políticos terminaron aceptando que el río Cesar estaba realmente en peligro.

Últimamente, las iniciativas como el Foro “Miremos al Cesar”, permitieron establecer un debate constructivo en el que ciertas autoridades se comprometieron a recuperar y conservar el río Guatapurí. Entre ellos, el alcalde de Valledupar, Tuto Uhía, manifestó su interés en desarrollar un proyecto para el tratamiento de las aguas residuales, mientras que el gobernador del Cesar, Franco Ovalle, anunciaba recursos para iniciar este proyecto de recuperación.

La reciente iniciativa del Festival Nacional de Compositores de Música Vallenata (San Juan Del Cesar, Guajira) de rendir homenaje a este importante afluente supone un grado más de conciencia y compromiso de la ciudadanía y del mundo cultural para la protección del Río Cesar y de su patrimonio natural. Los artistas y gestores culturales están ahora incluyendo en sus eventos las grandes preocupaciones relacionadas con el medio ambiente.

La influencia de la ciudadanía –desde los habitantes hasta gremios organizados- sobre el programa político de la clase dirigente es innegable. Una voz de alarma organizada y constante tiene repercusión en las decisiones de los funcionarios y otros organismos encargados de velar por el bien común.

Todavía falta mucho para salvar el río Cesar. El año 2017 será determinante, pero también la presión ejercida por la ciudadanía en su conjunto.   

 

PanoramaCultural.com.co 

 

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Y de cultura qué?

¿Y de cultura qué?

Diciembre va lejos, sin embargo el año nuevo sigue soplando vientos cuyas brisas ya acariciaban nuestro territorio desde hacía algu...

Lo mejor del año que pasó (Parte III)

Lo mejor del año que pasó (Parte III)

Para cumplirles con la serie de artículos sobre lo mejor del año, me permito presentarles las canciones nominadas como las más sonad...

Editorial: Reflexiones en pleno mes de la herencia africana

Editorial: Reflexiones en pleno mes de la herencia africana

La cuestión de la afrodescendencia y el reconocimiento a una comunidad se han impuesto en la agenda de muchas instituciones durante es...

Paro agrario del 28 de abril: próxima lección de dignidad

Paro agrario del 28 de abril: próxima lección de dignidad

Colombia lleva más de dos décadas de apertura económica, siguiendo a rajatabla el consenso de Washington y la receta neoliberal dict...

Chiriguaná, la maldición del carbón

Chiriguaná, la maldición del carbón

A comienzos de los años ochenta del siglo pasado todavía se escuchaba decir en el departamento del Cesar que había una población ...

Lo más leído

Jaime, el de la Nacho

Diego Niño | Ocio y sociedad

Los inicios de la cerveza en Colombia

José Luis Hernández | Historia

Claude Monet y Chaïm Soutine, dos pintores antagónicos

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La vida, esa feroz bancarrota

Diego Niño | Artes plásticas

La partida del Adán

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

¿Qué está pasando con la literatura del Cesar?

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados