Opinión

Por enésima vez una Yuliana y un Rafael

Yarime Lobo Baute

07/12/2016 - 07:40

 

Yuliana Andrea Samboni / Foto: redes sociales

Leí el comunicado de la familia Uribe Noguera, corto de apariencia según algunos, pero encierra en sí mismo el profundo dolor de una familia a la que todos les toca presenciar con impotencia la debacle de un ser querido.

También vi el vídeo compartido por la página del periódico El Espectador en el cual un uniformado le lee a Rafael Uribe los cargos por los cuales es acusado, su rostro es tremendamente revelador: La tragedia de doble vía.

No he cesado de meditar en lo ocurrido a manos de este colega de escasos 38 años y de un prominente futuro en la capital del país, el tema de las drogas si bien puede ser usado como argumento paliativo de una realidad a la que así se marche y promuevan movimientos efervescentes no van a reducir una realidad que como bomba de tiempo la cargamos entre las piernas: Estamos frente a un sistema misógino y machista que educa y repite el modelo violento, y dichas violencias por más mascaras sociales y títulos no perdona estrato socio-económico. 

La violencia que se ejerce contra las mujeres donde su dignidad sexual es un trofeo y más si se toma desde temprana edad cada día se evidencia más. No en vano llevamos un poco más de 18.000 casos registrados en lo que va de este año, pero esto no es de ahora, ha sido siempre, sólo que ahora la comunicación masiva lo parlantea y lleva a todos los rincones...    

¿Qué pudo haber pasado por la mente del arquitecto Rafael Uribe Noguera para hacer lo que hizo? A mi juicio lo que pasa constantemente en la mente de muchos que se autocontrolan aparentemente, pero desde sus dichos y gestos agreden diariamente a cuanto sexo diferente les pase enfrente. ¿La diferencia? Rafael Uribe traspasó la barrera entre los dichos y los hechos....  

Que lo judicialicen y le caiga todo el peso de la ley es el camino, pero no regresará a la vida Yuliana, así digamos hoy llevadas y llevados por el dolor que todos lo somos. Tampoco nos devolverá a Rafael, se perdieron dos vidas aquí, una inocente llena de luz y otra inconsciente de la dimensión y diferencia que hay cuando se procede llevado por la oscuridad.   

Me duele el alma, en especial el alma colectiva. que impotente percibe la inconsciencia del poder que ejercen aquellas cuatro voces que habitan en nuestro interior, una es la voz del Ego, otra la del Qué dirán, otra la Oscura y la que pulsea con esas tres es la voz de Luz. Cuando nos dominan las dos primeras, el caos y conflicto se hace evidente (Patria Boba). Cuando te domina la tercera, la Muerte y División es inminente (Odios, caos, atrocidades, guerra).  

Encender nuestra Luz Interior es el camino y única verdad, única manera de verdadera VIDA (Pacificadores). Cuánta tristeza evidenciar lo lejos que estamos de comprender que la vida y muerte está dentro de cada uno. Qué impotencia. Qué dolor.  Silencio. Hay tiempo para todo, en especial hay tiempos donde el silencio es un grito! #YoSoyYuliana y... ¿Qué pasó Rafael?

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo 

 

Sobre el autor

Yarime Lobo Baute

Yarime Lobo Baute

Obras son amores

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

@YarimeLobo

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La inmunidad de rebaño

La inmunidad de rebaño

  Retomando el tema, todavía la ciudadanía se pregunta cómo se logró la inmunidad de rebaño en el Concejo municipal de Valledupa...

¿Quién o quiénes mataron a Camila?

¿Quién o quiénes mataron a Camila?

Camila Abuabara fue una joven con un inmenso deseo de vivir, una luchadora que emprendió el espinoso camino de enfrentar, con sus me...

La mamá grande: Quecha

La mamá grande: Quecha

  Hay personas que, por su grandeza, se merecen una historia escrita, ya que la contada, aunque va de voz a voz dirigida por los que ...

Hasta aquí nos trajo el río

Hasta aquí nos trajo el río

"Hasta aquí nos trajo el río" es el nombre del estadero más antiguo del balneario Hurtado y parece ser una premonición de la trag...

Felices 59, mi amada Guajira

Felices 59, mi amada Guajira

  Ay' que bella hermosa y exótica es mi Guajira donde se forman los hombres de gran valor cuna de hermosas mujeres ese es mi pue...

Lo más leído

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

La iguana: un símbolo de la costa Caribe

Redacción | Medio ambiente

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Pedro García: el incansable parrandero del “Trovador ambulante”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

La música del Bajo Magdalena y el vallenato

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados