Opinión

Talentos ocultos: el homenaje a tres mujeres excepcionales

Alberto Campos

08/02/2017 - 03:35

 

 

El cine es, a pesar de todo, a pesar de la industria comercial, una gran ventana al conocimiento. Y lo hemos visto en ciertas ocasiones cuando se trata de rescatar la memoria de un suceso o  de dignificar a ciertas personalidades olvidadas.

Teniendo como escenario “La Guerra Fría” y la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, “Talentos Ocultos” se propone justamente eso: rendir homenaje a tres mujeres que cambiaron el curso de la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética, y al mismo tiempo, abrieron las puertas de la NASA para que otras personas, sin importar el color de su piel, pudieran tener una oportunidad.

Ésta es una película que sorprende y conmueve. La película no brilla especialmente por su dirección, aceptable en términos generales (y criticable en algunos aspectos por su tendencia al sentimentalismo, el uso de arquetipos norteamericanos y la alusión al tradicional patriotismo), pero destaca por el relato excepcional de superación y la actuación magnífica de cada una de las protagonistas: todas ellas brillan por sí solas. Es un placer como espectador descubrir a estas actrices “casi desconocidas” para muchas personas,  y descubrir un poco de la vida de estas grandes personalidades afro-americanas, su pasado y como supieron librar la batalla por sus derechos.

La trama gira alrededor de Katherine G. Johnson (Taraji P. Henson), Dorothy Vaughan (Octavia Spencer) y Mary Jackson (Janelle Monáe), mujeres que, a pesar de todas las adversidades, serán fundamentales para poner en órbita al astronauta John Glenn. En el elenco también encontramos rostros conocidos como el de Kevin Costner y Jim Parsons (con una actuación poco memorable).

Estos tres personajes, con sus batallas internas, con sus conflictos personales, tienen una lucha en común: el romper barreras, el superar obstáculos. Katherine busca ganar su lugar entre hombres, hombres blancos y hombres blancos racistas (la repetición es intencional); Dorothy debe demostrar que es igual o más capaz que cualquier persona blanca, y Mary tiene el propósito de crear oportunidades para ella en donde no existen.

En cuanto a los vestuarios y los escenarios son realmente acertados. Es como regresar a los años 60. Talentos ocultos cubre a la perfección estos detalles. Se nota el esfuerzo por recrear una época, un estilo y una forma de vivir.

Para concluir, la película ofrece grandes mensajes en un contexto difícil. Primero la llegada de Trump (y el regreso de los grandes miedos ligados a los tiempos del racismo más execrable), pero también la criticada ausencia el año pasado de actores y directores afros en las nominaciones a los Oscars. La historia de estas tres mujeres es de esas que nos inspira y motiva a ser mejores.

Altamente recomendada.

 

Alberto Campos 

 

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Derechos vacunos o derechos humanos?

¿Derechos vacunos o derechos humanos?

Los dineros públicos son del público, de la gente, y, en las democracias elegimos a los gobernadores y alcaldes para que ejecuten eso...

Muchos retos en los temas de equidad para 2020

Muchos retos en los temas de equidad para 2020

Estamos iniciando el nuevo año, y puedo decir que el año que finalizó me deja la satisfacción por contribuir por más derechos y m...

El eco del Grito

El eco del Grito

Enmarañado entre correos reapareció el mensaje aquel, del pintor Francisco Ruiz, cuya argentinidad conmueve más al saberlo seguido...

Yo, el niño (Parte III): a punta de pata lavé mi ropa

Yo, el niño (Parte III): a punta de pata lavé mi ropa

  Mi madre, desde pequeño, me enseñó a lavar la ropa que lavaba de los médicos. Eran montañas de sabanas azules, de pantalones y...

Editorial: Hábitos culturales de los colombianos y latinoamericanos

Editorial: Hábitos culturales de los colombianos y latinoamericanos

Las estadísticas publicadas en Septiembre 2014 por el Observatorio Iberoamericano de la Cultura (OIC) sobre los hábitos y práctica...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Los grandes triunfos de Freddy Molina

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Un paseo por el cementerio San Miguel de Santa Marta

Joaquín A. Zúñiga Ceballos | Turismo

Del vallenato lírico, el vallenato romántico y el vallenato llorón

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

María Ruth Mosquera | Turismo

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados