Opinión

El efecto Trump

Diógenes Armando Pino Sanjur

15/02/2017 - 03:10

 

 

Evocar a los Estados Unidos de América es remembrar al país que permitió poner fin al holocausto nazi, a la nación que en sus películas de Hollywood fungen como los salvadores del planeta y los que garantizan el orden mundial, que brindan oportunidades, pero sobre todo el estado donde reina y se pregona la democracia y la libertad.

Pero esta percepción se está derrumbando, con la llegada del magnate Donald Trump a la presidencia, todo está cambiando de manera acelerada y vertiginosa, la población mundial comienza a preocuparse y llenarse de zozobra por culpa de las políticas activadas por el nuevo mandatario.

Trump, en sus primeros días, implementó acciones ejecutivas sobre la inmigración donde pretende crear una fuerza deportiva masiva, poniendo en riesgo la separación de familias estadounidenses. Asimismo amenazó a las urbes que protegen a los emigrantes con retirarles multimillonarios fondos federales, atentando con la unión y autonomía política de los estados.

También persiste en su iniciativa de construir un muro con México, el cual crearía una barrera fronteriza y aislaría estas dos naciones, pero de manera absurda pretende que sea financiado por los mismos mexicanos, lo que ha parecido una falta de respeto a la dignidad de México e incluso de toda América.

Las relaciones exteriores también han sufrido reveses y se han visto afectadas con la manera de gobernar de Donald Trump. La Unión Europea muestra preocupación por el abierto apoyo del presidente a la decisión de Reino Unido de separarse de la comunidad, lo que puede incentivar a otros países a tomar la misma decisión.

Trump también tuvo una agitada discusión con el primer ministro australiano, al cual amenazó con revisar los acuerdos comerciales entre los dos países y a quién le colgó el teléfono, lo que demuestra la inexperiencia del presidente en el manejo de las relaciones internacionales, las cuales, por lo visto hasta ahora, pretende manejar con la misma soberbia y ego con que manejaba su emporio empresarial.

Pero el presidente norteamericano no paró allí. Por el contrario, se atrevió a fustigar al juez que congeló el decreto que negaba la entrada de refugiados y personas de países predominantemente musulmanes, atentando con la libertad y división de poderes en su nación.

Siempre he tenido una concepción que el presidente de Estados Unidos tiene funciones de manejo de política internacional, pero que el mismo sistema norteamericano permite poner freno a sus decisiones si se desbordan y amenazan con la inestabilidad, seguridad y economía de esta gran nación. Hoy ruego que sea así, para que pueda haber un órgano o mecanismo controle o pueda poner fin a las atrocidades y desaciertos políticos que viene asumiendo el gobierno Trump.

Si no es así, tendremos que prepararnos una debacle mundial, donde la armonía, estabilidad, paz, intercambio comercial, fraternidad y ayuda entre naciones estarán en entredicho debido al efecto Trump, lo que nos podría llevar a una recesión o, en el peor de los casos, a una guerra mundial.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur

@mafranpisa 

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Sanjur

Diógenes Armando Pino Sanjur

Tamalamequeando

Diógenes Armando Pino Sanjur, más conocido como May Francisco, nació el 24 de junio de 1976 en un pueblo mágico lleno de historia, cultura y leyendas situado en la margen derecha del Río Magdalena llamado Tamalameque. Hijo de los docentes Diógenes Armando Pino Ávila y Petrona Sanjur De Pino, tiene 2 hijos, May Francisco y Diógenes Miguel, los cuales son su gran amor, alegría, motor y mayor orgullo. Abogado de Profesión, despertó su interés con la escritura de su padre quien es escritor e historiador, se declara un enamorado de su pueblo, de su cultura (la tambora) y apasionado por la política como arte de servir.

1 Comentarios


Jairo Tapia Tietjen 15-02-2017 11:03 AM

Si deseamos vivir en paz armémonos para la guerra

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿En jet privado o en burro?

¿En jet privado o en burro?

Díganme lectores si el Vallenato no es una música de contrastes. Hace apenas unos ocho años visité en Guacoche, muy cerca de Valled...

De Colombia para Dubái

De Colombia para Dubái

“El mundo les queda pequeño”  Carta 49. Fredy López. I.   Salir del país es la opción que tienen muchas personas, para ade...

El abrazo de la victoria y el poso de la derrota

El abrazo de la victoria y el poso de la derrota

  El fútbol es el deporte de las multitudes, es el fervor de los sentimientos colectivos de un pueblo. Esa pasión nace por el arr...

Los “Mampanos” deben cuidarse

Los “Mampanos” deben cuidarse

Durante los años 80, en la época dorada del vallenato, existía en el Cesar y la Guajira cinco agrupaciones a las que se debía res...

Ilfred: 82 días de libertad

Ilfred: 82 días de libertad

“La libertad no es un fin, es un medio para desarrollar nuestras fuerzas”, Giuseppe Mazzini  Esta columna representa un acto...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Los caminos de la literatura colombiana

Yeny Lorena Grisales | Literatura

Colombia y el Tour de Francia

Redacción | Ocio y sociedad

One Hit wonders vallenatos

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Pierre Bonnard, el pintor de la evanescencia

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados