Opinión

No queremos flores, ¡Queremos derechos!

Beatriz Ramírez

08/03/2017 - 05:40

 

Histórica manifestación por los derechos de la mujer durante la República en España

 

“Porque no hay nada que celebrar por la muerte de mujeres trabajadoras a manos de patriarcas capitalistas. Porque no hay que contentarse con recibir flores, chocolates, peluches o cartas que expresen el amor romántico y dominante. Porque no hay que domesticarse y estar feliz, porque al menos un día en la historia, “ellos” nos celebran”.Periódico Anarquista "La Boina"

Con éste contexto podemos decir que el 8 de marzo no es un día de celebración, sino de conmemoración por la lucha de las trabajadoras textiles de 1908, cuando unas 15.000 mujeres salieron a las calles para exigir mejores condiciones laborales exigiendo dignidad, porque en ese momento las condiciones de vida y laborales eran miserables, jornadas de 12 horas, sin protección a la maternidad, sin seguridad en los lugares de trabajo, con salarios míseros y un trato humillante. Éste es un día para hablar de la lucha por la emancipación.

Adicional a lo anterior, el 25 de marzo de 1911 ocurrió el terrible incendio provocado por la inhumanidad del dueño de la fábrica textil “Triangle Shirtwaist Company” en Nueva York, donde se cerraban con llave las puertas para que las obreras no pudieran salir y así trabajaran las horas que les correspondían. En el incendio murieron 146 huelguistas de entre 14 y 31 años, unas quemadas, otras estrelladas contra el piso al tratar de esquivar el fuego lanzándose desde altura.

En 1910, en Copenhague, se celebró la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, donde se aprobó el establecimiento del “Día internacional de la mujer trabajadora”, propuesto por la alemana Clara Zetkin, quien era socialista, apoyada por Rosa Luxemburgo, ambas fundadoras de la Liga Espartaquista alemana.

Mi invitación es a que no olvidemos cuál es el motivo que conmemoramos, no podemos olvidarnos de la organización y luchas anteriores y que no lo veamos como un acto de violencia contra las mujeres por el atentado que sufrieron las 146 trabajadoras, desconociendo el carácter patriarcal y capitalista del que fueron víctimas, sino que es una reivindicación de nuestros derechos civiles.

No caigamos en el juego de celebrar el 8 de marzo como un evento comercial, como prácticamente se viene haciendo, donde nos regalan flores y se ofrece un día al consumismo, desvirtuando la lucha por la libertad. Es conmemorar el Día de La Mujer Trabajadora y sus luchas por la autonomía para ser realmente independientes y la libertad para involucrarnos activamente en la política de nuestro país.

Hablando de la mujer trabajadora sea formal o informal, se hace urgente y necesario empoderar a las mujeres, aportando educación y capacitación, para que gocen de nuevas oportunidades en un mundo laboral en transformación, ya que el mercado laboral está cambiando a gran velocidad.

También seguimos exigiendo que se promulguen leyes y reglamentos que protejan el principio de la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor. Vigilar por que las empresas pongan de su parte para acabar con la desigualdad salarial entre mujeres y hombres.  Apenas 67 países han adoptado leyes contra la discriminación por motivos de género en las prácticas de contratación, mientras que al menos en 155 países, el empleo y la capacidad empresarial de las mujeres están sujetos a una o más restricciones legales por razón de género. Las leyes discriminatorias y la insuficiente protección jurídica agravan las desigualdades de género y privan de poder a las trabajadoras.

Lo que sí es claro es que las economías que benefician a las mujeres también benefician a toda la sociedad. Entonces el futuro que imaginamos para los hombres y mujeres, depende de nuestra capacidad para aprovechar plenamente el poder y el potencial de las mujeres, garantizando que todas las mujeres puedan prosperar y participar, entre otras formas, con un trabajo decente y digno.

 

Beatriz Ramírez David 

 

Sobre el autor

Beatriz Ramírez

Beatriz Ramírez

Mundo en femenino

Administradora de Empresas, egresada de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia “UNAD”, estudiante de la Maestría en Género, Sociedad y Políticas en Prigepp-flacso. Cuento con habilidades y competencias que me han permitido desarrollarme en las áreas de gestión humana, en los sectores públicos y privados. Con capacidad de liderazgo y trabajo en equipo; con amplia experiencia como facilitadora en temas de Género, empoderamiento de las mujeres, igualdad de derechos e Inclusión Social, manejo de personal y trabajo social con comunidad en alto riesgo de vulnerabilidad.

1 Comentarios


Berta Lucía Estrada Estrada 09-03-2017 04:12 AM

8 DE MARZO, DIA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA QUE SE EJERCE EN CONTRA DE LAS MUJERES: No, no necestaimos flores; necesitamos reconocimiento a todos nuestros derechos, necesitamos que los hombres nos respeten no un día sino los 365 días del año, necesitamos que los hombres participen activamente en las labores del hogar y en la misma medida que las mujeres, necesitamos que se ocupen de la crianza de los hijos y del cuidado de los mayores, necesitamos que ningún hombre deje a sus hijos abandonados, que ninguno le pegue a su mujer "porque la quiere mucho y no puede ser de nadie más", no necesitamos a ningún machito marchito que asesine a su mujer en nombre de ese terrible "amor" que dice tenerle. Necesitamos un hombre que esté a nuestra altura, que nos respete y que construya con nosotras un mundo mejor, más equitativo, más justo, menos violento. Y por supuesto no olvido que cuando hablo de derechos hablo de salarios iguales a igual trabajo; pero sobre todo hablo de Derechos Humanos. NO HAY NADA QUE CELEBRAR, CELEBRAREMOS CUANDO ESTA IGNOMINIA HAYA TERMINADO, POR EL MOMENTO HAY QUE RECORDAR SEGUNDO A SEGUNDO EL HORROR DE LA SOCIEDAD PATRIARCAL. Berta Lucía Estrada

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Entre más grande sea el artista, más grande es su humildad

Entre más grande sea el artista, más grande es su humildad

Digamos que esta columna de opinión es como una recomendación para algunos artistas nuevos, aquellos que apenas comienzan pero que ir...

Valledupar, la tierra de Germán el hombre

Valledupar, la tierra de Germán el hombre

  Los pensamientos humanos son como una especie de álbum de fotografías cuyas hojas pasas hacia adelante, o hacia atrás dependie...

Reflexión sobre Cultura, Globalización e Identidad

Reflexión sobre Cultura, Globalización e Identidad

El análisis del concepto Cultura puede hacerse desde enfoques diferentes. Sería muy prolijo desde estas líneas referirnos a todos el...

El racismo de Trump que nos refleja como humanidad

El racismo de Trump que nos refleja como humanidad

El discurso de aceptación de Trump en la Convención Republicana fue todo un ultraje a la paz y la democracia, fue en sí un llamado...

El eterno misterio de los whiskies

El eterno misterio de los whiskies

  Son ridículas aquellas personas que cada vez que se toman un trago de Old Parr terminan diciendo a boca llena de que éste es el...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Coco Chanel: modista y espía

Juan Carlos Boveri | Moda

Tras los pasos del maestro Manuel Zapata Olivella

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados