Opinión

Editorial: De ciudad rica en cultura a Ciudad cultural

Redacción

07/08/2017 - 06:30

 

Primera reunión del director de la Casa de la Cultura de Valledupar con gestores culturales

 

Todo gesto que busca la concertación o la unión del sector de la Cultura representa una carta de buenas intenciones para una administración en pleno arranque. La Cultura necesita esos actos simbólicos que permiten medir las aspiraciones, buscar el impulso y entender algunas dificultades o depresiones del terreno.

En los primeros días del nuevo director de la Casa de la Cultura de Valledupar, José Atuesta Mindiola, esos gestos han sido patentes y se han concretado de la mejor manera: con una respuesta positiva del gremio que valora el conocimiento y el compromiso de quien los convoca.

Por otro lado, el diagnóstico queda claro. Para que Valledupar supere la desazón causada por el vacío y la improvisación de los últimos años -y pueda así proyectarse a través de la Cultura- es necesario construir un proyecto transparente, coherente y entendible (que pueda servir de hoja de ruta para próximas administraciones). Para ello es imprescindible la cercanía del alcalde y su respaldo en cuanto a inversión.   

La construcción de confianza y transparencia son las grandes prioridades, y con ese fin deben resaltarse dos aspectos: 1) un consejo de cultura con el cual se puedan comentar y debatir prioridades; y 2) un plan que debe sentar las bases de un calendario anual de grandes eventos para el municipio.

Sólo a través de estos dos pilares puede surgir una política cultural que respalde a la ciudad en términos turísticos y que permita, también, la inclusión de una buena parte de los actores que trabajan en el campo de la Cultura.

Y si se trata de posicionar la ciudad de Valledupar como uno de los grandes destinos culturales y turísticos de Colombia, es vital que la oficina de Turismo y la Casa de la Cultura puedan trabajar conjuntamente en la elaboración y comunicación de ese calendario anual de eventos, y que se apoyen en la consagración de ciertos objetivos que comparten.

El camino es largo, sinuoso, y ante los numerosos elementos distractores, es importante no dejarse llevar por el día a día, evitar caer en la trampa de querer demostrar demasiado en los primeros días. Una buena planeación compartida con el gremio puede ser el estímulo deseado para todo un sector, un año 2018 admirable, y, por qué no, el rescate de un gran número de eventos muy atractivos que han desaparecido por falta de consciencia, estructura y rigor administrativo.

El cambio de paradigma es posible: Valledupar puede dejar de ser esa eterna ciudad rica en expresiones culturales -que sólo atiende algunas cuando puede- para convertirse en una Ciudad cultural que pone en adelante sus riquezas y busca proyectarse como un referente nacional.  

 

PanoramaCultural.com.co  

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El fracking: la política de la destrucción

El fracking: la política de la destrucción

  El fenómeno del fracking estuvo en auge en Colombia en administraciones pasadas, por la falta de consciencia sobre la destrucción...

Error de cálculo

Error de cálculo

Ésta semana que pasó estuvo llena de sorpresas y ésta que va a terminar también, en Colombia se vive el extraño mundo de Subuso,...

Álvaro Uribe cava su propia tumba

Álvaro Uribe cava su propia tumba

Creo que la mayoría de colombianos consideramos al ex presidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez como un hombre inteligente o ...

Los viajes del acordeón

Los viajes del acordeón

No siempre la música vallenata tiene que ser ejecutada con acordeón ni todo lo que se toque con él debe ser considerado como tal. Ni...

El año de la nueva paz

El año de la nueva paz

Esta paz se siente como esa de la cual habla el cura en la eucaristía al momento de darnos la paz. Entonces salimos de la iglesia, a...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

El Bogotazo, 9 de abril de 1948: el relato de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en la prensa

Yeison Yamir Martínez Mejía y Peter Henry Ortiz Garzón | Historia

La política, el bogotazo y la muerte de la esperanza

Carlos Alberto Salinas Sastre | Historia

Aproximación a la definición del Arte

Eduardo Vásquez | Artes plásticas

Tres poemas de Luiz Mizar

Donaldo Mendoza | Literatura

Rosa jardinera

Álvaro Yaguna Nuñez | Música y folclor

Gitanos: érase una vez América

Ricardo Hernández | Pueblos

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados