Opinión

Eclipse político

Diógenes Armando Pino Sanjur

24/08/2017 - 07:20

 

 

El pasado 21 de agosto varios países del mundo, incluido Colombia, tuvieron el privilegio de presenciar y admirar el eclipse total de sol, fenómeno astronómico producido por la interposición de la luna entre la tierra y sol, lo que permite que se le oscurezca su radiante brillo y la penumbra se apodere de una zona de la tierra en pleno día.

A propósito de oscurecimiento y penumbra, en el último año hemos visto cómo en Colombia ha ocurrido un eclipse político, donde gran cantidad de magistrados, congresistas, fiscales, gobernadores y alcaldes se han visto envueltos en graves casos de corrupción, lo que ha creado en la opinión publica un repudio e inconformismo al darse cuenta que nuestro sistema político es clientelista y corrupto.

Dado por terminada la escalada terrorista de las FARC mediante el proceso de paz, hemos centrado nuestro interés en cosa distinta a la guerra y atentados perpetrados por este grupo terrorista, para encontrarnos con casos aberrantes como el de Obedrechts, donde políticos utilizando sus influencias lograron que la empresa pagara cuantiosos sobornos y financiaría campañas políticas para garantizar grandes concesiones en el país.

Asimismo como un alcalde electo, su hermano y un exconcejal son detenidos en medio de una investigación por la supuesta conformación de una red de corrupción donde cometen irregularidades para lograr la elección de la contralora distrital, alcaldes locales y personero.

Por otra parte se dio a conocer como el Fiscal Luis Gustavo Moreno quien fue encomendado para velar por la transparencia, liderar la lucha contra los corruptos y extinguir de una vez por todas este flagelo que está consumiendo a nuestro país en problemas sociales, desigualdad y pobreza fue capturado por favorecer a ex gobernadores, ex alcalde y otros funcionarios en sus procesos por corrupción.

Pero la corrupción en Colombia se ha incrustado en las más altas esferas, permitiendo que políticos corruptos que a lo largo del ejercicio de su vida política  han saqueado las arcas del estado, puedan solucionar sus investigaciones, y salir indemnes de los procesos en su contra, de allí las revelaciones de las autoridades norteamericanas donde entregaron a la fiscalía colombiana comunicaciones electrónicas y conversaciones que desprenden una presunta participación de los ex magistrados de la Corte Suprema de Justicia José Leónidas Bustos y Francisco Ricaurte favoreciendo en las investigaciones a varios políticos.

Ante los crecientes escándalos de corrupción las congresistas del Partido Verde Claudia López y Angélica Lozano se propusieron impulsar una consulta anticorrupción la cual superó el número de firmas necesarias, pero paradójicamente un concejal y miembros del partido de las impulsoras de la iniciativa se encuentran inmersos en un escándalo de corrupción donde supuestamente exigían puestos a cambios de no hacer oposición.

Así como vamos, si no hacemos un alto en el camino y tomamos decisiones radicales en las urnas, la oscuridad y penumbra que ha producido este eclipse político tendrá efectos nefastos para la vida democrática, política, social y económica del país.

Es hora de comenzar a cambiar las costumbres políticas y erradicar la corrupción, para que brille nuevamente la luz y admitan que los recursos se inviertan en obras que permitan que las necesidades básicas de las comunidades sean satisfechas. De lo contrario permaneceremos en un sueño profundo que nos sumirá en la pobreza y subdesarrollo.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur 

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Sanjur

Diógenes Armando Pino Sanjur

Tamalamequeando

Diógenes Armando Pino Sanjur, más conocido como May Francisco, nació el 24 de junio de 1976 en un pueblo mágico lleno de historia, cultura y leyendas situado en la margen derecha del Río Magdalena llamado Tamalameque. Hijo de los docentes Diógenes Armando Pino Ávila y Petrona Sanjur De Pino, tiene 2 hijos, May Francisco y Diógenes Miguel, los cuales son su gran amor, alegría, motor y mayor orgullo. Abogado de Profesión, despertó su interés con la escritura de su padre quien es escritor e historiador, se declara un enamorado de su pueblo, de su cultura (la tambora) y apasionado por la política como arte de servir.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Dos Colosos con sus Festivales

Dos Colosos con sus Festivales

Las cosas buenas de la gente se deben resaltar. Nos hemos acostumbrado a alegrarnos de los errores y de los infortunios de los demás, ...

Como decimos una cosa, decimos otra

Como decimos una cosa, decimos otra

Pasada una semana de la trascendental jornada democrática, donde los colombianos decidieron no refrendar los acuerdos adelantados en...

Aullar para qué, si ya está la leche derramada

Aullar para qué, si ya está la leche derramada

“Casarse por segunda vez es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia”, Samuel Johnson. Perdimos aquellos colombianos espera...

Editorial: Beneficios de la era digital para la Cultura

Editorial: Beneficios de la era digital para la Cultura

Se habla a menudo de las amenazas que puede suponer  el mundo digital para la literatura, el mundo editorial o el sector cultural. E...

La ropa sucia se lava en casa

La ropa sucia se lava en casa

El refrán popular de “Sacar los trapos al sol” es precisamente aquel contrario al de “La ropa sucia se lava en casa” o “Los ...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

¿Por dónde le entra el agua al coco?

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

Otro festival vallenato en Cundinamarca

Jorge Nain Ruiz | Opinión

El fútbol, una pasión desde siempre

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

El Cesar tiene sed

Carlos Cesar Silva | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube