Opinión

Editorial: 50 años del Cesar, ¿hacia dónde vamos?

Redacción

04/12/2017 - 07:10

 

Foro académico organizado en Valledupar en el marco de los 50 años del Cesar

 

El 21 de diciembre de 1967 nacía oficialmente el departamento del Cesar tras la ley firmada en junio del mismo año por el presidente de entonces, Carlos Lleras Restrepo. Lejos de ser fácil, fruto de innumerables negociaciones y encuentros, este nacimiento puede ser recordado hoy como el inicio de una maduración política y territorial.  

El foro académico “El Cesar: Memorias, voces y música en sus 50 años de creación”, ofreció una mirada sobre la evolución de este departamento, el legado para futuras generaciones, pero también las oportunidades y dificultades a las que tienen que encararse los dirigentes de hoy y mañana.

El marco creado por el gobernador Franco Ovalle, quien ilustró los cambios de los últimos años con un gran número de cifras, sirvió para entender el salto que dio el departamento demográficamente y en materia de infraestructura.

Los 13 municipios de los inicios contrastan notablemente con los 25 de hoy. El Cesar sigue siendo un territorio eminentemente agrícola (el sector rural genera más de 135.000 empleos directos), aunque se ha dado una importancia creciente a la minería. Y si el crecimiento de la oferta en materia educativa y sanitaria ha sido grande, sigue siendo deficiente ante las necesidades de la población.  

Desde un principio las intervenciones de los exgobernadores José Antonio Murgas y Alfonso Araujo Cotes, brindaron una nota emotiva sobre el esfuerzo que supuso la creación del departamento, pero también algo que podría parecer tan anecdótico como la elección de Valledupar como ciudad capital.

En el contexto de las negociaciones de los años 60, ciudades como El Banco u Ocaña parecían más opcionadas para ser las capitales del departamento, y la defensa de Valledupar tuvo que ser acérrima. Si hoy la música vallenata -y por extensión la “Capital Mundial del Vallenato”- son los símbolos más reconocibles del Cesar, es en gran parte fruto del esfuerzo y la visión de los primeros líderes del departamento.

Además de los 35 gobernadores del Cesar (el primero siendo Alfonso López Michelsen), se hizo -gracias a la intervención de la escritora Mary Daza- especial énfasis en el papel transformador de las mujeres que intervinieron notablemente desde la política o la cultura, como son -entre muchas otras- Consuelo Araújo (gestora e impulsora del Festival de la Leyenda Vallenata) o Lolita Acosta (fundadora del primer periódico municipal El Diario Vallenato).

Tras este camino de cinco décadas, los retos son grandes y, frente a ellos, la respuesta de las fuerzas políticas y de la ciudadanía debe ser de gran responsabilidad. Tras referirse al pasado glorioso de la ciudad de Valledupar, el historiador Tomás Darío Gutiérrez resaltó, por ejemplo, la excesiva dependencia del departamento en cultivos como el arroz o la palma, y la poca producción de plátano, yuca o batata (lo que obliga a importar en grandes cantidades).

Por su lado, el documentalista y líder indígena Amado Villafañe, después de agradecer una invitación que tiene un gran valor simbólico, subrayó la necesidad de limar las asperezas surgidas a lo largo de la historia entre diferentes pueblos y volver la mirada hacia lo más importante que tenemos en el departamento: la Sierra Nevada de Santa Marta. “Nosotros [indígenas], consideramos la naturaleza como ser viviente con derecho -expresó Villafañe-.Nosotros le cuidamos el agua a todos ustedes". 

En medio de tanta diversidad, oportunidades y talento, quizás el desafío más importante y urgente del Cesar sea crecer de manera sostenible, preservando la riqueza natural y humana que lo caracteriza. Y eso es lo que justamente le deseamos al Cesar. ¡Felices 50 años! 

 

PanoramaCultural.com.co 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cultura y obras de gobierno

Cultura y obras de gobierno

Las obras de infraestructura sirven un propósito, cumplen el fin para lo que fueron construidas, pero para que trasciendan necesitan...

Sobre nuestra economía, sobre nuestra sociedad

Sobre nuestra economía, sobre nuestra sociedad

  Estos son los indicadores económicos respecto a la pobreza en la ciudad de Valledupar que lanza el Banco de la República en un es...

Editorial: El reconocimiento de la mujer en la sociedad de hoy

Editorial: El reconocimiento de la mujer en la sociedad de hoy

La mujer ha sido uno de los grandes centros de atención esta semana en Valledupar y lo seguirá siendo durante lo que queda de este me...

En la Guajira, agua sí ha habido

En la Guajira, agua sí ha habido

Cuando a los colombianos nos hablan de La Guajira, resulta un común denominador tener la idea de sequía, escasez de agua, fenómeno...

Buscando al Masterchef vallenato

Buscando al Masterchef vallenato

Con cierta razón, la respuesta  a quienes visitan Valledupar y preguntan por el plato típico es dudosa. La verdad,  es una mezcla...

Lo más leído

El Balay, el toro inmortal de Don Arturo Cumplido

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Pablo Flórez: la voz cantante del porro cantado

Enoin Humanez Blanquicett | Música y folclor

Herencia española en la gastronomía de Latinoamérica

José Luis Hernández | Gastronomía

El machismo en las canciones vallenatas

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados