Opinión

Editorial: La fiesta del deporte

Redacción

06/08/2012 - 13:46

 

Cada 4 años, los juegos olímpicos reaparecen en el  horizonte mundial con su atuendo de doscientas naciones. El espectáculo es portentoso, lleno de colores, y en las instalaciones preparadas para la ocasión se reúnen más de 10000 atletas que aspiran al oro, pero de una manera distinta a esa carrera que marcó la historia del oeste estadounidense.

Aquí el esfuerzo es antes de todo personal. La preparación de los últimos doce meses, tanto física como mental, es crucial para sobrellevar la presencia de los mejores atletas del mundo y la presión mediática.

Desde esta óptica, los juegos olímpicos se convierten en la mayor consagración para un artista. Ganar una medalla es hacerse un espacio en la historia y la elite deportiva, aparecer en las estadísticas de una nación y ser destacado como un modelo para los jóvenes del país.

Los ganadores de los juegos olímpicos representan un ejemplo de sacrificio a nivel social. Han de saber mantener una constancia y mejorar paulatinamente dentro de ese esfuerzo rutinario sin nunca descuidar el poder de la mente y de la confianza.

Con todo esto, tenemos muy buenos ejemplos de superación en Colombia. La medalla de plata de Óscar Figueroa este año es uno de ellos y, para entender su esfuerzo de realización, sólo basta recordar la dura experiencia de las olimpiadas del 2008, cuando el atleta debió abandonar por culpa de una lesión.

La concentración, el deseo de dar un final feliz a tanto trabajo, la necesidad de sorprenderse hicieron lo que ya todos conocemos: Oscar inscribió su nombre entre los mejores del mundo y dio un significado a tanto tiempo de sacrificio.

Pero no nos quedemos solamente en el ámbito personal porque, si es cierto que las olimpiadas son una muestra de los sueños que podemos lograr, para los Estados que participan y/o las organizan es también una forma de ganar exposición e influencia.

Desde esa perspectiva, los juegos de Londres 2012 llegan en un momento clave para Gran Bretaña. La nación europea trata de reafirmar su liderazgo en unos tiempos de redefinición completa del escenario geopolítico.

Pero más allá de esta fácil constatación, miremos quienes de los países lideran el medallero este año y descubriremos a los países que más dinero gastan en programas de formación e infraestructuras deportivas: Estados Unidos, China, Gran Bretaña, Corea del Sur y Francia.

Entre los países latinoamericanos despuntan Cuba y mucho más lejos Brasil. Esto se debe también a claras priorizaciones en materia de formación y elección de los deportes a desarrollar.

La dirección queda claramente marcada para el futuro: si Colombia quiere aspirar a estar entre las naciones deportistas y ganar un mayor número de medallas, tiene que invertir en espacios de entrenamiento y formadores.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: Muerte de un mural

Editorial: Muerte de un mural

  ¿Hay algo peor que ignorar o herir un artista en vida? Sí: borrar su obra después de muerto. La fatídica noticia de la desapa...

Zazare es la paleta, Zazare es el color

Zazare es la paleta, Zazare es el color

"Zazare" solían llamar nuestros ancestros chimilas al Cesar, por apacible, de aguas calmadas y tranquilas. Su territorio era sobreabun...

En la máquina del tiempo

En la máquina del tiempo

  Viajando con otros paisanos desde mi pueblo hacia la capital del departamento, una de las pasajeras puso la conversación en el p...

Reducción de la dotación de los premios Nobel: ¿Crisis o mala gestión?

Reducción de la dotación de los premios Nobel: ¿Crisis o mala gestión?

En los dos últimos años un gran número de concursos literarios han visto cómo la dotación de sus premios disminuía significativam...

Valledupar, del blanco colonial al naranja actual

Valledupar, del blanco colonial al naranja actual

  Si usted, amigo lector, está en Valledupar en su cumpleaños 469, ni se le ocurra meterse a Wikipedia para saber algo de su histor...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

Las sentencias del doctor Panzza

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube