Opinión

La palabra sagrada vallenata

Jorge Nain Ruiz

09/03/2018 - 05:15

 

Consuelo Araujo y su trilogía vallenata / Foto: archivo PanoramaCultural.com.co

 

Nosotros, los nacidos en la bella región del Valle de Upar, que no es solamente la ciudad que lleva ese nombre, sino un vasto territorio que abarca gran parte de La Guajira, el norte y centro del Cesar, y algunos municipios del Magdalena, tenemos en nuestro acervo cultural no solo la gloriosa música vallenata, sino también un legado lingüístico de inconmensurables proporciones al que he querido hacerle un homenaje en esta columna, apoyado en el Lexicón Vallenato, obra investigativa de Consuelo Araujonoguera, publicada por el Instituto Caro y Cuervo en el año 1994, y que después de muchos años, mantiene absoluta vigencia.

Aquellos que llevamos años de vivir fuera de esa hermosa tierra, y que, por falta de escucha, vemos disminuido el acento y la entonación que le damos a los modismos empleados en ‘El Valle’, a cada momento escuchamos cómo gente de otras partes del país nos piden que les hablemos con nuestro bonito dialecto y con nuestras palabras, así nos toque explicarles luego el significado de ellas en la región.

Aquí, algunos ejemplos:

Aguaitar: Ver. Mirar. Observar. Aguáitalo con las altanerías que anda.

Arrimuescos: Remilgos. Ademanes. Ese muchacho desde que anda con esa pelaita carga muchos arrimuescos.

Bololó: Escandalo. Pleito. Lio. Anoche estábamos en la fiesta y se ha armado un bololó de padre nuestro y señor mío.

Cambambero: Novelero. Ese pelao si es cambambero.

Conduerma: Obstinación. Fastidio. Importunación. Ya empezó esta mujer con su conduerma.

Embojotarse: pelear. Irse a las manos. Ellos estaban discutiendo cuando vimos fue que se embojataron.

Flequetiar: Moverse con coqueteo. Escalona le regaló un corte blanco a la vieja Sara “pa’ que haga un traje bonito y flequetee por El Plan”.

Fregantina: Molestia. Necedad. Dile a ese muchacho que se deje de tanta fregantina.

Flojazo: Perezoso en extremo. Ese si es mucho flojazo, se la pasa es tirao en la hamaca.

Guindarejo: Pendientes. Collares. La hija de Chava carga ahora es un poco de guindarejos.

Jarocho: Alegre. Coqueto. Despierto. Ese Euro si es hombrecito jarocho en la vida.

Mandarria: Fuerza. Capacidad física. Dejá que esa caja la suba Juancho, que ese si tiene mandarria.

Ninguniar: Subestimar o no tener en cuenta. A mí ninguno me viene a ninguniá.

Nomejoñe: Disgusto. Rabia. Déjate de vení a jodé, nomejoñe.

Pastelero: Que cambia fácilmente de partido político. Ahora en el Valle si hay pasteleros.

Pencazo: Fuetazo. Latigazo. Dile a ese muchacho que se quede quieto, que le voy a pegá un pencazo.

Pingarria: Fastidio. Aburrimiento.

Tenía otro poco de palabras vallenatas para ustedes hoy, pero mejor dejo así. La verdad es que me dio mucha pingarria y me voy a flequetear por el centro de la capital del país. Los invito a leer El Lexicón, gran embeleco de ‘La Cacica’.

 

Jorge Nain Ruiz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: las viñetas de Mahoma y la libertad de expresión

Editorial: las viñetas de Mahoma y la libertad de expresión

En estos últimos días, la polémica causada por una película titulada “La inocencia de los musulmanes” y  la publicación de un...

De la idoneidad de nuestros congresistas

De la idoneidad de nuestros congresistas

  Para el día 11 de marzo de 2018 se tiene prevista la realización de los comicios legislativos en Colombia, una de las muestras ...

Adiós al último Juglar

Adiós al último Juglar

Hace casi cuatro años escribí un artículo que titulé “El último juglar", y expliqué en él por qué no se le puede llamar jugla...

Alejo es y será por siempre de El Paso

Alejo es y será por siempre de El Paso

He leído recientemente un artículo publicado en el diario El Heraldo, en el cual se afirma que algunos personajes del Municipio de El...

Sí o No, la fantasmagórica opción

Sí o No, la fantasmagórica opción

“Sí y No son palabras cortas pero muy fuertes, la mayoría de nuestros problemas son por decir Sí demasiado rápido y No demasiado ...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube