Opinión

Editorial: Muerte de un mural

Redacción

12/03/2018 - 06:40

 

El "antes y después" de la fachada del Concejo de Valledupar. Desaparición del mural "Valledupar, Tierra de Dioses"

 

¿Hay algo peor que ignorar o herir un artista en vida? Sí: borrar su obra después de muerto. La fatídica noticia de la desaparición del mural “Valledupar, tierra de Dioses”, del pintor Germán Piedrahita, y realizado en 1990 en la fachada del Concejo de Valledupar, generó un gran malestar el pasado fin de semana en la capital del Cesar.

La indignación fue notable en las redes sociales, donde se llegó a hablar del desprecio a la memoria de un artista que lo dio todo por su ciudad de adopción, y sin embargo, la muerte de este mural significa mucho más que una ofensa al legado de un artista.

La súbita desaparición del mural “Valledupar, tierra de Dioses”, sin más explicaciones que un acto vandálico realizado con brocha gorda y pintura blanca, representa, por encima de todo, la desafección que mantiene la capital del Cesar con su historia, con su patrimonio, con los que narran su historia, con los que más la quieren.

Ya no se observa un solo rastro de la creación artística en la fachada del Consejo. Es el silenciamiento de la memoria, de los símbolos de una Cultura. Un acto desconsiderado, y hostil en pleno centro histórico de la ciudad, una ofensa para todos aquellos que buscan la protección del patrimonio, pero también un atentado a la convivencia.

Mucho más que un mural, esta obra de Germán Piedrahita era una de las pocas representaciones de la historia de Valledupar desde los símbolos de su folclor en el centro histórico. El golpe a la Cultura, todavía sin explicar por la administración municipal, recuerda otra desaparición importante: la de la sala de exposiciones en la Biblioteca departamental hace unos años.

Querido Mural. Querido Germán. Que en Paz descansen.

 

PanoramaCultural.com.co

3 Comentarios


Angela Betancourt 13-03-2018 12:12 AM

Gracias por la nota. Aprecio mucho el apoyo y reconocimiento en vida y postumo de la obra de mi papá. APB

Angela Betancourt 13-03-2018 12:12 AM

Gracias por la nota. Aprecio mucho el apoyo y reconocimiento en vida y postumo de la obra de mi papá. APB

Jairo Tapia Salamanca (T001475) 15-03-2018 11:50 AM

Envío un escrito alusivo: Infame decisión, que aspiro sea honra para ese gran amigo que fue Germán y su familia. Jairo Tapia Tiejen

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Agua pasó por aquí

Agua pasó por aquí

El cabildo abierto que ha convocado el concejo de Valledupar para discutir la crisis del agua potable es una magnífica oportunidad par...

Obituario: Lolita Acosta Maestre

Obituario: Lolita Acosta Maestre

Nunca será fácil despedir a los amigos. Sobre todo si se trata de la despedida que define el inexorable destino al que estamos aboc...

La gramática de la arquitectura

La gramática de la arquitectura

He aquí la impresión del que fue mi evento preferido durante los días del Hay Festival Cartagena de Indias. Algún lector se pregunt...

Literatos muertos, literatura viva

Literatos muertos, literatura viva

En esta soledad de 365 días, un 17 de abril, la muerte hizo de las suyas dejando la crónica anunciada de su muerte y una hojarasca de...

No voy a Patillal

No voy a Patillal

Esta columna la hubiese podido titular más bien “Me voy pa´ Patillal “ y en contraposición al gran Armando Zabaleta, cuando se...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Arqueología e historia en Michel Foucault

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

Animar a leer

Consuelo Gallego Tabernero | Literatura

El Merengue en Colombia

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Ovejea: una invitación a gozarse la música de gaitas

Iván José Arrázola Merlano   | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados