Opinión

Fallas del Sistema Electoral colombiano

Camilo Pinto Morón

26/03/2018 - 07:00

 

El pasado 11 de marzo tuve la responsabilidad de ser jurado en las elecciones legislativas y consultas interpartidistas que se llevaron a cabo ese día. Ser jurado de votación es un trabajo extenuante el cual requiere de mucha disposición, resistencia y concentración. Dicha labor, en especial a quienes nos interesa todo lo correspondiente al funcionamiento del Estado y, en general, la vida pública nacional, permite identificar ciertas inconsistencias en nuestro sistema electoral, específicamente en los niveles de pedagogía, practicidad y apoyo institucional.

Comencemos por los tarjetones. Observé en mucho de los ciudadanos que votaron en mi mesa algunos inconvenientes a la hora de encontrar a sus candidatos. Los tarjetones que se usaron son incomodos, desde el tamaño de la cartilla, hasta la manera en que están ubicados los candidatos y partidos. Diseñadores gráficos y conocedores del tema han advertido que sí es posible darle toques de holgura a las tarjetas electorales, sin duda, es uno de los puntos a mejorar lo más pronto posible.

Otro tema que estuvo bastante complejo fue el de las consultas, elecciones que eran rogadas ya que por su naturaleza no se encuentran diseñadas para que todos los colombianos la voten, se supone que sólo lo harán quienes de una u otra forma se sientan identificados con los candidatos o hagan parte oficialmente de las colectividades políticas en contienda. Muchos ciudadanos no entendieron tal carácter rogado, hubo insultos y regaños de por medio contra los jurados de mi mesa. Allí faltó pedagogía por parte de la Registraduría Nacional del Estado Civil, que debió combatir todo tipo de desinformación y brindar la mayor claridad posible.

Por otra parte, uno de los grandes problemas fueron las noticias falsas (Fake News) que venían circulando por las redes sociales tiempo atrás. En mi mesa, por ejemplo, llegaron varias veces exigiendo tarjetones para votar una consulta contra los corruptos y otras para bajarles el salario a los congresistas. Personalmente me tocó lidiar con un ciudadano que llegó al punto de insinuar que yo era un patrocinador de la corrupción, todo por hacer mi trabajo y brindarle la pedagogía correspondiente.

La Registraduría tiene muchos retos por delante. Lo de los tarjetones de ‘La Gran Consulta por Colombia’ no puede volver a ocurrir. Para que el Sistema Electoral funcione adecuadamente debe haber una buen andamiaje institucional, un capital humano competente. El pasado 11 de marzo, en mi caso, hubo mucha ineptitud y poca ayuda por parte de los delegados. Sin rigor y compromiso, todo se complica.

 

Camilo Pinto Morón 

Sobre el autor

Camilo Pinto Morón

Camilo Pinto Morón

Letras & Opinión

Camilo A. Pinto Morón, estudiante de Derecho de la Universidad de Santander, estudio leyes porque "pertenece a ese orden de cosas que se comprenden mejor cuando no se definen" - Levy Ullmann. Columnista de opinión en PanoramaCultural.com.co, el diario El Pilón, y Con la Oreja Roja. Fiel creyente de un oficio de opinar en serio, respetuoso, objetivo y responsable.

@camilopintom

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Vamos ganando

Vamos ganando

  Por donde comenzamos. Ni idea, pero vamos ganando. Estamos en la época de la posverdad y mentir o disimularlo es nuestra defensa...

Ciudad cultural

Ciudad cultural

Sin duda alguna, la cultura es un instrumento de transformación individual, social y económica. En este sentido, la Declaración de...

¿Y cómo está el Parque de la Leyenda?

¿Y cómo está el Parque de la Leyenda?

Cuando faltan menos de cincuenta días para que empiecen a sonar los acordeones en la ‘Capital Mundial del Vallenato’, me asaltan l...

Con movilización democrática, Valledupar tendrá arreglo

Con movilización democrática, Valledupar tendrá arreglo

  Valledupar es una ciudad con mucho valor al encontrarse a orillas del río Guatapurí y en una posición geográfica privilegiada e...

La Paz, bajo guerra psicológica

La Paz, bajo guerra psicológica

La inmensa mayoría de los colombianos celebramos los avances del proceso de paz, soñamos con el desescalonamiento del conflicto arm...

Lo más leído

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

La casa de mi abuela

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Las tres derrotas de Álvaro Gómez Hurtado

Eddie José Dániels García | Opinión

La lectura, según Roland Barthes

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados