Opinión

Semana Santa, propicia para diferenciar entre Semillas y Etiquetas

Yarime Lobo Baute

27/03/2018 - 06:20

 

La obra La batalla del Yo con Yo de Yarime Lobo Baute

 

Arrancó la Semana Santa en esta tierra macondiana, comenzó con el Domingo de apellido Ramos y finalizará con ese Domingo que apellidan Resurrección. Año tras año se celebra una y otra vez, y la fecha de la celebración es variable (entre marzo y abril, según el año) dependiendo siempre del comportamiento del calendario lunar. 

El Lunes le pasará el banderín al Martes y éste a su vez al Miércoles para a su vez entregárselo a los hermanos de apellido Santo y se nombran Jueves y Viernes quienes son los encargados de conmemorar la muerte de Cristo, para después delegarle a su primo Sábado Santo quien se encargará de la Sepultura de Cristo y así encomendar al señor Domingo de apellido Pascua quien se encargará de su Resurrección. Así las cosas, y viéndolo más allá de lo aparente, me zambullo en el más allá de lo literal y tradicional para irme al mundo figurativo y existencial: ¿Cuál es el motivo y razón de toda esta tradición que sostiene un milenario Sistema de Creencia? Y llegan dos palabras: Semillas y Etiquetas.

Crecí en medio de un bosque seco, sea monte o lote de engordar, lo que veían mis ojos era un valle, ése que dicen que es del Cacique Upar, con apariencia de huesos secos que sólo modificaban su estructura al llegar la temporada de lluvias que permitían el despertar de esos suelos de apariencia inerte. Aquel barrio de periferia que engalanaron con el nombre del Obispo Bueno de esos tiempos, Vicente Roig y Villalba me vio crecer y bien podría decir a boca llena que no en vano se dice que es de los niños el Reino de los Cielos, pues así llegué a este mundo como lo llegan otros niños: feliz y ligera, con una misión que cumplir que viene plantada cual semilla desde el vientre de mi madre. En ese barrio se contaban las casas que no llegaban al número de los dedos de las manos y los pies, cada casa tenía su jardín y su jardín revelaba la batalla de las semillas con las etiquetas.

La gran mayoría de vecinos optaban por el césped con apariencia de puercoespín, le dicen Rye Grass y su particularidad es que una vez aprieta la grama no hay lo que llaman “maleza”, “coquito” o “etiqueta” que valga. Otros vecinos, como el caso de la casa de Aroldo González, esposa e hijos optaban por la grama “dichondra” quien crecía contenta debajo de la sombra de los árboles, otros como el caso de las “hermanas Muñocitas” optaban por la grama que apodaban Bermuda a la que tenían que regar una y otra vez pues no toleran las sequias, de buena era la grama pues estas damas nunca se casaron y tiempo bien bueno el que le dedicaron para no dejar perder el verdecer.  Lo mágico de todos estos jardines es que su estado era directamente proporcional al estado de los habitantes de la casa y viceversa.

Mantener esos jardines era el equivalente a la vida misma de sus dueños, la batalla constante de no dejar secarlos y evitar que se parecieran a los valles de huesos secos que rodeaban el barrio, la necesidad de observarlos una y otra vez para identificar esa maleza que llamaban “coquito” que al extraerla revelaban una raíz tipo collar de cadeneta de donde pendían nudos a los que llamo Etiquetas.

Así venimos a este mundo, con semillas plantadas de lo alto en nuestro ser, llegamos siendo niños puros, pero en el trasegar al igual que los jardines nos enfrentamos a multiplicidad de etiquetas que provienen por arriba, por abajo, por todos lados, unas con el mejor de los deseos otras no tanto, pero todas juntas no pasan de ser eso: etiquetas que asfixian y distraen la posibilidad y dilatan los tiempos del florecimiento.

Yarime Lobo y Alfredo Vergel / Foto: archivo Yarime Lobo Lo complejo de las etiquetas es que son como la maleza que apodan “coquito”, se reproducen por montones gracias a los chismes y murmuraciones, unas son producidas por acciones inconscientes otras simplemente son con alevosía y premeditación, pero lo bueno del asunto es que se pueden extraer, son subsanables y borrables de la mano del mejor de los jardineros, cuando te sujetas a la esencia y valor de las semillas que traes en tu ser. Por más que las etiquetas te lleven a experimentar emociones como la ira, celos, rencor, contienda, envidia, borracheras que te producen sentimientos de fracaso, culpa y condenación el valor de tu semilla tiene raíces más robustas y profundas que producen sensaciones de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza y el dominio que te sujeta fuerte a la redención, restauración, perdón, cumplimiento de las promesas a través de un comienzo nuevo…

Para mi mundo personal, el sentido que tiene la Semana Santa es eso, recordarnos a lo que vino Cristo: a sujetar mediante tres grandes clavos en nuestra alma, vida y corazón, la esencia de lo que somos. Venimos del Creador de los cielos y la tierra, tenemos la Mente de Cristo, estamos llenos de sabiduría y venimos a cumplir un propósito y destino que esta plantado desde el vientre de nuestras madres, libramos una batalla interna, esa misma que se recrea en la Leyenda de Francisco el Hombre, la única manera de vencerla es sujetarnos fuertemente a la esencia de lo que somos y enfrentarla con las armas con que venimos dotados para hacerlo: Nuestros Talentos.

PD: Esta columna va dedicada a la Memoria de mi primo Alfredito Vergel Riaño, compañero de niñez y aventuras en ese barrio que nos vio crecer: Villalba, quien partiera de este mundo en la madrugada de un lunes santo.

Tu pureza, tu nobleza, tus silencios y conexiones con la madre naturaleza, tu ser de niño al que nunca renunciaste a pesar del bullicio y frenesí de esta atmósfera asfixiante. Tu amor de hijo, hermano, padre y esposo. Tu amor de primo. Gracias por decirte y despedirte de mí. Gracias infinitas, gracias por todo lo compartido, Alfred de mi alma. Que tu espíritu se encuentre y abrace con ese niño precioso al que llamaste Gian Marco. Descansa en la paz de esa Luz que nunca dejó de llamear en tu Alma.

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo

Sobre el autor

Yarime Lobo Baute

Yarime Lobo Baute

Obras son amores

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

@YarimeLobo

6 Comentarios


Yelithza Aramendiz Tatis 09-04-2018 03:21 AM

Excelente articulo, plasmas en tus letras la realidad de tu vida, todos los vallenatos tenemos los mismos episodios vividos pero con diferentes apellidos pero eso sí las mismas plantas, variedades de semillas y el infaltable mister coquito.Dios siga brindando a tu mente y tus manos la gracias de la inspiración y la poesía.Un abrazo macondiano.

Claudia Terra 09-04-2018 03:22 AM

Comadre, relatos interesantes, cada día conozco más de ti y ratifico la admiración por ese gran ser humano que eres.

Cecilia Molina 09-04-2018 03:22 AM

Hermoso relato

Eduardo Santos Ortega Vergara 09-04-2018 03:40 AM

La magia de tus escritos y el dulce placer de esa magia que envuelve el sentimiento noble que emana de tu corazón. Gratos recuerdos que dibujan la nostalgia de los seres queridos que te enseñaron a disfrutar de ellos. Gracias por compartirme esta nota y permitirme disfrutar de tu sentir mi apreciada Yarime Lobo Baute. Sólo Eso.

Martin Antonio Flye Moreno 01-05-2018 01:17 PM

Yarime Lobo Baute, pintora, architerca, Urbanista, bohemia y loca de ideas genial incomprendida, porqué no es Proféta en su Pueblo que deben apoyarlo más, en la Samaria la amamos y respetamos, son inmensamente grandes y bellas, todas sus obras son excelente, cada una en su tiempo, espacio y contexto, conozco su evolución de vieja datas en sus primas, pinturas, murales, pensamientos, sentimientos, proyecto, temperamento emprendedor, luchadora de convicción, política innata, le brotan letras, palabras, ideas, creatividad, pinturas, sensibilidad humana, social, económica, cultural, profesional. Concluyo en mí humilde opinión escoger una o Dos pinturas y murales de Yarime Lobo Baute, es cómo apuntarle en su cuerpo humano un brazo, una pierna, un dedo y demás o quitarle su Manta Guajira que es su Selló Personal y la idiosincrasia de su Pueblode la Guajira y Valduparense, éso así mocho deja cojo e incompleto su bella la colección, genio y figura hasta la Sepultura, a pesar que recuerdo por ahí en un pasádo no muy lejano me deben un Cuadro Viejito cómo yo pero son los mejores, apesar yo digo Cómo decía un Sabio: entré colores, autores, poesías, paisajes y mujeres no discuten sus Autores o cómo decía: Mí Maestro del alma Leandro Díaz ! Anochecera y Veremos cómo dijó un Ciego, Amaneció y Físicamente no vio, pero yo veo cómo pocós con los Ojos de más allá del alma y las inspiraciones de mis canciones siempre tocan el Corazón, produciendo un Señor Revolcón! Gracias por esa bella Amistad de Antaños, Felicidades, Éxitos y Bendiciones. Maflye.

Martin Antonio Flye Moreno 01-05-2018 01:18 PM

Cómo la Canción "Eres inmensamente Grande" y se queda uno cortó de la palabras para describir la Bohemia de Yarime Lobo Baute, qué toda su vida es una Alegría con sus altibajos, que siempre han sido más alto su genialidades y locura. Maflye.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Transporte público incluyente para Valledupar

Transporte público incluyente para Valledupar

  Valledupar es un territorio que debe ser proyectado y construido bajo una perspectiva cada vez más incluyente, democrática, solid...

Debate de quinta

Debate de quinta

  Ya se acerca la época de elecciones y con ella las malas prácticas que lamentablemente le son propias. Por estos días es posib...

Valledupar necesita de su nueva generación

Valledupar necesita de su nueva generación

A finales del mes de agosto, el Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales (CESORE), en cabeza de Fernando Herrera Araújo y Juan...

Editorial: Primeras conclusiones de un evento internacional

Editorial: Primeras conclusiones de un evento internacional

El Primero de Mayo es, antes de todo, conocido como el día internacional de los trabajadores. Un día en el que se felicita a todos lo...

Editorial: El espíritu navideño como nuevo inicio

Editorial: El espíritu navideño como nuevo inicio

Tras un año colmado de retos y acontecimientos, el mes de diciembre representa el fin de un ciclo. Un momento de celebración en famil...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Los asaltos del Carnaval Popular de Barranquilla

José Bejarano Pérez | Música y folclor

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

La estancia de Altos del Rosario, Bolívar

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube